El presidente cubano denuncia “escalada agresiva” de EEUU tras restricciones en el visado

El presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, ratificó este domingo la determinación de Cuba de continuar su desarrollo en la senda de la Revolución, pese a la escalada agresiva de Estados Unidos contra la isla.

En Twitter, el mandatario se refirió a los pasos dados por el gobierno norteamericano para aumentar la confrontación con la nación caribeña como la nueva medida que reduce las opciones de visado a ciudadanos cubanos que deseen visitar el país norteño, la cual se hará efectiva a partir de hoy.

“Falsos incidentes contra diplomáticos, Ley Helms-Burton, Doctrina Monroe, ahora la decisión de obstaculizar los viajes de ciudadanos cubanos, lenguaje amenazador, toda una escalada agresiva contra la #RevoluciónCubana. Pero #Cuba firme y decidida #VamosporMás #60YMás #SomosCuba”, escribió en su cuenta @DiazCanelB.

El viernes último, la embajada de Estados Unidos en Cuba anunció que a partir de este lunes quedará modificado a tres meses y con una sola entrada, la visa B2 para visitas familiares, consultas médicas, viajes de turismo y compras, que hasta el momento era otorgada por cinco años y permitían múltiples entradas.

Según Washington la medida es en reciprocidad, pues la ley de inmigración de Estados Unidos establece que las tarifas de visa y los períodos de validez de éstas sean similares con el tratamiento ofrecido a sus connacionales.

En un comunicado, la Cancillería cubana consideró que no era cierto el pretexto blandido por la administración de Donald Trump para tal decisión, la cual, señaló, constituye un obstáculo adicional al ejercicio del derecho de los ciudadanos cubanos de visitar a sus familiares en el país norteño.

Cuba indicó que esta nueva acción se suma a otras como el cierre de los servicios del Consulado de Estados Unidos en La Habana y a la interrupción injustificada del otorgamiento de visados a los cubanos, lo que los obliga a viajar a terceros países sin garantía alguna de una gestión favorable en ese sentido.

Además, a ello se suma el incumplimiento de la cuota de visados establecida por los Acuerdos Migratorios entre los dos países.

De igual modo, la isla reiteró su voluntad de continuar trabajando con Estados Unidos para garantizar el flujo creciente de viajeros en ambos sentidos de manera regular, ordenada y segura.

De acuerdo con analistas, desde la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca, las relaciones entre ambas naciones se afectaron gravemente por las medidas del nuevo gobierno estadounidense contra la isla.

Funcionarios del país norteño no esconden, asimismo, su intencionada estrategia para subvertir el orden constitucional de la nación caribeña, derrocar la Revolución cubana, y posicionar una administración afín a Washington.

Cuba Debate


Minrex: Cuba rechaza decisión de Estados Unidos de obstaculizar los viajes de ciudadanos cubanos

El 15 de marzo, la Encargada de Negocios de Estados Unidos en La Habana, Mara Tekach, anunció que, a partir del 18 del presente mes, los Estados Unidos reducirán para los ciudadanos cubanos el tiempo de validez de la visa B2 de 5 años a tres meses, con una sola entrada, con el supuesto fin de equiparar estos términos con el tiempo de validez que otorga Cuba a los viajeros estadounidenses. De esta manera, el gobierno de Estados Unidos, incrementa los obstáculos para las visitas familiares y con otros propósitos.

El Ministerio de Relaciones Exteriores rechaza esta decisión que constituye un obstáculo adicional al ejercicio del derecho de los ciudadanos cubanos de visitar a sus familiares en ese país. Esta medida se suma al cierre de los servicios del Consulado de Estados Unidos en la Habana, a la interrupción injustificada del otorgamiento de visados a los cubanos, obligándolos a viajar a terceros países sin garantía alguna de otorgamiento de visado, y al incumplimiento de la cuota de visados establecida por los Acuerdos Migratorios. Esta decisión impone también altos costos económicos a los viajes familiares y de intercambio en múltiples áreas.

No es cierto que esta decisión haya sido tomada bajo un criterio de reciprocidad, toda vez que Cuba ofrece todas las facilidades para que los ciudadanos estadounidenses, desde cualquier país del mundo, incluidos los propios Estados Unidos, obtengan un visado, que se expide al momento, para viajar a Cuba. Si Estados Unidos realmente desea aplicar la reciprocidad, debería abrir de inmediato su Consulado en La Habana, retomar el proceso de otorgamiento de visados que interrumpió de manera arbitraria e injustificada hace más de un año y eliminar la prohibición a los ciudadanos estadounidenses de viajar libremente a Cuba.

Cuba reitera su voluntad de continuar trabajando para garantizar el flujo creciente de viajeros en ambos sentidos de manera regular, ordenada y segura.

La Habana, 16 de marzo de 2019

Cuba Debate