Colombia: gobernadores mediarán para el diálogo entre indígenas y el gobierno

Gobernadores mediarán diálogo entre Gobierno e indígenas del Cauca

Una puerta para restablecer el diálogo con los indígenas paeces del Cauca, abrió ayer el presidente Iván Duque, al autorizar a cuatro gobernadores a servir de puente con los nativos que desde hace más de una semana mantienen bloqueada la carretera Panamericana.

La decisión del mandatario, no obstante, no garantiza que se pueda abrir ese diálogo de inmediato, pues anoche había algunas posiciones encontradas entre varios de los líderes indígenas alrededor del tema.

Duque autorizó a los gobernadores del Valle, Dilian Francisca Toro; del Huila, Carlos Julio González; del Cauca; Óscar Campos y de Nariño, Camilo Romero, para que interpongan sus buenos oficios ante los indígenas, se suspendan las vías de hecho y se construya un camino de entendimiento.

El presidente Duque dijo que su gobierno sigue abierto al diálogo con los indígenas, pero que no va permitir que se siga acudiendo a las vías de hecho como el bloqueo de las vías.

Los paeces piden la presencia de Duque en el Cauca, pero el mandatario no dio muestras de tener planes inmediatos de ir al lugar.

Lo que sí recordó es que de acuerdo con la Constitución, “no se puede limitar la movilidad del pueblo colombiano” y dijo que “apelar a las vías de hecho le hace un enorme daño a la institucionalidad”.

La gobernadora del Valle dijo que tras la reunión, en la que también estuvo el fiscal Néstor Humberto Martínez, el presidente Duque autorizó que delegados del Gobierno se sienten a dialogar con los paeces.

Al término de la reunión con el Presidente, el gobernador del Huila reveló que la idea es instalar una mesa de alto nivel en la que ellos serán facilitadores a fin de definir una hoja de ruta sobre la inversión de los recursos que tiene el Gobierno Nacional para las comunidades nativas.

De acuerdo con el Presidente, en el plan de desarrollo hay un capítulo dedicado exclusivamente para las comunidades indígenas, en el cual se contemplan 10 billones de pesos para ellas.

“Por eso nuestra tarea será concertar una hoja de ruta sobre cuáles son sus prioridades y cómo se les va a cumplir”, dijo la gobernadora Dilian Francisca.
De todas maneras en la capital del país sigue generando preocupación el hecho de que los indígenas mantengan los bloqueos a la Panamericana, una carretera que es clave para todo el suroccidente del país.

Por eso en su declaración de ayer Duque insistió en la necesidad de ponerle fin a las vías de hecho, “que no contribuyen a la creación de confianza”.

El mandatario reiteró que es necesario el diálogo y por eso anunció que seguirá enviando delegados al Cauca “para propiciar una conversación clara”.

En ese sentido, incluso, recordó “los avances” que se han visto los últimos ocho meses en relación con los pueblos indígenas y contó que en el Cauca el Gobierno ha estado en “más de 14 oportunidades” dialogando con los paeces.

Apenas la semana pasada la ministra del Interior, Nancy Patricia Gutiérrez y su compañero de Agricultura, Andrés Valencia, intentaron entablar un diálogo con los indígenas, pero fueron chiflados y rechazados. Los paeces exigieron la presencia del Presidente.

El mismo 9 de agosto, dos días después de posesionarse, Duque se reunió en la Casa de Nariño con voceros de comunidades indígenas de todo el país.

“Estamos siempre dispuestos a escuchar a todas las minorías que hay en nuestro país, pero hacerlo apelando siempre al diálogo en el marco de la Constitución”, destacó Duque.

El gobernador González se mostró confiado en que este miércoles se pueda instalar la mesa de diálogo entre el Gobierno y los indígenas, con la mediación de los cuatro mandatarios seccionales. Anoche mismo los mandatarios iniciaron los contactos.

Posiciones encontradas

Sin embargo, esa mediación no estaba anoche del todo clara. El senador indígena Feliciano Valencia, un líder paez, dijo que “la minga no ha dicho que vayamos a mesas. Lo que necesitamos es que el Presidente venga a El Pital (en Caldono, Cauca) y nos diga que tiene 4,6 billones que pide la minga”, dijo el senador.

