Desintengración regional: sólo cinco de los doce países quedan en la Unasur tras la salida de Ecuador

Unasur se queda con solo cinco países de sus 12 naciones tras salida de Ecuador

Ecuador se unió a Argentina, Brasil, Colombia, Chile, Perú y Paraguay este miércoles al anunciar que se retiraría de la Unión de Naciones Unidas Suramericanas (Unasur) y con ello pedir la devolución del edificio que fue donado por Quito.

De esta forma solo quedan cinco países de los 12 que formaron parte del organismo. Tras la renuncia de estos siete países, ahora solo quedan Bolivia, Guyana, Surinam, Uruguay y Venezuela.

Chile, Argentina, Brasil, Colombia, Perú y Paraguay se habían retirado de Unasur en 2018 por la falta de un secretario general, lo que pone fin a la continuidad del organismo a corto plazo.

Este miércoles el presidente de Ecuador, Lenín Moreno anunciaba que suspendía su participación del organismo señalando que “se transformó en una plataforma política que destruyó el sueño de integración que en un inicio nos vendieron”.

Para Moreno “Unasur entró en un final sin retorno desde hace un año”, tras la salida de más de la mitad de las naciones.

La Unión de Naciones Suramericanas se creó en 2011 bajo el impulso del fallecido presidente venezolano Hugo Chávez, con el objetivo de fortalecer el diálogo político entre los estados miembros, fomentar el desarrollo social y humano entre las naciones, entre otros objetivos.

Con su declive el mandatario chileno Sebastián Piñera, y su homólogo colombiano, Iván Duque han propuesto la creación de Prosur que buscará reemplazar al organismo y que será discutida su creación en una cumbre convocada para el 22 de marzo en Santiago.

Hasta el momento ocho países han confirmado la asistencia de esta cumbre: Perú, Paraguay, Ecuador, Argentina, Colombia, Brasil, Uruguay y Guyana. Aun se espera la respuesta de Bolivia y Surinam.

Desde La Moneda han advertido que el objetivo de Chile con esta cumbre es la de que dar una señal de unidad, potenciar la región, y mostrar resultados concretos de estos avances.

Pese a que no ha estado exenta de críticas por parte de la oposición que ha asegurado que esta iniciativa tendría un “sesgo ideológico”.

La Tercera


Venezuela | Canciller Arreaza sobre retiro de Ecuador de Unasur: No podemos tener traidores en las filas

El ministro para Relaciones Exteriores, Jorge Arreaza, se pronunció en relación con el retiro de Ecuador del organismo regional Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), por decisión del presidente ecuatoriano, Lenín Moreno, con el argumento de la inactividad de la instancia en los últimos dos años.

“No podemos tener traidores en las filas, de lo contrario perderíamos la Patria”. Simón Bolívar, 1811, citó el canciller en su usuario en Twitter en referencia al retiro de Ecuador.

En su Twitter, Arreaza cita el mensaje divulgado en esta red social por Lenín Moreno quien anunció este miércoles el retiro del bloque de integración regional: “Estimados compatriotas, por caprichos de algunos mandatarios irresponsables, Unasur se transformó en una plataforma política que destruyó el sueño de integración que nos vendieron. Por eso, hemos iniciado los procedimientos internos para salir oficialmente del Tratado de Unasur”.

Globo Visión


Prosur: Ocho países confirmaron su participación en la cumbre liderada por el Presidente Piñera

Más de tres horas duró este miércoles una reunión en Cancillería entre el ministro de Relaciones Exteriores, Roberto Ampuero; su subsecretaria, Carolina Valdivia, y el asesor presidencial internacional del Mandatario Sebastián Piñera, Benjamín Salas.

En la cita, que comenzó a las 7:30 horas, se abordó la recta final de lo que será la reunión de la cumbre Prosur -foro que pretende reemplazar a Unasur- que se desarrollará el próximo viernes 22 de marzo en el Palacio de la Moneda.

Según fuentes de la cartera, se confirmó que, por ahora, hay ocho países confirmados para participar en la instancia: Perú, Paraguay, Ecuador, Argentina, Colombia, Brasil, Uruguay y Guyana. Solo falta la respuesta de Bolivia y Surinam.

Las mismas fuentes clarifican que Chile espera que asistan los presidentes de cada país, aunque advierten que son ellos mismos quienes deciden la forma de participación, por lo que hasta ahora solo está confirmada la presencia de Iván Duque (Colombia), Jair Bolsonaro (Brasil), Mauricio Macri (Argentina), Lenín Moreno (Ecuador) y Mario Abdo (Paraguay).

Negociaciones

Una de las materias que han discutido entre los 10 países en las rondas previas a la cumbre es el formato de la organización, los temas que se discutirán el próximo viernes y qué definiciones se tomarán.

Por ejemplo, cada país ha propuesto un nuevo nombre del foro. Según Cancillería, una de las opciones es “Foro para el progreso de América del Sur”; “Foro de integración Sudamérica”; “Foro América del Sur”; “Cumbre Integración y Desarrollo América del Sur”, entre otros.

Con todo, las mismas fuentes consideran que la convocatoria a los presidentes ha sido favorable, pues si bien ni Bolivia ni Surinam han confirmado, ambos han participado activamente en las negociaciones. Dado ese antecedente, añaden que debiesen asistir a la cita en Santiago.

En este contexto, el objetivo de Chile -de acuerdo a lo que transmiten en Palacio- es dar una señal de unidad, potenciar la región y, además, mostrar resultados concretos.

