Apagón en Venezuela: Maduro denuncia que el sistema eléctrico “ha sido objeto de múltiples ataques cibernéticos”

Presidente Maduro: Se realizan grandes esfuerzos para en las próximas horas restaurar el servicio eléctrico de forma definitiva

El presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro Moros, a través de su cuenta twitter informó que se realizan grandes esfuerzos para, en las próximas horas, restaurar el servicio eléctrico de forma estable y definitiva.

“El Sistema Eléctrico Nacional ha sido objeto de múltiples ataques cibernéticos que ocasionaron su caída y han impedido los intentos de reconexión nacional”, indicó el mandatario nacional en la red social.

“El imperio de los EE.UU., una vez más, subestima la conciencia y determinación del pueblo venezolano. Les aseguro, que cada intento de agresión imperial se encontrará con una respuesta contundente de las y los patriotas que amamos y defendemos, con valentía, nuestra Patria”, escribió el 9 de mazo en su cuenta twitter @NicolasMaduro .

Un nuevo ataque al sistema eléctrico de Venezuela fue denunciado en la tarde de este jueves por el Gobierno Bolivariano, después que varios estados del país quedaran sin luz.

El ministro para la Comunicación y la Información, Jorge Rodríguez, señaló que el senador estadounidense Marco Rubio, uno de los más activos en la campaña para derrocar a la Revolución Bolivariana, se hizo eco de inmediato del atentado.

El sábado se reportó otro ataque cuando se había restituido la mayor parte de los daños.

En la mañana de este domingo varios estados venezolanos y zonas de Caracas volvían a tener el servicio de forma parcial.

La Radio del Sur


Ejecutivo anuncia suspensión de clases y actividades laborales este lunes

El vicepresidente sectorial para Comunicación, Cultura y Turismo, Jorge Rodríguez, anunció que las clases y la jornada laboral de este lunes quedan suspendidas en toda Venezuela.

A través de un contacto telefónico con el canal del Estado, VTV, Rodríguez explicó que “el presidente Nicolás Maduro ordenó suspender las actividades académicas, desde preescolar hasta educación universitaria, así como la jornada laboral y aprobó un despliegue de atención a todo el pueblo de Venezuela, a propósito del ataque al servicio eléctrico” en el país.

Agregó que ante el “ataque terrorista brutal” que sufrió el Sistema Eléctrico Nacional (SEN) es importante activar “la solidaridad entre los vecinos, entre los hermanos, las hermanas, los consejos comunales, las Ubch (Unidades de Batalla Hugo Chávez), nuestras milicias“.

El ministro afirmó, además, que actualmente existe un despliegue de todos los ministros, viceministros, directores de institutos y de hospitales para que haya “una atención permanente” a todo el pueblo de Venezuela.

Nervios de acero

Rodríguez llamó a los ciudadanos a tener “nervios de acero” durante las próximas horas. “Derrotaremos el ataque, lo derrotaremos. Lograremos que todo el pueblo de Venezuela recupere la tranquilidad afectada por esta acción criminal y egoísta porque no persigue otra cosa que los fines políticos de la extrema derecha venezolana y sus dueños”, expresó.

Las redes eléctricas venezolanas colapsaron el 7 de marzo a causa de una avería en El Guri, planta hidroeléctrica que proporciona el 80% del consumo de fluido de Venezuela, como consecuencia de un ataque informático al sistema de control automatizado de la central.

Últimas Noticias


¿Qué pasó con el apagón en Venezuela? claves del sabotaje

El ataque contra el sistema eléctrico en Venezuela, que por más de 24 horas afectó a un 70 por ciento de la población desde la tarde del 7 de marzo, fue un ataque sin distinción de gran envergadura en 18 estados de ese país, enfatizaron las autoridades.

¿Qué produjo el apagón nacional?

Fue atacado el control automatizado de regulación del sistema de la Central Hidroeléctrica Simón Bolívar, conocida también como El Guri. La planta de luz que abastece gran parte del territorio venezolano sufrió una agresión cibernética,; tres de los cinco generadores de respaldo fueron saboteados. Así lo informó el vicepresidente Sectorial de Comunicación, Turismo y Cultura de Venezuela, Jorge Rodríguez.