Pero no todos tienen la misma posición de Valencia. Jhoe Sauca, coordinador del Consejo Regional Indígena del Cauca (Cric), respondió que la comunidad indígena está abierta al diálogo con los gobernadores y con la delegación enviada por el Presidente, siempre y cuando se busque llegar a una concertación.

“La puerta está abierta al tema, siempre y cuando la finalidad se cumpla. El Gobierno tiene que dar garantías reales que lo que se haga en protocolo, se cumpla”, dijo el líder.

El dirigente dijo también que los planes de desarrollo deben ir enfocados desde la realidad de los territorios.

Agregó que siempre han tenido voluntad de concertación, pero que si realmente el Gobierno hubiera tenido esa intención de diálogo desde el principio, se hubiera evitado lo que está ocurriendo.

“El llamado al Gobierno Nacional es que la vía al diálogo está abierta. Si envían la Comisión, acá tenemos una Comisión política que está analizando los temas día a día, tenemos a nuestras autoridades, voceros de nuestras organizaciones, todos
Los indígenas presentaron un completo pliego de peticiones para el diálogo con el Gobierno, que incluye la defensa y garantía de la vida, los derechos humanos y la paz, así como para el desplazamiento de las comunidades en sus territorios.

También solicitan el fortalecimiento de sus autonomías y gobierno propio como indígenas y afrocolombianos y el reconocimiento del campesino como sujeto de derechos y recursos para salud, educación, y vías, entre otros.

Seis preguntas a Feliciano Valencia, senador y líder indígena del CaucaEste Gobierno dice que les está cumpliendo a los indígenas la promesa de 10 billones en el Plan Nacional de Desarrollo ¿por qué dicen que no les han cumplido?

Es verdad que el Gobierno ha estado hablando con las comunidades indígenas del Cauca. El viceministro del Interior, Juan Calros Soler, ha ido 14 veces. Se ha ido a conversar mucho, pero no se han concretado asuntos.

¿No les parece que los $ 10 billones en el PND es un cumplimiento?

Ese anuncio entusiasmó mucho. El problema es que esos 10 billones que van a poner en marcha el capítulo social indígena el Gobierno los recogió en un anexo, no en el articulado y no define cómo es que el Gobierno nos va a garantizar esos 10 billones, que son para 104 pueblos indígenas del país, no para los del Cauca.

¿No hay incumplimiento de los indígenas cuando el Gobierno destina $ 550.000 millones para el Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC), pero ahora, los del Cauca piden 3,6 billones?

En el capítulo especial indígenas, uno de los ejes es el componente de regiones y el Gobierno recogió el caso del Cauca. Pero la minga se puso a trabajar sobre el decreto 1811 de 2017, que es para el Cauca y que viene de un acuerdo de 1999, y eso nos suma 3,6 billones de pesos.

¿No es un incumplimiento cuando en pocos meses se pasa de unas necesidades de 550.000 millones a 3,6 billones?

Nosotros no tenemos esa información (de los 550.000 millones).

¿Cómo se explica que se pasa de 10 billones a 14,6 billones?

Como la minga no solo son indígenas, también son campesinos, afros, organizaciones sociales y colectivos de mujeres. Y su ejercicio presupuestal arroja 1 billón de pesos. Es decir, el piso presupuestal es de 14,6 billones.

¿Se van a reunir con la comisión que integran los gobernadores para acordar una hoja de ruta?

Hasta ahora no. La minga dice agradece los buenos oficios de los gobernadores, pero ya tiene una ruta de trabajo, unos planes de acción y unas comisiones de seguimiento. La discusión se agotó en 2017 y no queremos devolvernos. Necesitamos que Presidente diga les voy a cumplir de esta manera.

El Tiempo


Comunicado: Boletín de Derechos Humanos No. 23 18 de marzo de 2019 Departamento del Cauca, Municipio Suarez

Comunidades indígenas de Cerro Tijeras entre San Miguel – Asnazu del municipio de Suarez Cauca, denuncian violenta arremetida de fuerzas combinadas del Ejercito Nacional, el ESMAD y Policía nacional contra comuneros indígenas de #MingaSuroccidente.

