Honduras: arrestan al conocido periodista David Romero

Capturan al periodista hondureño David Romero

El periodista David Romero Ellner fue capturado el mediodía de este jueves en Tegucigalpa, capital de Honduras.

Romero Ellner fue arrestado por agentes de la Policía Tigres, quienes con almádanas rompieron la puerta del edificio adonde funciona Radio Globo para detener al comunicador.

La captura del periodista se realizó luego de que un Juzgado de Ejecución declarara sin lugar la petición de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) de suspender sentencia contra Romero.

David Romero se encontraba transmitiendo en vivo por la radio cuando agentes de la Tropa de Inteligencia y Grupos de Respuesta Especial de Seguridad (Tigres) llegaron al edificio para capturarlo.

Tras escuchar los ruidos producidos por los “martillazos”, Romero informó a sus oyentes que lo habían llegado a capturar.

Además de los agentes de la Policía Nacional, el edificio de Radio Globo también fue rodeado por medios de comunicación que cubrieron la nota, así como de seguidores de David Romero, quienes se oponían a su captura.

Al mismo tiempo que la captura del periodista ocurría, otros medios de comunicación transmitían el momento en que Lidieth Díaz, esposa de David Romero, se presentaba a las oficinas de la Misión de Apoyo Contra la Corrupción e Impunidad en Honduras (Maccih-OEA) para presentar una denuncia de supuestos actos de corrupción del gobierno hondureño.

-Casa presidencial se pronuncia-

Ebal Díaz, ministro de la Presidencia de Honduras convocó a una conferencia de prensa para referirse a la captura de Romero Ellner.

“David Romero cometió muchos delitos y también comenzó a extorsionar a funcionarios para evitar su condena y captura”, manifestó el funcionario.

“El Estado de Honduras ha cumplido con el deber de cuidar los derechos de las víctimas”, agregó Díaz.

-Caso David Romero-

El periodista David Romero Ellner, director de Radio Globo en Tegucigalpa, tenía una orden de captura porque fue “denunciado, enjuiciado y encontrado culpable” por un juez en marzo de 2016.

El caso se abrió por delitos de “calumnia constitutiva de difamación” contra Sonia Gálvez, exfiscal de la Mujer y esposa del exfiscal general adjunto de Honduras, Rigoberto Cuéllar.

Gálvez acusó en agosto de 2014 a Romero por 22 delitos de difamación, calumnia e injurias, “ataques viscerales” que ella atribuye a represalias del periodista, quien en 2004 fue condenado a 10 años de prisión por el delito de violación en contra de su hija Dalia Romero. Ese caso lo llevó Gálvez como fiscal de la Mujer.

En ese juicio, Romero negó haber violado a su hija; sin embargo, “confesó el delito luego de revelarse los análisis de Medicina Forense y la prueba de ADN que arrojó un resultado positivo de 99,99 %”;, señala un comunicado emitido esta semana por el Gobierno.

Tras la primera condena de 10 años, que por buen comportamiento no terminó de cumplir, Romero fue acusado de emprender “una campaña sistemática contra la exfiscal y su familia” usando sus programas de radio y televisión.

De los 22 delitos por “calumnia constitutiva de difamación” el tribunal de sentencia absolvió a Romero de 16 delitos, pero lo condenó por seis y por cada uno se le ha impuesto un año y ocho meses de reclusión, según la sentencia.

El 11 de enero de 2019, la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia declaró sin lugar un recurso de casación presentado por la defensa de Romero y ratificó la sentencia emitida en marzo de 2016, de diez años de reclusión.

El pasado día 14 de marzo un juez de ejecución emitió orden de captura contra Romero.

La Prensa


VOLVER