Más de cien cortes y protestas en Argentina contra el gobierno de Mauricio Macri

“No hay política social que alcance con este programa económico”

Un arco de organizaciones sociales cortó el Puente Pueyrredón, en una jornada de protesta que también incluyó piquetes en el interior del país. Los movimientos buscaron instalar así en las pantallas el problema del hambre. Denuncian que la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, les cortó el diálogo en momentos en que el aumento de los precios de los alimentos pone más presión sobre los hogares con desocupados.

Mientras las agrupaciones cortaban los accesos a la Ciudad de Buenos Aires (con bloqueos parciales en Liniers, en la Panamericana y la Autopista a La Plata), una marcha de los estatales de ATE Capital por paritarias chocó con la policía en el centro, en la esquina de Callao y Corrientes. En esta mañana tensa, resultó claro que la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, había dado esta vez la orden de no reprimir. En la mayoria de los lugares, la infantería permaneció cara a cara con los manifestantes, sin llegar a las escenas de violencia que se venían viendo en las últimas movilizaciones.

Barajar y dar de nuevo

En enero y febrero, el ministerio de Desarrollo Social que conduce Stanley dio de baja un alto número de programas sociales a su cargo. Según los movimientos, 60 mil integrantes de las organizaciones dejaron de cobrar el salario social que consiste en un auxilio de 6 mil pesos mensuales. Muchos fueron de beneficiarios del Plan Haciendo Futuro.

Desarrollo Social realiza habitualmente controles para acreditar que los beneficiarios estén dentro del sistema educativo, es decir completando sus estudios. Esta es la contraprestación exigida en el esquema de asistencia de Cambiemos, que reemplazó así el desarrollo de proyectos productivos iniciados en el kirchnerismo.

Los referentes de los barrios se quejan, sin embargo, de que cuando presentan la documentación de estudios, se topan con trabas burocráticas que hacen que los beneficiarios deban esperar un promedio de dos meses para volver a cobrar. En la gravedad de esta crisis, el lapso es insostenible para una familia con bajos ingresos.

Los cortes expresaron también un reclamo de alimentos, ya que la demanda en los comedores populares aumentó, pero se mantuvieron en la misma cantidad los recursos que los movimientos reciben del Estado.

Finalmente, las organizaciones más chicas, con menos poder de negociación, denuncian que el ministerio incumplió con la promesa de mayores cupos en los planes.

Todo el esquema habla de un giro en la política asignada por el gobierno al Ministerio de Stanley. Cambiemos tiene, sin dudas, un registro de la gravedad de la crisis, ya que decidió aumentar en un 46 por ciento la Asignación Universal por Hijo (AUH); pero al mismo tiempo está recortando los recursos que distribuía a través de las organizaciones, todas ellas parte de la oposición, ya sea por cercanía la peronismo o a la izquierda. El año electoral, sin dudas, se está sintiendo.

Contra el modelo

“No hay política social que alcance con este programa económico”, resumió Gildo Onorato, de la Ctep, desde el corte en el Puente Pueyrredón.

Daniel Menéndez, de Barrios de Pie, agregó que “la situación excede el recorte de los programas sociales” y advirtió que Cambiemos “va a dejar como herencia el hambre”.

Según los datos del Indec, en enero la canasta que define si una familia es pobre aumentó por encima de la inflación. Lo mismo ocurrió con la que determina quiénes son indigentes. Hoy un hogar formado por una pareja y un único hijo necesita 8.420,65 pesos para no caer por debajo de la línea de indigencia, mientras que para no ser pobre se necesitan ingresos de 21.051 pesos al mes. Esto en el caso de tener un único hijo.

Centro de estudios como Cifra, de la CTA, dieron a conocer sus números sobre el avance de la pobreza, que estimaron para el tercer trimestre de 2010 en el 28,2 por ciento de la población (mientras que en el mismo período de 2017 estaba en el 25 por ciento). Si se proyecta este porcentaje a nivel nacional, puede inferirse que el país tiene 12,6 millones de personas que viven en hogares cuyos ingresos con insuficientes para adquirir una canasta básica de consumo: un millón y medio más de personas respecto de un año atrás.