Reportan fuerte agresión de parte de las fuerzas armadas del Estado Colombiano, quienes disparan gases lacrimógenos, proyectiles de armas “no letales”, y han utilizando armas de largo alcance con disparos tiro a tiro y ráfagas.

En este momento se reporta que posiblemente al menos hay un comunero herido.

La comunidad indígena esta dispersa y algunos reportan que están sitiados por fuerza pública.

Se exige al Gobierno Colombiano y a sus agentes armados de represión que cumplan con los estándares nacionales e internacionales que regulan el derecho fundamental a la protesta social y pacífica.

Tejido Defensa de la Vida y los DDHH de ACIN Chxab Wala Kiwe
Programa Defensa de la Vida y Los Derechos Humanos Consejo Regional Indígena del Cauca – CRIC
Red por la Vida y los Derechos Humanos del Cauca.
Red de Derechos Humanos “Francisco Isaías Cifuentes”

Comisión de Garantías y Derechos Humanos Minga Social por la Defensa de la Vida, el Territorio, la Democracia, la Justicia y la Paz.

#MingaSocialSuroccidente2019

CRIC


Organizaciones sociales y congresistas ratifican su apoyo a la minga en Cauca

En el Cauca, la minga que sostienen comunidades indígenas y organizaciones sociales ya cumple una semana, y la vía Panamericana permanece bloqueada por manifestantes que exigen la presencia del Gobierno en el territorio y el cumplimiento de acuerdos.

Este lunes, con una carta dirigida a Duque, movimientos sociales nacionales, más de 400 organizaciones de derechos humanos, 21 organizaciones internacionales, seis congresistas y por lo menos 900 civiles, ratificaron su apoyo a la minga.

“Son muy conocidas por la sociedad colombiana las condiciones de injusticia y militarización que viven estos pueblos en particular, mucho más evidentes que las de otros países para donde se ha querido distraer nuestra atención, por lo que la movilización pública que han emprendido desde el pasado 10 de marzo es innegablemente legítima”, reza una parte del documento.

Desde que comenzaron los bloqueos en cinco puntos del corredor vial, se han producido enfrentamientos entre indígenas y el Esmad, que dejan al menos 20 personas heridas. En la carta, las organizaciones también piden al Gobierno respetar el derecho a la protesta y rechazan las agresiones de la fuerza pública.

“Rechazamos por lo tanto el tratamiento militar que su Gobierno le está dando a la protesta campesina, negra e indígena, con un alto saldo de personas heridas, golpeadas y retenidas, además del asalto brutal al campamento de uno de los 5 puntos de concentración, en el que el Esmad quemó la totalidad de las carpas, con sus víveres, colchones y prendas de vestir, pertenecientes a las 150 familias ubicadas allí, en el corregimiento de El Cairo, en el municipio de Cajibío”, reseña el texto.

A través de la misiva, las organizaciones y firmantes piden también evitar la estigmatización de la minga y de los manifestantes: “Llamamos la atención además sobre la desinformación y estigmatización que se hace por parte de sus funcionarios públicos, al igual que en algunos medios de comunicación. La Minga Social nace y se desarrolla autónomamente en el seno de las comunidades, a través de ejercicios de decisión y organización propios. Es una irresponsabilidad total intentar justificar una reacción violenta contra ella a partir de señalamientos sobre manipulaciones ajenas a los intereses expresos de los pueblos del sur occidente”.

La respuesta de una posible visita y mesa de diálogo con los indígenas ha quedado en manos de ministros que abogaron en nombre del presidente Duque. La semana pasada, Nancy Patricia Gutiérrez, ministra de Interior, dijo públicamente que el primer mandatario no entablaría conversaciones con las comunidades hasta que el orden público fuera reestablecido y la vía Panamericana fuera desbloqueada.

Este sábado, Duque se pronunció al respecto y aseguró que “nosotros valoramos mucho a los pueblos indígenas y es la primera vez que hay un capítulo indígena en el Plan Nacional de Desarrollo. Este es un gobierno abierto siempre al diálogo y a la propuesta, pero lo que no podemos es validar vías de hecho”.

Por lo pronto, las comunidades ancestrales mantienen su posición y aseguran que no levantarán las protestas hasta que el presidente de la República haga presencia en el departamento.

El Espectador


VOLVER