Contundente rechazo en las calles a las objeciones de Duque a los acuerdos de paz

Así protestaron las regiones en defensa de la ley estatutaria de la JEP

Cientos de colectivos sociales, ONG, sindicatos y grupos de la sociedad civil se dieron cita en las diferentes ciudades del país para pedirle al Gobierno Nacional que respete lo alcanzado en el acuerdo de La Habana con las Farc y se blinde la búsqueda de la paz.

En medio de pancartas y arengas, en algunos puntos se realizaron marchas, mientras que en otros hubo plantones, en los que la gente hizo un llamado para que no se ponga en riesgo el fin de más de medio siglo de conflicto armado.

Costa Caribe

Decenas de personas se dieron cita en la emblemática India Catalina, para mostrar su respaldo a la Jurisdicción Especial para la Paz y en rechazo a las seis objeciones que le hizo el presidente Iván Duque.

“Hemos defendido defender el espíritu de paz en el que hoy estamos luchando millones y millones de colombianos”, expresó Armando Córdoba, manifestante y militante del partido Alianza Verde.

Agregó que “esta concentración tiene como objetivo defender el mecanismo que nos permitirá mantener ese acuerdo de paz”.

Entre tanto en Barranquilla los sectores de la oposición marcharon desde el Parque Estercita Forero hasta la Plaza de la Paz, según ellos en defensa de la JEP.

“Estamos convocados en esta jornada en defensa de la JEP, porque la paz no se objeta, la paz se respeta. No queremos que el Gobierno acabe con el proceso de paz que se luchó por varios años”, dijo uno de los asistentes.

En la capital del Atlántico estuvieron presentes organizaciones y movimientos sociales que están a favor del proceso de paz y que se mostraron críticos con las objeciones que hizo Duque. Manifestaron que el actual gobierno “busca tumbar la paz”.

Así mismo, en el Parque Santander de Sincelejo se congregaron miembros de organizaciones sociales y de víctimas del departamento de Sucre para respaldar la Jurisdicción Especial para la Paz JEP.

Ingrid Vergara, del Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado, sostuvo que con el Plantón no se está apoyando a la guerrilla de las Farc, sino a la paz establecida a través de unos acuerdos firmados en La Habana.

Antioquia

Con velas y las linternas de sus celulares, los antioqueños se que reunieron en el Parque de los Deseos en Medellín y le exigieron al presidente Iván Duque que sea consecuente no ignore los riesgos que corren cientos de víctimas al desconocer seis de los puntos de la JEP.

Los manifestantes le recordaron al jefe de Estado que el apoyo a los acuerdos de paz se sintió con mayor contundencia en los lugares donde la violencia fue más cruel.

Los antioqueños también aprovecharon para pedir justicia en actos de corrupción que han escandalizado al país en los últimos meses y expresaron que por medio de los plantones y movilizaciones se está demostrando que Colombia necesita un cambio.

Caquetá, Meta y Santander

En el departamento del Caquetá, los promotores de la campaña en pro de la JEP organizaron una velatón desde las 6 de la tarde en la Plaza San Francisco de Florencia.

Camilo Escudero, integrante de Colombia Humana en el Caquetá, dijo que el encuentro busca expresar el malestar que hay en todos los sectores por las objeciones que hizo el presidente Iván Duque a varios artículos de la Jurisdicción Especial de Paz.

Agregó que seguirán haciendo protestas para exigir que el Gobierno Nacional respete lo pactado en el acuerdo de paz.

En Villavicencio las organizaciones sociales y Colombia Humana convocaron a movilizarse en defensa de la paz. Las centrales obreras con la vocería de Elkin Rodríguez, salieron desde la Plaza Los Libertadores.

Los organizadores de la movilización aseguraron que se defiende el proceso de paz y su soporte jurídico a través de la JEP.

Por otra parte, manifestando que el Gobierno Nacional debe apostarle a la vida y no a la guerra, un grupo de bumangueses adelantó un plantón en el centro de la ‘ciudad bonita’ para rechazar la decisión del presidente Duque respecto a la JEP.

