Costa Rica, Honduras y Guatemala llevarán un nanosatélite al espacio

Costa Rica, Honduras y Guatemala llevarán nanosatélite al espacio

La Asociación Centroamericana de Aeronáutica y Espacio (ACAE) anunció el desarrollo de un nuevo proyecto que pondrá a Centroamérica una vez más en el espacio.

Se trata de la construcción de un CubeSat, un pequeño satélite o nanosatélite que tendrá como misión científica medir la exposición a las inundaciones de cuencas hidrográficas seleccionadas en la región centroamericana y así poder prevenir el impacto causado por las mismas.

El satélite está programado para ser enviado en el año 2021 a la Estación Espacial Internacional (ISS, por sus siglas en inglés) y contará con la dirección y experiencia del equipo de ACAE en Costa Rica, la cual concluyó el año pasado una misión espacial exitosa con el Proyecto Irazú y el satélite Batsú CS-1.

Por otro lado, los expertos de la Escuela de Geografía de la Universidad de Costa Rica (UCR) y la Universidad de San Carlos en Guatemala (USAC), serán parte de la misión científica y las etapas previas del proyecto, mientras que, la integración del satélite se desarrollará en la República de Honduras gracias a la participación de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH).

También colaborará la Asociación Costarricense de Radioaficionados (Radio Club Costa Rica) en la descarga y difusión de la información transmitida por el satélite.

Carlos Enrique Alvarado, presidente de ACAE expresó que “el proyecto Morazán será el tercer satélite de América Central y el primer nanosatélite de Honduras, pero lo más importante es que será el primero que se desarrolle a través de una asociación estrecha entre naciones de América Central. Es decir, marca un hito histórico y refuerza una vez más, que podemos desarrollar un proyecto espacial de alta complejidad en todas sus etapas”.

La tecnología para la observación de la Tierra y la información geoespacial, proporcionan información detallada sobre la demografía y el medio ambiente, como la atmósfera terrestre y los océanos, permitiendo una mejor comprensión de los sistemas que componen nuestro planeta.

Incluso cuando se aplica a pequeña escala, la tecnología espacial puede contribuir al monitoreo de objetivos sostenibles, ya que la información generada puede integrarse con otros recursos como mediciones, plataformas de datos abiertos como LandSat de la NASA y generar nuevos datos e información útil para la toma de decisiones, explicó Luis Diego Monge, gerente del Proyecto Morazán.

“Uno de los ejemplos más representativos de lo que se desea evitar con el satélite, es el caso de la tormenta tropical Nate donde el agua alcanzó 2 metros sobre el nivel del suelo. Como este acontecimiento se dio por la noche y las torres de comunicaciones de los teléfonos celulares se derrumbaron por las corrientes del río, las autoridades nacionales desconocían la situación, ya que la pequeña ciudad estaba incomunicada. Con el satélite, esta situación se hubiese prevenido” concluyó Alvarado.

aDiarioCR.com


VOLVER