Colombia: paro campesino en el Cauca lleva más de 10 días y el gobernador pide ayuda a Duque

Denuncian agresiones en paro campesino de Cauca

En la tarde de este 5 de marzo, a los 12 días de iniciarse el paro campesino en el departamento del Cauca, varias organizaciones y líderes de esta zona del país denunciaron agresiones contra los manifestantes.

Las organizaciones campesinas se encontraban realizando un bloqueo a la vía que conduce de Popayán, capital de Cauca, a la ciudad de Cali, cuando miembros del ESMAD y la Fuerza Pública se dispusieron a dispersarlos con gases lacrimógenos.

“Nos agredieron con Policía Militar y Ejército. Nos estamos reagrupando, pero el paro continúa”, señaló a KienyKe.com Nilson Liz Marín, presidente de la Asociación Nacional de Usuarios Campesinos de Colombia (ANUC).

Según Marín, durante los 12 días que completa la manifestación, han sido heridos más de veinte campesinos. “La semana pasada nos hirieron como a 16 compañeros y retuvieron a otros seis, hoy tenemos promedio de siete heridos y más o menos cinco detenidos”, señaló el presidente de la ANUC.

Según Marín, la principal razón para convocar el paro campesino en Cauca, fueron las constantes amenazas a la vida y los asesinatos de los líderes y miembros del departamento.

“Una de las peticiones claras son las garantías para la defensa de la vida, para generar una política pública de los derechos humanos y garantice la exigencia de nuestros derechos. Sin embargo, esta es la política pública, el ESMAD y la Fuerza Pública en contra de las exigencias de los derechos de los campesinos”, afirmó Marín a este medio.

El paro continuará de manera indefinida, hasta que se logre una concertación con el Gobierno Nacional para las necesidades de los campesinos del Cauca.

Según el Comando de Policía del departamento, las acciones de dispersión del Escuadrón Móvil Antidisturbios se originó luego de que los manifestantes lanzaran una sustancia aceitosa contra los uniformados y establecieran objetos cortopunzantes sobre la vía que conduce a Cali, a la altura del municipio de Cajibio.

“La Institución actuó como garante del restablecimiento del orden público, cuando este afecte los derechos y libre locomoción de la comunidad en general”, señaló la Policía del departamento.

Kien y Ke


Gobernador del Cauca pide al presidente Duque medidas para atender crisis en el departamento

El gobernador del Cauca, Óscar Rodrigo Campo Hurtado, envió una carta al presidente Iván Duque  para solicitar que se establezcan mesas de diálogo con miras a solucionar la crisis de seguridad y orden público del departamento  y evitar que se vuelvan a presentar disturbios y movilizaciones.

El documento fue enviado luego de que en la vía Panamericana, que comunica a los departamentos de Cauca y Valle, se registraran enfrentamientos entre manifestantes y la fuerza pública.

Para el gobernador es claro que la vía es una “arteria principal que dinamiza las economías de la región, pues comunica con Buenaventura y los principales centros de producción del Valle con el puente internacional de Rumichaca, así como la producción del departamento de Nariño”.

Asimismo, alertó que “están expuestos” a una próxima movilización convocada por las comunidades del Consejo Regional Indígena del Cauca, Cric, que dará inicio el domingo 10 de marzo.

“Lo que queremos es que el diálogo previo permita generar condiciones para que no se bloquee la vía por los manifestantes, entendiendo que la gente que no protesta, ni se manifiesta a través de las vías de hecho, tiene todo el derecho a que se le respete su libre tránsito y sobre todo, a que no se vea sitiada la ciudad de Popayán, como ha ocurrido en otras ocasiones”, señala el gobernador Romero.

Estas movilizaciones se han presentado a modo de reclamo y exigencia de las comunidades campesinas e indígenas del territorio hacia el gobierno nacional, pues aseguran que sus derechos civiles, políticos, económicos, sociales, culturales y de medio ambiente han sido olvidados y no son garantizados.

Cabe recordar que el 22 de febrero 12 organizaciones sociales – entre ellas el Cric, CRIHU, CRIDEC, CIMA, PUPSOC-Marcha Patriótica y la Red por la Vida y los Derechos Humanos del Cauca- firmaron otra carta dirigida al presidente Duque solicitándole un audiencia para el martes 12 de marzo en la vereda el Pital, en el municipio de Caldono.

“Este diálogo entre usted, como presidente de la República, y los procesos organizativos que suscribimos esta carta, se hace urgente e imprescindible, ya que estamos atravesando una crisis humanitaria y de no garantía y respeto por nuestros derechos”, reza una parte del escrito.

Las comunidades reiteran su apoyo al acuerdo de paz con las Farc y rechazan los efectos negativos del conflicto armado que han impactado al Cauca.

Los temas que serán tocados, en caso de que haya respuesta por parte del gobierno, serán la agenda legislativa, reconocimiento al campesinado como sujeto de derechos, situación de violencia sistemática, conflicto armado, sostenibilidad de los páramos e incumplimiento de los acuerdos firmados en procesos anteriores.

Por lo pronto y mientras se encuentran alternativas de diálogo, el paro regional indefinido que comenzó en el departamento el pasado 25 de febrero, continuará y las manifestaciones no cesarán, pues es un “método de exigibilidad implementado para impulsar una solución política al conflicto”.

El Espectador


Anuncian nuevo paro nacional de maestros

Nuevamente, el comité ejecutivo de la Federación Colombiana de Trabajadores de la Educación (Fecode), que agremia a más de 270.000 profesores de todo el país, convocó a un paro nacional de 48 horas, el 19 y el 20 de marzo.

Esta nueva jornada se suma a la que ya habían adelantado el pasado el 14 de febrero pasado y, según argumentan, está motivada en primer lugar como rechazo al Plan Nacional de Desarrollo planteado por el Gobierno.

“Los planteamientos de este documento son lesivos para la educación pública. Además de excluir los acuerdos firmados con Fecode, no garantiza los recursos necesarios para infraestructura, alimentación escolar, conectividad, transporte, cobertura, dotación y demás condiciones que necesitan los niños para su formación”, señalan.

En segundo lugar, los maestros reclaman “el derecho a la salud digna y con calidad de los docentes y sus familias, el cual continúa siendo vulnerado por las múltiples deficiencias en la prestación del servicio”.

Por otro lado, exigen el derecho constitucional a la libertad de cátedra en las instituciones educativas del país vulnerado, según afirman, por el proyecto de ley que cursa en la Cámara de Representantes “que plantea una ley de mordaza y persecución contra los docentes”.

Y por último, dicen que persisten las amenazas y la violencia contra los maestros, así como la falta de garantías para acceder a ascensos y reubicación salarial.

“El 19 de marzo, durante el paro, se desarrollarán asambleas informativas regionales y municipales y el 20 será la gran toma del Magisterio a Bogotá”, dice el comunicado firmado por la junta directiva del gremio.

El Tiempo