¿Quienes fueron los implicados?

Los autores pretendían dejar a Venezuela sin luz por varios días. Rodríguez precisó que uno de los implicados fue el senador de Estados Unidos (EE.UU.), por el estado de Florida, Marco Rubio, uno de los promotores de la intervención contra el país suramericano.

Según el vicepresidente de comunicación venezolano, en el ataque también estuvieron asociados el secretario estadounidense Mike Pompeo y el diputado opositor Juan Guaidó.

“ALERTA: Informes de un apagón completo en todo #Venezuela en este momento. 18 de los 23 estados y el distrito capital se enfrentan actualmente a apagones completos. Aeropuerto principal también sin energía y generadores de respaldo han fallado”, tuiteó el senador Marco Rubio desde #EEUU.

¿Cómo podía saber él que los generadores de respaldo habían fallado si la información no había sido dada aún por las autoridades?.

¿Ataque cibernético?

“Agredieron por vía de ataque cibernético el sistema de control automatizado Ardas”, explicó Jorge Rodríguez, quién precisó que “al atacar ese sistema, por protección las máquinas del Guri se paran”.

Asimismo indicó que se trata de un “cerebro electrónico computarizado” donde se regulan las 20 máquinas de la Central Hidroeléctrica, allí se puede evidenciar el aumento de tensión: para mayor carga eléctrica las máquinas aumentan la revolución y, viceversa, a mayor trabajo el sistema indica que debe haber una disminución.

¿Que hizo la población venezolana?

Frente a esta agresión, el presidente Nicolás Maduro llamó a la suspensión de las clases y de las jornadas laborales para el día viernes 8 de marzo. La población venezolana, de manera cívica y en calma, se mantuvo mayoritariamente en casa o se dirigió a plazas y parques cercanos a sus hogares. En Caracas, y pese a que el metro también se vio afectado por el ataque, muchos cuyas jornadas laborales no fueron suspendidas, llegaron a sus trabajos caminando o usando otro método de transporte, en una demostración de voluntad y resistencia ante “la agresión más brutal a la que ha sido sometido el pueblo de Venezuela en 200 años”, denunció Rodríguez.

Además, el presidente Maduro compartió en Twitter su admiración “al pueblo venezolano que resiste con gallardía este nuevo ataque de los enemigos de la Patria”.

Telesur


Grupo de Lima responsabiliza “exclusivamente a Maduro” del colapso del sistema eléctrico

El Grupo de Lima expresó este domingo su solidaridad con los venezolanos afectados por el apagón, y responsabilizó “exclusivamente al régimen ilegítimo de Nicolás Maduro del colapso del sistema eléctrico”.

A continuación el comunicado completo

Los Gobiernos de Argentina, Brasil, Canadá, Colombia, Costa Rica, Chile, Guatemala, Honduras, Panamá, Paraguay y Perú, miembros del Grupo de Lima, nos solidarizamos con los millones de venezolanos afectados por el apagón que se prolonga por más de 50 horas y que hasta el momento se ha cobrado 18 víctimas en hospitales y clínicas como consecuencia de la falta de suministro eléctrico, además de los innumerables percances en la vida diaria que se suman a las penurias que el pueblo venezolano viene sufriendo hace años. Esta situación no hace más que confirmar la existencia y magnitud de la crisis humanitaria que el régimen de Maduro se niega a reconocer.

Responsabilizamos exclusivamente al régimen ilegítimo de Maduro del colapso del sistema eléctrico venezolano.

Reiteramos nuestro apoyo al Presidente Encargado Juan Guaidó y a la Asamblea Nacional y ratificamos nuestro compromiso con el pueblo venezolano en su búsqueda de una solución a la crisis que afecta a su país. Sólo un gobierno legítimo surgido de elecciones libres y democráticas podrá llevar a cabo la reconstrucción de las instituciones, la infraestructura y la economía del país que los venezolanos necesitan para recuperar su dignidad, el ejercicio de las libertades cívicas y el respeto de sus derechos humanos tras años de desconocimiento y negación.