“Estamos exigiéndole al Gobierno que deje el empeño que tiene de objetar la Ley Estatutaria de la Jurisdicción Especial para la Paz, porque la JEP no tiene como objetivo único juzgar a los guerrilleros, son otras cosas más que traerían beneficios para las víctimas del conflicto armado”, dijo Alfredo Valdivieso, organizador del plantón en la capital de Santander.

Los líderes de la actividad en Bucaramanga aprovecharon la protesta para brindar pedagogía sobre la importancia de la Jurisdicción Especial para la Paz para Colombia y exigirle al mandatario de los colombianos reconsiderar su decisión.

Valle del Cauca y Nariño

Con el slogan “marchemos por la paz”, organizaciones sociales, representantes de víctimas y miembros de los partidos de oposición en Pasto; se dieron cita en la Plaza de Nariño para rechazar las objeciones del gobierno Duque.

Los promotores de la movilización convocaron a un importante sector de la sociedad nariñense, entre los que se destacaron los estudiantes de la Universidad de Nariño, representantes del Polo Democrático y el Partido Verde.

Así mismo, una de las marchas más importantes del Valle del Cauca (además de Cali) se realizó en la ciudad de Tuluá; allí se desarrolló en completa calma la manifestación en defensa de los acuerdos de paz y de la JEP.

Este plantón fue convocado por diferentes centrales obreras y colectivos sociales, quienes decidieron reunirse en la Plaza Boyacá para pedirle al presidente Iván Duque reverse la decisión de objetar los artículos de la Justicia Especial para la Paz.

“El Presidente está poniendo en riesgo la separación de poderes en Colombia y con esto podríamos entrar a una dictadura, porque cuando objeta algo que ya la Corte ha avalado, está perjudicando el acuerdo de paz”, indicó Felipe Horta, líder social.

Entre tanto en Cali, el plantón en el que cerca de 500 personas exigieron se cumpla con cada uno de los artículos de la JEP, partió desde la plazoleta de San Francisco y recorrió las principales calles del centro de la ciudad, hacia el Bulevar del Río.

Marcos Calarcá, representante a la Cámara por el partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (Farc), expresó que las objeciones realizadas a la JEP por parte del Gobierno Nacional, van contra la paz.

“Esto es la expresión de los colombianos de apoyo a la paz, expresión de la preocupación que el gobierno ataque al acuerdo, que el gobierno ataque el proceso y ese ataque va dirigido inicialmente a la JEP, pero realmente es en contra de la paz”, dijo Calarcá.

Boyacá, Tolima y Risaralda

Masiva fue la manifestación que convocaron los colectivos sociales de Boyacá para respaldar la Justicia Especial para la Paz. Representantes de varios municipios del departamento se concentraron en la plazoleta San Francisco de la ciudad de Tunja, para rechazar las objeciones que el presidente Duque.

El líder social Pedro Pablo Salas dijo que las objeciones del Jefe de Estado afectan directamente los acuerdos firmados entre el gobierno y las Farc.

“Las objeciones lo que hacen es abrirle las posibilidades al Congreso para que vuelvan trisas los acuerdos y eso destruye la posibilidad de la paz”, indicó el defensor de derechos humanos.

En la Plaza Manuel Murillo Toro de Ibagué se concentraron los tolimenses para expresar su respaldo a la Jurisdicción Especial para la Paz y rechazar las objeciones hechas por el presidente Iván Duque a la Ley estatutaria.

Movimientos alternativos, ambientales, académicos, sociales y políticos se sumaron al plantón que se desarrolló sin alteraciones de orden público, en medio de arengas, pancartas y velas encendidas.

El mensaje de los ciudadanos ibaguereños al Congreso de la República es que se mantenga la ley estatutaria como se aprobó inicialmente y se de cumplimiento a lo que se pactó en La Habana, Cuba, entre el Gobierno Nacional y la extinta guerrilla de la Farc.

Entre tanto, en medio de una manifestación acompañada por la lluvia, militantes de partidos de oposición salieron a las calles de Pereira a exigir que el Gobierno Nacional no ponga más trabas a la Justicia Especial para la Paz.

