Colombia: pocos avances en el tercer día de diálogo entre el gobierno y la minga indígena

Indígenas del Cauca no ceden… y el Gobierno tampoco

Con hermetismo y sin mayores detalles transcurrió el tercer día de diálogos entre el Gobierno Nacional y los líderes de la minga indígena del Cauca, cuando se cumplen 14 días de paro.

La jornada estuvo marcada por serias diferencias entre ambas partes, pues mientras los indígenas no ceden ante su exigencia de la presencia del presidente Iván Duque en la zona, la ministra del Interior, Nancy Patricia Gutiérrez, insiste en que esa petición es imposible mientras se sigan usando las vías de hecho.

Mientras los voceros de la minga aseguran que quienes están sentados en la mesa no tienen poder de decisión, los camiones de carga continúan detenidos, sin alteraciones de orden público en la vía Panamericana.

Red+


Tensión en la vía a Buenaventura por minga indígena

Durante una media hora, el paso a la altura de Cisneros, en la vía entre Cali y Buenaventura, estuvo interrumpido este domingo.

Pero no fue por la concentración de indígenas en ese sitio del suroccidente vallecaucano, en apoyo a la minga indígena que se viene realizando desde hace 14 días en la vía Panamericana, en el norte del Cauca.

En ese paso de la carretera hacia Buenaventura, a poca distancia de la vereda Juntas, zona rural de Dagua, y donde el 21 de marzo una explosión cobró la vida de ocho personas, la interrupción obedeció a que los nativos llevaban en hombros a una de esas víctimas. Era Yeison Hernández Sanabria, un manifestante que iba a apoyar la movilización del domingo en la vía al puerto marítimo colombiano.

La caravana a pie se realizó porque el cementerio se encuentra al otro lado de la carretera, mientras que la concentración de indígenas continuó cerca de la calzada.

No obstante, algunos de los nativos dijeron que este lunes la concentración aumentará, pues, aunque se esperaban ayer a unos 5.000 aborígenes, debido al sepelio, el número se mantuvo reducido y fueron unas 1.000 personas.

Ese sepelio por la carretera se llevó a cabo en medio de la tensión por la presencia de uniformados de la Policía y del Escuadrón Antidisturbios, según la Organización Regional Indígena del Valle del Cauca (Orivac).

Cristian Rivera, consejero de Territorio y Medio Ambiente de la Orivac, dijo que la organización y demás manifestantes se sorprendieron de ver a la Fuerza Pública, luego de que le habían dado su promesa a la gobernadora del Valle del Cauca, Dilian Francisca Toro, de no generar ningún traumatismo en la movilidad del paso hacia Buenaventura, incluyendo ningún bloqueo como pasa en la Panamericana. Sin embargo, la Gobernación y la Policía indicaron que la presencia de las autoridades son parte de las medidas de precaución, inclusive para garantizar la misma seguridad a los participantes de la concentración en la vía Cali – Buenaventura.

El consejero Rivera dijo que este fin de semana la situación de tensión también estuvo marcada por la identificación de siete de los ocho cuerpos por parte del Instituto Nacional de Medicina Legal, en Cali. Además, la denuncia de familiares y amigos de Jhónatan Landines, estudiante de último semestre de arquitectura de la Universidad del Valle, quien sería la octava víctima de la explosión.

Investigadores de Medicina Legal en Cali informaron que se requieren pruebas a partir de muestras de ADN para poder confirmar la identidad del octavo cuerpo.

Sin embargo, los mismos compañeros, que hicieron un plantón en la avenida Pasoancho, frente a la Univalle, el viernes pasado, dijeron que el estudiante iba a participar en la movilización de la vía a Buenaventura. Anotaron que este joven de más de 30 años estaba comprometido con causas comunitarias y sociales. Por ello, quería intervenir en actividades de la Minga. De hecho, en redes sociales, el estudiante mostraba su apoyo a la lucha de los indígenas.

La gobernadora Toro señaló, además, que se está a la espera de los resultados de la investigación que adelanta un fiscal en Dagua, pues la explosión ocurrió en esta jurisdicción, cerca de Buenaventura.

Debido a los bloqueos en la vía Panamericana, la Fuerza Aérea puso 10 toneladas de medicamentos en aeronaves que partieron desde Cali hasta Pasto, en Nariño. Serán entregados a los hospitales Departamental de Nariño, Fundación San Pedro, RTS Pasto, Infantil Los Ángeles y Empresarial Provima, y en el centro médico del municipio Chachagüí.

El Comando Aéreo de Combate número 7 de la Fuerza Aérea informó que tiene dispuesto un equipo de trabajo para poder movilizar toda la ayuda humanitaria dispuesta para Nariño.

El Tiempo


VOLVER