Sumarium


Así será la agenda del equipo enviado por Bachelet a Venezuela

Que Naciones Unidas se pronuncie con fuerza sobre las violaciones a los derechos humanos en Venezuela es el requerimiento que ha hecho no solo la oposición del régimen de Nicolás Maduro, sino que varios gobiernos, organizaciones y movimientos internacionales. Por esto, el anuncio que hizo la Oficina del Alto Comisionado del organismo internacional, referente a que un equipo técnico viajará al país a analizar las condiciones, fue recibido entre aplausos.

Será en medio de un prolongado corte de energía eléctrica- que tiene a casi todo el país sin suministro desde la tarde del pasado jueves y que ya ha cobrado la vida de al menos 17 personas que permanecían hospitalizadas- que este lunes 11 de marzo arribe a Caracas un staff de cinco profesionales de la oficina que lidera la expresidenta Michelle Bachelet, para evidenciar en terreno cuál es la situación en la que viven millones de venezolanos.

De acuerdo con el itinerario oficial, el grupo recorrerá diferentes localidades, contemplando entrevistarse con dirigentes gubernamentales, representantes de la Asamblea Nacional, con organizaciones de la sociedad civil y con víctimas del régimen. El inicio de las labores coincide con la sesión de emergencia que convocó el presidente encargado, Juan Guaidó, para que el Parlamento decida si aceptan decretar “estado de alarma nacional”, producto del corte eléctrico.

El objetivo de la misión de la ONU, como comunicaron desde la oficina, es despejar si ante un eventual viaje de la Alta Comisionada Michelle Bachelet, “obtendría acceso irrestricto a todas las personas y a todos los lugares que quisiera visitar, en aras a obtener una visión nítida de la situación de derechos humanos”. Además de esto, y debido a que la inspección se extenderá hasta el 22 de marzo, se espera que las observaciones que recojan puedan ser incluidas de manera preliminar en el informe que deberá presentar la exmandataria el miércoles 20 de marzo a partir de las 15.00 horas, según está establecido en el programa de la 40 sesión del Consejo de Derechos Humanos que tiene lugar en el Palacio de las Naciones, en Ginebra, Suiza.

Fuentes de Naciones Unidas confirmaron a PAUTA que el equipo que realizará el trabajo de campo en Venezuela está compuesto por profesionales de diferentes nacionalidades, con vasta experiencia en crisis registradas en países de África y Medio Oriente, y que incluye, por cierto, especialistas en América Latina. Hasta ahora, se les ha asegurado que tendrán acceso a los diferentes sectores que esperan recorrer. La fuentes consultadas recuerdan que en noviembre de 2018 se hizo público que Maduro invitó a la Alta Comisionada a recorrer la nación, por lo que ahora deberá responder a ello.

Si bien Bachelet ha asegurado que su oficina realiza un constante monitoreo de lo que ocurre en el país que se mantiene bajo el régimen chavista, con esta misión logrará tener una claridad presencial y protagónica del escenario. Tras recibir las recomendaciones, deberá precisar si viaja o no a la zona, definición en la que podría influir la autoridad a la que responde, el secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres. De todas formas, e incluso en el caso que decida no pisar territorio venezolano, entre el 24 de junio y el 12 de julio la Alta Comisionada tiene que presentar ante el Consejo el “informe exhaustivo” que le fue solicitado.

Las expectativas

La observación que hará la Oficina del Alto Comisionado tiene la misión de ser imparcial y de dar cuenta de lo que ocurre, por lo que la expectación es alta. El informe que deberá entregar Bachelet, además, puede dar pie a que se tomen acciones concretas en post de la protección de la ciudadanía. Por ejemplo, podría ser considerado en el examen que realiza la Corte Penal Internacional sobre Venezuela.

Esta situación es la que ha llevado al presidente encargado Juan Guaidó a recalcar que esta visita debe llevarse a cabo “sin ideologías”. Pidió que “vayan a los hospitales, que vayan a las morgues, que vayan a las escuelas, que vayan a cada uno de los sitios donde hoy Venezuela padece una emergencia humanitaria compleja”.

