Costa Rica: asesinan a líder indígena horas después de denunciar amenazas y usurpación de tierras

Dirigente indígena asesinado a balazos en Salitre horas después de denunciar amenazas por lío de tierras

El dirigente indígena Sergio Rojas Ortiz, de 59 años, fue asesinado a balazos la noche de este lunes en la comunidad de Salitre en Buenos Aires, de Puntarenas.

Su asesinato se perpetró horas después de que acompañó a otros dos indígenas a presentar una denuncia ante la Fiscalía de Buenos Aires por amenazas de supuestos usurpadores de tierras, informó la Defensoría de los Habitantes. La Fiscalía aclaró que la queja no provino de Rojas.

El ataque contra Rojas fue reportado a las 9:19 p. m. , según la Cruz Roja. Cuando la ambulancia llegó al lugar del suceso, la víctima no tenía signos vitales y se le declaró fallecida.

Según indicaron los agentes de la oficina regional del Organismo de Investigación Judicial de Buenos Aires, el cuerpo de Rojas estaba en el segundo piso de su vivienda.

“Presentaba varios impactos de bala, principalmente a nivel del abdomen. El cuerpo fue levantado en horas de la madrugada y se custodió la escena para hoy hacer una minuciosa reinspección en el sitio, que es lo se está haciendo por el momento para ya dar inicio a la investigación respectiva”, se escucha en un audio divulgado por la oficina de prensa del OIJ.

El asesinato de Rojas, conocido por sus luchas para la recuperación de tierras en manos de no indígenas, motivó, manifestaciones del presidente de la República, Carlos Alvarado, quien llamó a conferencia de prensa en Zapote.

“Es un día trágico para el pueblo bibri, para los pueblos indígenas y para toda Costa Rica. Hacemos un vehemente llamado a la paz y al diálogo como mecanismo para resolver los conflictos”, dijo.

Alvarado anunció acciones inmediatas, entre ellas le solicitó al Ministerio de Seguridad Pública “dar todo el apoyo” al OIJ y otras autoridades judiciales“, para dar con los responsables y esclarecer este hecho lo más pronto posible”.

También aseguró protección para la familia de Rojas y la intervención, nuevamente, del Ministerio de Justicia y Paz para buscar el diálogo.

Igualmente, la fiscala general, Emilia Navas, se manifestó sobre el crimen.

“Ante los hechos ocurridos en el territorio indígena de Salitre, ayer (lunes) en la noche, donde dieron muerte al dirigente indígena Sergio Rojas Ortiz, el Ministerio Público reprocha los actos de violencia cometidos en contra de esta persona indígena”, expresó.

Navas aseguró que el caso se atendió “de manera inmediata” en coordinación con el OIJ para tratar de establecer el móvil de los hechos e identificar a los responsables.

Como lo hizo mandatario, adelantó que durante “el tiempo que sea necesario” personal de la Fiscalía y de Policía Judicial se mantendrán realizando diligencias para obtener “la prueba útil y pertinente”.

Incluso, el Ministerio Público anunció la conformación de un grupo especial integrado por fiscales especializados en el abordaje de homicidios, de asuntos indígenas y los fiscales y fiscalas de la fiscalía territorial de Buenos Aires.

Sergio Rojas era beneficiario de una medida cautelar internacional interpuesta por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos a nuestro país en el 2015. Desde ese momento el Ministerio Público ha implementado acciones tendientes al cumplimiento de dicha medida desde el ámbito de nuestras funciones.

La Nación


Presidente cataloga día de “trágico para C.R.” por asesinato de líder indígena

Carlos Alvarado, presidente de la República, condenó la mañana de este martes el asesinato del líder indígena Sergio Rojas Ortiz.

Rojas fue asesinado la noche del lunes 18 de marzo tras recibir 15 disparos.

El asesinato ocurrió luego de varios intentos de homicidio, persecución y de haber sido encarcelado durante 6 meses en 2015.

“El Gobierno de la República condena el asesinato del líder indígena Sergio Rojas Ortiz. El día de ayer a las 9:15 p.m. se recibió un reporte en el 9-1-1 de que, en el sector de Yeri del territorio indígena de Salitre en el cantón de Buenos Aires, Puntarenas, se escucharon una serie de disparos. Al llegar la Policía a la casa de habitación, se identificó el cuerpo de Sergio Rojas sin signos de vida y con múltiples disparos”, narró el jefe de Estado.

Añadió: “Repudiamos en todos sus extremos este acto de violencia contra la vida de este líder indígena. Este es un día trágico para el pueblo Bribri, para los pueblos indígenas y para toda Costa Rica”.

Alvarado dijo que no descansarán hasta dar con los responsables del crimen.

Además, preparan un reporte a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Diario Extra


Frenapi responsabiliza al gobierno por asesinato de líder indígena bribri

El Frente Nacional de Pueblos Indígenas (Frenapi) responsabilizó al gobierno del presidente de la República, Carlos Alvarado por el asesinato del líder indígena bribri, Sergio Rojas Ortiz.

Marino Delgado Rojas, indígena de Salitre fue el que comunicó a Frenapi los hechos. Según Delgado al ser las 9:15 de la noche de el lunes detonaron 15 balazos contra la casa de Rojas.

Los responsables aparentemente entraron por detrás de la casa de Rojas, ubicada en Yery Territorio de Salitre. Al ser las 10:30 de la noche, oficiales de la Fuerza Pública tienen acordonada la casa.

A las 11:45 de la noche, miembros de la Cruz Roja de Buenos Aires quienes atendieron la situación, confirmaron la muerte de Rojas.

El Frenapi le exige al gobierno el esclarecimiento “inmediato de este nuevo hecho de sangre y violencia en contra de los Pueblos Indígenas de Costa Rica”.

Salitre junto a Térraba, son territorios que tienen medidas cautelares por parte de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) por los niveles de violencia y agresiones que enfrentan estos territorios.

Rojas estuvo ayer en Buenos Aires acompañando a varios indígenas bribris a la Fiscalía para denunciar la usupación de tierras y las amenazas y agresiones que sufren de parte de las personas no indígenas que viven en la zona.

Por su parte el Bloque Verde compartió el comunicado de Frenapi y agregó “una lamentable pérdida para los pueblos originarios”.

El Mundo