También le puede interesar: Uribe buscará acuerdo en el Congreso sobre objeciones a la JEP

Juan Carlos Cardona, presidente de Sintraendes Pereira, indicó que “el pueblo en las calles desea que se firme la ley y por eso pide al gobierno escuchar a las bases ciudadanas para que de una vez se ponga fin a más de cincuenta años de guerra”.

RCNRadio


“La paz es un derecho de esta generación”: reclamo de los asistentes

La ciudadanía acudió al llamado de los estudiantes para marchar en defensa de la paz y de los acuerdos firmados entre la guerrilla de las Farc y el gobierno. Los distintos movimientos políticos se unieron para respaldar la iniciativa y manifestaron su anhelo de que el Congreso rechace las objeciones hechas por Iván Duque a la ley estatutaria de la JEP.

Semana


Vicepresidenta defiende objeciones a la estatutaria de la JEP y se va contra las marchas

Marta Lucía Ramírez señaló que, con las protestas convocadas para este lunes, se intenta poner al Gobierno contra la pared.

En lo que se podría considerar como una especie de “réplica” a la réplica que la oposición le hizo al Gobierno Nacional, la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez defendió en la tarde de este lunes las objeciones que el presidente Iván Duque Márquez le hizo a la ley estatutaria de la JEP.

El video, de 11:20 minutos, Ramírez señaló que la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) es un hecho que quedó contemplada en el Acuerdo de Paz con las Farc, pero que siempre se hicieron observaciones.

“Una de ellas tiene que ver con un delito tan grave como el reclutamiento de niños, que lo estamos viendo hoy todavía lamentablemente en nuestro país. Siempre fuimos críticos sobre la posibilidad de que el narcotráfico continuara siendo la fuente de financiación tanto de los que están en las disidencias de las Farc como de quienes están en el Eln u otro grupo”, expresó la vicepresidenta.

Aseguró que las objeciones que el presidente hizo no fueron pensadas para acabar con la JEP, sino para buscar “que construyamos consenso en el foro natural de la democracia” y negó que fuese cierto que se pretendía destruir la autonomía de los poderes públicos.

“No es cierto. Cuando se está pidiendo al Congreso que en su escenario analice estas objeciones de conveniencia para tratar de hacer algunos ajustes, nos permitiría finalmente cerrar esta polarización que hay en el país”, dijo Ramírez. Advirtió que, si el Congreso no estaba de acuerdo con alguna de las objeciones, esta se archiva y se continua con la firma de la ley. “Se pueden archivar parcialmente esas objeciones No es cierto que por estas el trámite completo de la ley se vaya a paralizar”.

En ese mismo sentido, Ramírez habló sobre las marchas que fueron convocadas para la tarde de este lunes en la que se espera que miles de ciudadanos salgan a las calles a respaldar a la JEP y a exigirle al Congreso que no tramite las objeciones del presidente.

Según Ramírez, la protesta de esta tarde tiene un trasfondo. “Con muchísimos argumentos se quiere llamar a la opinión pública a protestas, y esa protesta tiene un trasfondo. Mucha gente lo que quiere es colocar al Gobierno contra la pared (…) Soy partidaria de la protesta, del derecho ciudadano a manifestarse, pero no soy partidaria de que se utilice la confusión ciudadana para salir a generar una gran movilización que tiene por objeto poner al Gobierno contra la pared”.

Sobre las protestas en el Cauca

La vicepresidenta Ramírez también hizo referencia a la minga indígena que tiene lugar en el Cauca y que ha bloqueado la vía Panamericana desde hace más de seis días. Aseguró que el Gobierno sí ha hecho presencia, a través de la ministra del Interior, Nancy Patricia Gutiérrez, y varios viceministros que han llegado a ese departamento a discutir el componente indígena en el Plan Nacional de Desarrollo (PND).

“Ha habido presencia del Gobierno, lo que no ha habido es la irresponsabilidad de quienes estuvieron en el pasado, que firmaron acuerdos que sabían que no podían cumplir. Es muy fácil tirar el balón hacia adelante y dejar comprometido al gobierno siguiente. No somos responsables de los acuerdos que se firmaron en el pasado”, concluyó la funcionaria.

El Espectador


VOLVER