Mary Montesinos, coordinadora nacional de Voluntad Popular Capítulo Chile, explica a PAUTA, que las esperanzas en el partido son altas y que seguirán muy de cerca los pasos que darán los enviados, para así asegurarse que será una “comitiva imparcial” que visitará los “puntos neurálgicos de la crisis”, como supermercados, hospitales, calles y que lograrán entrevistarse con los presos políticos.

“Se ha notado cierta parcialidad desde Guterres hasta abajo, donde ellos dicen que no están para legitimar si hay o no un presidente. Se han demorado mucho en hacer pronunciamientos; entonces nosotros, en cuanto a la defensa de los derechos humanos, hemos notado una parcialidad que nos preocupa muchísimo y esperamos que esta comitiva, al constatar lo que dicen todos los informes que han recibido, cambie la postura que han tenido y se pongan del lado de la defensa de los derechos humanos”, emplaza.

Como Maduro será el encargado de abrirle paso a la comitiva, desde Voluntad Popular piden que los profesionales no acepten un recorrido guiado, sino que sean ellos quienes definan sus destinos, sin antes exponérselos al régimen, para impedir que se generen posibles montajes. Dicen que la suspicacia que el equipo pueda tener será clave para definir el éxito de la misión y de la Naciones Unidas en su conjunto. “Aquí está en juego la credibilidad de la ONU, no del régimen de Maduro, que ya está deslegitimizado. Los hechos están”, plantea Montesinos.

La oposición venezolana quiere ser protagonista durante esta misión, y tal como miembros de la Asamblea Nacional ha logrado tener reuniones con representantes de Naciones Unidas en Estados Unidos, esperan poder tomar contacto con los enviados en Venezuela y entregarles su sugerencia de agenda.

Lo que podrían encontrar

Fernanda Doz Costa, directora adjunta para las Américas de Amnistía Internacional, en entrevista con PAUTA, coincide en que la misión será fundamental para que la ONU sepa realmente lo que ocurre en Venezuela, dada la “guerra de versiones” que existe y lo “politizado y polarizado” del escenario.

El movimiento internacional del que forma parte sigue desde hace años la crisis venezolana, y con especial ahínco desde que ésta se ha agudizado. Además, en el mes de enero, cuando para ellos las manifestaciones comenzaron a tomar ribetes más violentos, decidieron enviar un equipo de seis personas que ha podido documentar y dar cuenta de la “grave crisis de derechos humanos”, por lo que serviría para graficar el ambiente con el que se encontrará la misión de la ONU.

Solo entre el 21 y el 25 de enero registraron 41 fallecidos por armas de fuego y 900 detenidos de forma arbitraria, muchos de ellos menores de edad y habitantes de sectores populares. Tienen registro de ejecuciones extrajudiciales en los estados de Lara, Yaracuy, Vargas y distintas localidades de Caracas. Hasta ahora, son 15 los casos que dicen tener ampliamente documentados para dar cuenta de la crisis. “Nos hemos encontrado con una política de represión del Estado”, comenta la investigadora.

A pesar de que se han entrevistado con víctimas, familiares y con diferentes sectores de la población, el equipo de Amnistía Internacional, cuenta Doz Costa, aún no ha podido acceder a lo que serían los centros clandestinos de detención que estarían bajo las órdenes del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin). Por esto, esperan que la misión enviada por la Alta Comisionada pueda, al menos, tener contacto con familiares de quienes estarían o que estuvieron retenidos, dada la gran cantidad de denuncias y testimonios de detenciones por razones políticas, torturas y malos tratos.

“La gente está muy asustada. La política de represión está organizada para que no se hable de esto, no se denuncie. Hay permanentes amenazas y vigilancias a las familias y a quienes han sido detenidos y luego liberados. Hay un clima de temor absoluto de cero confianza en las instituciones judiciales para denunciar estas situaciones. Es claramente una situación difícil, pero el personal técnico de la oficina de la Alta Comisionada está muy acostumbrado a operar en circunstancias difíciles”, concluye la directora adjunta.

Pauta