Reprimen a campesinos y maestros y el paro se extiende a varias regiones

Capturas y heridos en desbloqueo de vía Panamericana

A un enfrentamiento, que dejó lesionados y capturados, llegó el intento de desbloqueo de la vía Panamericana, en la protesta de organizaciones de educadores y campesinos.

Al cierre de la tarde, el Escuadrón Antidisturbios (Esmad) retiró al menos dos carros dejados sobre la carretera. La protesta no se ha terminado.

La Asociación Nacional de Usuarios Campesinos (Anuc), y los docentes de la Asociación de Institutores y Trabajadores de la Educación del Cauca (Asoinca) llegaron el lunes al Parque Caldas de Popayán y se intentó la negociación con delegados del Gobierno Nacional, en el Salón de los Espejos de la Gobernación del Cauca.

“Los funcionarios vinieron de afán y no dieron respuestas en temas de educación ni del sector agropecuario. Con el Ministerio del Interior y la Unidad Nacional de Protección no vimos garantías para la vida de líderes”, dijo Nilson Liz, presidente de la Anuc.

En la tarde del jueves, la Seccional de Tránsito y Transporte de la Policía reportó el bloqueo en el sector Los Faroles, salida de Popayán a Timbío. Al sitio llegó el Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad), para recuperar el paso bloqueado por un camión atravesado en la vía, en el sitio El Bohío.

Las asociaciones indicaron que hubo cinco capturas y varios heridos, entre ellos un campesino de la Anuc del municipio de La Sierra, afectado en su ojo izquierdo. Fue llevado al Hospital Susana López en Popayán, pero lo remitieron a un especialista en el Hospital Universitario San José.

La vía fue desbloqueada al finalizar la tarde. “Se ha declarado una huelga indefinida hasta que se reivindiquen los derechos”, dijo Ricardo González.

El Tiempo


Campesinos del sur de Córdoba se declararon en paro indefinido

Más de 500 campesinos del sur de Córdoba, se declararon en paro indefinido por incumplimientos en el Programa de Sustitución Voluntaria de Cultivos Ilícitos.

Según uno de los miembros de la Asociación de Campesinos del Sur de Córdoba, José David Ortega, dicho programa se ha quedado en el papel y los campesinos de nuevo están cultivando coca.

“Hasta el momento todo está en el papel y no se ha implementado absolutamente nada. Los campesinos se mantendrán en paro indefinido hasta que el Gobierno Nacional instale una mesa de interlocución válida que busque la solución para que se implemente el Programa de Sustitución Voluntaria de Cultivos Ilícitos. En Tierralta se firma el acuerdo colectivo, se firma las suscripciones individuales pero un año después no se ha entregado el primer subsidio de apoyo y estamos en vilo”, precisó el líder campesino.

El líder campesino advierte que la situación ha afectado a más de 5 mil familias de municipios del sur de Córdoba, principalmente en Tierralta y Puerto Libertador.

“El gobierno saliente no implementó lo acordado y este que tenemos menos porque éste lo que está intentado es acabar con el programa de sustitución para justificar la erradicación forzosa y la aspersión con glifosato lo cual se ha demostrado que es una política errada y lo único que hace es que los campesinos se profundicen más en las montañas y sigan sembrando cultivos de coca”, manifestó el líder campesino.

Así mismo sostuvo que con el programa se priorizó a los municipios de Montelíbano, San José de Uré, Tierralta y Puerto Libertador.

Por lo menos diez propuestas plantean los campesinos para que sea levantado el paro, entre estas señalan las siguientes:

  • Definir tiempos para el cumplimiento de la hoja de ruta de implementación del Programa de Sustitución Voluntaria de Cultivos Ilícitos en el Alto Sinú.
  • Concertar condiciones de seguridad para la participación de las comunidades y sus líderes en proceso de sustitución de cultivos ilícitos del Alto Sinú.
  • Concertar acciones para el efectivo cumplimiento de la asistencia técnica integral y la implementación de los proyectos productivos y otros.

Durante dos días consecutivos los campesinos se han tomado la vía Montería-Tierralta.

W Radio


“Paro regional en Cauca continúa por falta de voluntad del gobierno”: líderes regionales

No hubo acuerdo entre el Gobierno Nacional y los líderes sociales del Cauca, quienes desde ayer intentan acordar salidas al paro que adelantan los habitantes de la región, por el presunto incumplimiento de los acuerdos previos y el asesinato de líderes sociales en el departamento.

En la mesa de negociación se sentaron nueve organizaciones entre las que se encuentran la Asociación de Institutores y Trabajadores de la Educación del Cauca, Asoinca y la Asociación Nacional de Usuarios Campesinos (ANUC), mientras que de parte del Gobierno asistieron delegados del Ministerio de Agricultura, el Ministerio de Educación, el Ministerio del Interior y una unidad de protección.

A pesar de que los líderes de la región aseguraron que los acuerdos llegados con anteriores gobiernos no se cumplieron. “Les pedimos respuestas al gobierno, pero no tiene ningún interés. Lo que nos dijeron fue que los acuerdos no son de ellos y por tanto no pueden atender a nuestras peticiones”, aseguró con Nilson Lis Marín, presidente de la Anuc,

El paro comenzó a modo de protesta por los incumplimientos relacionados con tierras, salud, medioambiente y educación. El líder campesino señaló que la principal tarea a resolver del gobierno es garantizar la vida de los habitantes del departamento.

Aureliano Guzmán, vocero de Asoinca, dijo que “les hemos dicho que depende de ellos lo que suceda de aquí en adelante. Campesinos, maestros, afros, indígenas y organizaciones sociales que hacemos parte de la Mesa, vinimos a luchar y escuchar soluciones. No vinimos a que nos digan que no se puede”.

Por lo pronto, las organizaciones dicen estar abiertas al diálogo, aunque no se sabe cuando vuelvan a tener conversaciones con el Gobierno. El paro continúa con la participación de cerca de 12.000 personas y se espera que el 10 de marzo se unan grupos indígenas.

Este jueves, tras finalizar la mesa de negociación, los manifestantes bloquearon la vía Panamericana, ubicada al sur de Popayán.

El Espectador


VOLVER