Puerto Rico: el gobernador Rosselló anunció un plebiscito para desvincularse de Estados Unidos

Rosselló anuncia un acuerdo para celebrar un nuevo plebiscito de status

Justo antes del reinicio de su campaña política para las elecciones generales del 2020, el gobernador Ricardo Rosselló Nevares nuevamente elevó el tema del status al anunciar este miércoles que acordó con la conferencia legislativa del Partido Nuevo Progresista legislar para la celebración de un nuevo plebiscito.

Específicamente, el gobernador indicó que respalda que los electores se expresen a favor o en contra de la anexión de Puerto Rico como un estado de los Estados Unidos.

Rosselló Nevares indicó que buscarán que la consulta se lleve a cabo en o antes de las elecciones generales del 2020 y que sería un evento para el que procurarán la asignación de fondos que en el 2014 hizo el entonces presidente Barack Obama. El uso de este dinero requeriría una consulta con el Departamento de Justicia estadounidense sobre la papeleta y las opciones de status que sean traídas ante la consideración de los electores.

“Es un compromiso a trabajar con un proceso vinculante, determinante, que le ponga punto final (al tema del status político). Estoy de acuerdo a un proceso estadidad sí o no y vamos a procurar un proyecto para usar los recursos del 2014. La idea es hacer eso antes de noviembre de 2020”, dijo el gobernador tras reunirse con la conferencia legislativa en el Centro de Convenciones de Puerto Rico en Miramar. Este domingo, precisamente en las inmediaciones del Centro de Convenciones, el gobernador celebrará una actividad política titulada “Visión 2020″ en la que se anticipa oficializará sus aspiraciones a la reelección.

La agenda legislativa

Por otro lado, el gobernador informó que, como parte de la discusión con los legisladores de la mayoría novoprogresista, se acordaron aspectos asociados a la legislación que crearía a nivel local unos beneficios contributivos similares a los que el gobierno federal provee bajo el programa Zonas de Oportunidad.

Del mismo modo, se discutió la propuesta de Rosselló Nevares de crear un Código de Incentivos, iniciativa que lleva en el tintero capitalino desde el año pasado sin pasar a votación. Del mismo modo, se contestaron preguntas de los legisladores sobre el proyecto que busca regular la publicación de datos y documentos públicos por parte del gobierno.

El ejecutivorelató, además, que durante la reunión con los legisladores novoprogresistas se habló de los esfuerzos que se han hecho en la capital estadounidense procurando más fondos de beneficencia para las personas con escasos recursos económicos, para el Plan de Salud del Gobierno y sobre una enmienda que podría aumentar la cantidad de recursos de reconstrucción que la Agencia Federal de Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) destina para Puerto Rico.

Sobre esto último, Rosselló Nevares indicó que estuvieron buscando el apoyo de congresistas a una enmienda que básicamente obligaría a que en los procesos de reconstrucción FEMA no tomen en consideración el estado en que se encontraba la infraestructura puertorriqueña previo al azote de los huracanes Irma y María en el 2017.

El Nuevo Día


Rosselló buscará realizar otra consulta de estatus en o antes de noviembre del 2020

De cara a su presentación “Visión 2020” para comenzar su campaña de reelección, el gobernador Ricardo Rosselló Nevares tocó la médula del Partido Nuevo Progresista (PNP) y anunció hoy que buscará realizar una nueva consulta de estatus en lo que lleva de cuatrienio, pero que esta vez sí sea vinculante y cuente con el aval del Congreso y el Departamento de Justicia federal.

Bajo esta administración ya se realizó un plebiscito el 16 de junio de 2017 bajo la Ley para la Descolonización Inmediata de Puerto Rico a costo de unos $7.2 millones y en el cual solo participó el 23.23% de los electores aptos para votar.

Curiosamente, bajo la gobernación de su padre, Pedro Rosselló González, se celebraron en Puerto Rico dos consultas en las cuales la estatidad perdió, primero ante el Estado Libre Asociado y luego ante la opción “Ninguna de las anteriores”.

En torno a este nuevo plebiscito de estatus Rosselló señaló que buscan lograr “un proceso vinculante, determinante, que ponga punto final a la situación colonial”.

El gobernador –que está de acuerdo con que la elección sea “Estadidad Sí o No”– intentará que esta consulta popular se lleve a cabo en o antes de las elecciones generales del 2020.

Además, el primer ejecutivo sostuvo que para el evento pedirán una asignación de fondos federales que realizó Barack Obama en 2014 y que requeriría que Justicia federal apruebe la papeleta y las opciones que se le presentarán a los electores.

Así lo anunció el gobernador tras llegar a un acuerdo con la Conferencia Legislativa del PNP en una reunión sostenida esta tarde en el Centro de Convenciones Pedro Rosselló González en Miramar.

Los otros 5 plebiscitos

En el plebiscito de 2017, la estadidad obtuvo su segunda victoria en estos procesos, pero obtuvo una de las más bajas cantidades de votos reflejada en su historia.

Fue favorecida por 508,862 votos, lo que representó en esa elección el 97%. Sin embargo, esos votos constituyen el 22.5% de todas las personas que pueden votar en Puerto Rico, que en ese entonces eran un total de 2,260,804.

En el plebiscito de 1967, el primero en la historia del archipiélago borincano y el único bajo una administración del Partido Popular Democrático (PPD), la estadidad obtuvo 274,312 votos, el 39%, llegando por debajo del Estado Libre Asociado (ELA) que logró 424,132 adeptos para quedarse con el 60%. La independencia obtuvo 4,248.

En el plebiscito de 1993, bajo el primer mandato de Pedro Rosselló, el ELA ganó con 826,326 votos con un 49% frente a 788,296 de la estadidad para un 46%. Mientras, 75,620 personas votaron por la independencia.

En el 1998, nuevamente con Rosselló al timón, la estadidad perdió al obtener 728,157 votos, o el 47%, esto frente a la llamada quinta columna de “Ninguna de las anteriores” que fue la alternativa que acogió el PPD en la primera presidencia de Aníbal Acevedo Vilá, que obtuvo 787,900 votos.

Ya en el 2012, en un proceso donde hubo 498,604 papeletas en blanco, la estadidad ganó con 834,191 votos sobre el ELA que fue escogido por 454,768 personas, mientras la independencia sacó 74,895.

Primera Hora


VOLVER