Página 12


Masiva jornada de protesta contra el ajuste en todo el país

Distintas organizaciones sociales como la CTEP, la CCC, Barrios de Pie, FOL y el Frente Popular Darío Santillán se movilizaron, con asambleas y ollas populares, en distintas ciudades del país para exigir la actualización de los programas de empleos afectados por la inflación así como la restitución de los más de 60 mil monotributos dados de baja injustamente.

Desde el Puente Pueyrredón, Marianela ‘Pini’ Navarro, referente del Frente de Organizaciones en Lucha (FOL), dialogó con Radio Gráfica y expresó: “Nosotros venimos resistiendo las consecuencias de las políticas de ajuste y la única posición del gobierno, por el momento, es la represión, la saturación de fuerzas policiales, cuando en realidad lo que deberá hacer es abrir el diálogo con las organizaciones y atender las justas demandas que estamos planteando”.

En relación a los reclamos que plantean, Navarro sostuvo que “hay miles y miles de personas en listas de espera sin siquiera poder cobrar un programa de empleo” mientras que “el salario ha quedado por debajo de la línea de indigencia”. Además, la referente de FOL aseguró que han presentado proyectos para generar obra pública en los barrios que reactive la economía así como un proyecto de ley de emergencia alimentaria.

Como detalla el comunicado de CTEP respecto a la jornada de lucha, las organizaciones exigen una paritaria social que contemple los aumentos de la canasta básica de alimentos y de las tarifas. Además, reclaman la anulación de la resolución 189/2019 del secretario de Economía Social, Matías Kelly, que da de baja 60 mil monotributos sociales y deja sin cobertura médica a estos trabajadores y trabajadoras.

Desde La Plata, en declaraciones a FM Raíces Rock, Coti Leguizamón referente de Ctep explicó: “Estamos acá para ponerle un freno a esto; este gobierno es de los ricos para los ricos. El ajuste no lo hace contra los sectores concentrados económicos sino que lo hace contra los sectores populares y hoy venimos a ponerle freno a eso”.

En tanto, desde Moreno, María González, de la CCC, denunció ante Radio Chicharra que las necesidades básicas insatisfechas son cada vez mayores al tiempo que la situación en las escuelas continúan siendo deficientes. “Después de casi ocho meses de la muerte de Sandra y Rubén, las escuelas aún no están en condiciones”, afirmó González.

Farco


Jornada de protesta en Rosario, Mendoza y Córdoba

Los movimientos sociales se manifestaron hoy, con cortes, asambleas y ollas populares, en distintas ciudades del país para exigir al gobierno nacional a paritaria social para negociar un aumento del salario social complementario y la restitución de los monotributos sociales dados de baja arbitrariamente. Finalmente, el gobierno nacional se comprometió a atender estos reclamos y las organizaciones resolvieron en asamblea suspender la protesta hasta que se lleve a cabo la reunión con el Ministerio de Desarrollo Social el próximo jueves 27 de marzo.

En la ciudad de Rosario uno de los reclamos de la fue la actualización de la Tarjeta Única de Ciudadanía. Se trata de una ayuda social directa que el gobierno de la provincia de Santa Fe implementó para reemplazar tickets y cajas con alimentos. En relación a esto, Juliana Muchiut, representante del Movimiento de Trabajadores Excluídos (MTE), sostuvo que actualmente la tarjeta está “en $ 270, monto irrisorio para la situación económica a nivel nacional”.

En diálogo con Aire Libre Radio Comunitaria Muchiut señaló la situación que se vive en los barrios de Rosario y aseveró que “a todos los compañeros que pertenecen a la economía popular les está costando llevar el plato de comida a su casa”. Sumado a lo anterior, la referente aseguró que “es complicado conseguir algún tipo de convenio o poder discutir sobre trabajo con el municipio”.

“Somos familias numerosas y la calle es lo único que nos queda” expresó Soledad, delegada de la Corriente Clasista y Combativa (CCC) durante la jornada de protesta en esa ciudad.

Farco


VOLVER