Honduras: asesinan a un periodista y es el número 77 desde el 2001, según ONG

El periodista Gabriel Hernández, asesinado la tarde de este domingo, años atrás habría solicitado medidas de protección; sin embargo, las autoridades correspondientes se las negaron, según revelaron medios locales.

Datos dados por reporteros de investigación señalan que Hernández, junto al periodista Leonel García, realizaban un trabajo de crítica y denuncias de irregularidades cometidas en ese sector.

A efecto de eso, se estableció que ambos habían dicho que los habían amenazado de muerte. Debido a esa situación, solicitaron vía telefónica, protección. Pero se dio a conocer que la respuesta de las autoridades fue que ellos no “aplicaban”.

Denuncia

Cabe señalar que las últimas publicaciones de Hernández en Facebook eran críticas a políticos y de información en contra del actual Gobierno.

A Hernández lo asesinaron este domingo a las 12:10 del mediodía cuando salía de la universidad; se dirigía en transporte público hacia su casa.

Según versión de testigos, Hernández transitaba por una calle del barrio La Ceiba, del citado sector, cuando sujetos desconocidos lo interceptaron y le infirieron múltiples disparos.

Las lo ocurrio, autoridades policiales comenzaron a investigar lo ocurrido. Hasta el momento no s eha reportado captura alguna.

Murió en el ejercicio de su profesión

El ahora occiso era originario y residente de Nacaome, Valle, lugar donde ejercía su profesión, Periodismo.

Se conoció que el comunicador acababa de cubrir un evento político en dicha zona, sin imaginar que al terminar su trabajo se encontraría con la muerte.

Es oportuno mencionar que el infortunado comunicador laboraba en el medio “Valle TV”. Y era director del programa “Hablando con el Pueblo”. Además, hacía reportes noticiosos para “Radio Globo” de la capital.

Tiempo


ONU recomienda a Honduras desmilitarizar la seguridad

Naciones Unidas sugirió este lunes a Honduras desmilitarizar las funciones de seguridad pública, en momentos en que el gobierno pretende fortalecer la policía con más efectivos de las Fuerzas Armadas para combatir a las sangrientas pandillas.

La Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH) recomendó en un informe presentado en Tegucigalpa, “implementar un plan de seguridad que permita el progreso medible hacia la desmilitarización de las funciones de orden público”.

Añadió que el gobierno debe “garantizar el desarrollo de una fuerza de policía civil profesional y responsable que esté debidamente depurada y capacitada”, y “redoblar los esfuerzos para perseguir el crimen organizado”.

Sin embargo, el presidente Juan Orlando Hernández anunció que solicitará al Congreso autorización para aumentar el número de efectivos militares con funciones policiales para fortalecer la lucha contra las pandillas.

El gobierno asignó militares a la seguridad luego que la fiscalía detectó que unidades policiales tenían vínculos con carteles de narcotraficantes, sicarios, extorsionadores y asaltantes.

Alrededor de 5 mil policías fueron excluidos por una comisión depuradora nombrada por el presidente.

Las recomendaciones de la OACNDH coincidieron con el anuncio del presidente de una nueva unidad policial, que incluye militares, para dar seguridad al transporte público.

En el lanzamiento de la operación, el presidente se subió a saludar a los conductores de los autobuses.

Indicó que 500 agentes de la llamada Fuerza Nacional de Seguridad del Transporte Urbano (FNSTU) salieron a proteger a los pasajeros en el transporte urbano de la capital y pronto se extenderá a San Pedro Sula y a otras ciudades.

“Esta fuerza tiene como objetivo fundamental proteger y ofrecer mayor seguridad a los usuarios del servicio del transporte urbano, así como choferes y ayudantes”, destacó el presidente este lunes en declaraciones a periodistas.

Según estadísticas del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) publicadas por la prensa local, ocho de cada diez usuarios se sienten inseguros en el transporte público hondureño por los asaltos.

En su informe, Naciones Unidas destacó que el gobierno logró bajar la tasa homicidios de 59.5 por cada 100 mil habitantes en 2016 a 40.72 por 100 mil en 2018.

Pese a la baja, la cifra se mantiene lejos del promedio mundial de 5.3 homicidios por cada 100 mil habitantes establecido por la Oficina de la ONU contra la Droga y el Delito.

El Mañanero