Chile: marcha del #8M en Valparaíso es reprimida por Carabineros

8M: Carabineros dispersa a mujeres que marchaban por Valparaíso

Carabineros dispersó a las mujeres que marchaban por el centro de Valparaíso, con motivó del 8M.

Todo comenzó cuando un pequeño grupo intentó pasar las vallas papales instaladas en avenida Francia, calle hasta donde estaba permitida la manifestación.

Posterior a eso, en el Parque Italia, Carabineros empleó el carro lanza agua y lanza gases en contra de las personas que protestaban.

Hasta el momento se desconoce cuántos detenidos hubo durante los incidentes.

Bio Bio


Fotos de la marcha en Valparaíso: “El feminismo es inclusión, respeto a la diversidad y futuro”

Este viernes 8 de marzo miles de personas, mujeres y hombres, trabajadoras y estudiantes, jóvenes y mayores, partieron desde la Plaza Sotomayor para participar masivamente en la huelga general feminista en este Día Internacional de los Derechos de la Mujer.

“Abajo el patriarcado que va a caer, arriba el feminismo que va a vencer”, “Alerta machista, que todo el territorio se vuelva feminista”, “Nos matan y nos violan, y nadie hace nada”,“No es no”: en un ambiente alegre, marcado por las batucadas, canciones y silbatos, las manifestantes gritan eslóganes antipatriarcales, saltan, aplauden con tremenda fuerza.

Todas juntas

Contestando al llamado de la Coordinadora 8 de Marzo, se reunieron en Valparaíso decenas de sindicatos, representantes de universidades, asociaciones, familias y grupos de amigos. Una madre con un cartel “el futuro es femenino” en el cochecito, la Junta Nacional de Jardines Infantiles Valparaíso, el Municipio, trabajadoras en paro de Viña, el Encuentro Permanente de Mujeres por la Salud, Trabajadoras de Justicia, la Fundación Daya Quilpué, el Frente Amplio de Mujeres de Izquierda Valparaíso, Mujeres en el Arte y tantas otras.

Demandas múltiples

“Ni soy histérica ni estoy menstruando, grito porque nos están matando”, cuenta el cartel de una estudiante. “No te silencie, denuncia, yo si te creo”, añade otra. Algunas manifestantes llevan testimonios de sus abusos o el nombre de victimas de femicidios en sus carteles. La marcha pasa por Esmeralda, hasta llegar en Anibal Pinto, continuar en Plaza Victoria y Pedro Montt y acabar en Parque Italia. “Cuando una mujer avanza, ningún hombre retrocede”, “Yo marcho por las que ya no están”, “Vivas nos queremos”, “Cantemos todos/as fuerte por si aparece el milagro del respeto entre los seres existentes”… Las demandas son múltiples, del aborto libre a una educación libre y no sexista, pasando por la lucha de clase, una prensa feminista, mas derechos para las migrantes y el fin de las violencias.

“Tengo esperanza en las mujeres”

Para Pia, estudiante en tercer año de educación diferencial, es muy importante “el tema de como funciona la ley antes de las violaciones, los abusos, los femicidios y el tema del aborto: yo no creo ser madre nunca en mi vida y estoy en mi derecho”. Nicol también es estudiante y para ella “va a costar muchos años para que se logre cambiar las mentalidades, estamos acá para también hacer presión antes el gobierno y hacer entender que nosotras las mujeres nos somos débiles”. Vivian, psicóloga, insiste en que “la pobreza se relaciona con el género femenino, al ser económicamente dependientes de un hombre, no logramos los derechos”. “También lo relaciono con el tema de la tierra, porque ni la tierra ni las mujeres somos territorio de conquista”, dice Bárbara. Algunos hombres vinieron también, entre ellos Pablo, estudiante en pedagogía en Playa Ancha. “Tenemos que apoyar a las chiquillas, echo de menos a los chiquillos, creo que todavía falta esta parte en la cual ellos entienden que esta cuestión es de los dos, de hombres y mujeres”. Javiera, estudiante, no tiene esperanza en la voluntad de los políticos, pero sí en las mujeres y su solidaridad.

“Sin miedo”

En Parque Italia hablan las voceras de la Coordinadora 8 de Marzo y de varias otras organizaciones feministas, para saludar a “todas las mujeres del mundo, que se pararon como nunca antes, para hacer presente nuestra lucha histórica, sin miedo al machismo, a la transfobia, a la homofobia, mostrando que somos diversas y que vamos a ocupar espacio y a organizarnos, decidir para nuestro cuerpo y luchar contra la precarizacion”.

“El feminismo es inclusión, el feminismo es respeto a la diversidad, el feminismo es futuro”. Así que la apuesta de una movilización pluralista parece ser un éxito, igual que el relevo está asegurado por una nueva generación de feministas. Trabajadoras, madres, estudiantes, lesbianas, anticapitalistas, migrantes, indigenas, funcionarias y docentes, todas guardan fuerzas para la otra convocatoria, a las 18 en Plaza Victoria y para todo el año, hasta el próximo 8 de marzo.

El Martutino


VOLVER