Asimismo, el Gobierno ha enfrentado críticas de la oposición sobre que el nuevo foro tendría un “sesgo ideológico”.

El canciller Ampuero, ayer, de hecho, se refirió a la próxima cumbre Prosur y enfatizó que el propósito es avanzar en una agenda concreta entre los países de América del Sur.

“Queda poco más de una semana para que Chile sea anfitrión de una cumbre sobre integración en América del Sur. Hay que ser enfático: nadie sobra en el proceso de integración sudamericana. La invitación de Chile no hace distinciones ideológicas. A las reuniones preparatorias que ya se han realizado han asistido gobiernos de distinto signo político: Argentina, Brasil, Bolivia, Uruguay, Perú, Paraguay, Colombia, Ecuador, Guyana. Queremos avanzar en una agenda concreta, en que todos los países podamos beneficiar a nuestros ciudadanos, al sumar fuerzas como sudamericanos en temas como infraestructura, salud, energía. Sin ideologismos”, recalcó.

Duque y Bolsonaro

El próximo miércoles, a las 18:00 horas, llegaría a Chile el Presidente de Colombia, Iván Duque, para realizar una visita oficial a Santiago. Una de sus actividades sería una conferencia ante el consejo chileno para las relaciones internacionales, visitar el monumento de Bernardo O’Higgins para entregar una ofrenda floral y sostener una reunión con el mandatario para luego proceder a la firma de acuerdos.

En paralelo, el 21 de marzo, también a las 18:00 horas, está contemplado que arribe a la capital chilena el Presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, en su segunda visita internacional tras haber sido elegido como mandatario. Ya visitó Estados Unidos.

Se tratará de una visita oficial interrumpida para participar en la cita Prosur, pero que continuará el sábado 23, cuando entregaría una ofrenda floral en el monumento a O’Higgins. Luego de aquello, Bolsonaro será recibido en La Moneda por el Presidente Piñera. Ambos sostendrían una reunión bilateral “extendida”.

En tanto, este miércoles se supo que Unasur quedó sin sede (ver A6).

“Sin ideologismos”

El Gobierno volvió a defender Prosur.

Economía y Negocios


Al Ecuador le tomará seis meses salir de la Unasur

La salida de Ecuador de la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur) tomará medio año. Ese es el plazo que está contemplado en el Tratado Constitutivo de este bloque regional, que fue suscrito por el país y que está vigente desde el 11 de marzo del 2011. “La denuncia surtirá efectos una vez transcurrido el plazo de seis meses desde la fecha en que la notificación haya sido recibida por el Depositario”, indica el texto.

La decisión de dejar este organismo fue comunicada, el lunes pasado, por la Cancillería a Bolivia, país que ejerce la presidencia pro-témpore de este bloque. La vicepresidenta de la Asamblea Nacional, Viviana Bonilla (exAP), sostuvo que esa decisión requiere, además, la aprobación de la mayoría absoluta (70 votos) del Parlamento ecuatoriano.

Bonilla, para ello, invocó el artículo 419 de la Constitución relacionado con la ratificación o denuncia de los tratados internacionales. De acuerdo con el Tratado Constitutivo, la notificación de la denuncia no exime al Estado de la obligación de pago de las contribuciones ordinarias que tuviere pendientes.

De acuerdo con el presupuesto del año pasado de este organismo regional, al Ecuador le correspondía un aporte de USD 336 669. El rubro se calcula en función de la extensión territorial de un país, siendo Brasil el que debía hacer un aporte del 39% de los recursos de Unasur, pero hace un año suspendió su participación junto a otros cinco países.

En tanto, la Cancillería todavía no aclara la suerte que tendrán las visas Unasur, que se concedían a los países miembros de este bloque.

El Comercio


Unasur: En Bolivia piden a Ecuador que reconsidere

El presidente de la Cámara de Diputados, Víctor Borda, pidió al presidente de la República de Ecuador, Lenin Moreno, que reflexione sobre su decisión de abandonar UNASUR.

Borda dijo que el organismo fue creado como un mecanismo de integración latinoamericana y que “hoy día gobiernos de derecha están intentando crear otra instancia, PROSUR, que fundamentalmente tiene fines de libre mercado”.

“Esperamos que se reflexione respecto a este hecho, que reflexione Ecuador”, instó Borda.

El miércoles, Moreno, en un mensaje en cadena nacional, comunicó el “retiro definitivo de UNASUR”.

“Hemos decidido suspender la aplicación del Tratado Constitutivo para Ecuador. Eso significa que dejaremos de participar en las actividades. No consignaremos más aportes a su presupuesto”, dijo el presidente ecuatoriano.

Así, Ecuador se convirtió en el séptimo país en menos de un año en suspender su participación en el organismo, después de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Paraguay y Perú, que lo hicieron el 20 de abril de 2018.

De los 12 estados que lo conformaban, ahora sólo quedan cinco: Uruguay, Guayana, Bolivia, Surinam y Venezuela.

El diputado opositor Wilson Santamaría, por su lado, calificó a UNASUR como una “organización sin rumbo”, a la que se ha aportado muchos recursos, pero que “lamentablemente no ha cumplido su propósito y hoy llega a su fin”.

“Bolivia tiene que evaluar la necesidad de incorporarse a PROSUR, una vez que ésta tenga existencia, siempre y cuando sus objetivos y valores contribuyan a mejorar la convivencia pacífica en la región, el tema del comercio, el tema del transporte y, desde luego, mejoren la vida de nuestros conciudadanos”, apuntó.

Correo del Sur