Honduras: revelan que el presidente Hernández amenazó de muerte a su exvicepresidenta

JOH ordenó matar a vicepresidenta por no apoyarlo en maniobras continuistas y mafiosas

Lejos, pero muy lejos estaba Jorge Luis Borges, cuando escribió su libro de Rufianes historia universal de la infamia, que el modus operandi de las mafias iban alcanzar niveles de perfección de tal manera que llegó un momento en este juego de caretas y del bueno contra el malo se confunde, al extremo de no saber dónde están los forajidos, si en el gobierno o en los gobernados.

Hoy traemos a luz un caso, de no ser porque los protagonistas son reales y los hechos son tangibles, creeríamos que son parte de estas historietas de ficción de Borges, en donde el presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández como personaje principal, ordena la muerte de quien fue una de sus principales colaboradoras, la ex vicepresidenta, la ingeniera Lorena Herrera de Enamorado.

La conspiración contra Lorena Herrera, tiene sus orígenes cuando ella descubre que desde Casa Presidencial, ordenado, se supone, por el propio Hernández, abren varias cuentas en un banco del sistema financiero nacional con la intención de lavar un aproximado de mil 300 millones de lempiras de un proyecto asignado a la oficina de la vicepresidencia que conducía Herrera, denominado Programa del Corredor del Quetzal (PCQ).

¿CÓMO SE ENTERA? De acuerdo a la documentación en poder de Radio Globo y ConfidencialHN, la ex vicepresidenta se informa de la situación anómala luego de que dos funcionarios del Programa  fueron despedidos de sus cargos, ubicados en la costa norte del país, e interponen una demanda contra el Estado, ganando todas las instancias. En ese momento y luego que el juzgado de ejecución en materia laboral ordenara un embargo a las cuentas 6595375, 6595243, 6595421, 6595488, 6595607, 6601316, 7368259, 7368364, 200002613521 y 200004257641, la ex alta funcionaria se percata que se abrieron varias cuentas bancarias adscritas a su despacho, sin su respectiva autorización.

La ex funcionaria, recurrió mediante nota a la junta directiva del banco solicitando información sobre la sospechosa cuenta, sin embargo el nivel ejecutivo de la entidad financiera ordenó no facilitar dicha información.

Sin embargo, y de acuerdo a la denuncia que hace la ex vicepresidenta, el propio Ebal Díaz, para ese entonces secretario en jefe de gabinete presidencial, secuestró el expediente judicial laboral para tratar de borrar evidencias, en este caso, cambiar el número de cuentas que se habían abierto a nombre del despacho de la vicepresidenciaDPLHE (Designada Presidencial Lorena Herrera Enamorado), y poner otras que corresponde a la Presidencia de la República.

También, y según la denuncia, Ricardo Cardona, en ese momento fungía como titular de la Secretaría de Desarrollo e Inclusión Social (Sedis), se abocó al Tribunal Superior de Cuentas (TSC) con el fin de extraer el expediente, pero le negaron el trámite por razones aún no determinadas.

Asustada por el descubrimiento ya que, según denuncia interpuesta ante la Comisión Nacional de Bancos y Seguros (CNBS) ella nunca firmó, ni autorizó que a su nombre o del despacho que dirigía, se abrieran cuentas en el sistema financiero. Por lo tanto, terceras personas -utilizando el nombre de Lorena Enriqueta Herrera Estevez, despacho DPLHE y falsificando su firma- abrieron las cuentas y que al momento del hallazgo mantenían un saldo de 390 millones de lempiras.

Enterada del incidente, la ex dignataria envía un informe desde el correo [email protected], fechado el siete de abril de 2017, al casillero [email protected] el cual utiliza con frecuencia el presidente Hernández y lo pone al tanto de la situación; el documento está titulado con la leyenda Informe, presentado a Presidente Juan Orlando Hernández, de Lorena Herrera de Enamorado/designada presidencial; asunto HALLAZGOS DEMANDA ORDINARIA LABORAL, CUENTA BANCARIA LIGADA AL DESPACHO DPLHE.

El informe que en sí es una ayuda memoria de todo el proceso de la demanda laboral hasta su culminación con la condena en contra del Estado, sin embargo, Herrera aprovecha la oportunidad para decirle al presidente que, si la cuenta está allí, que la apoye para poder ejecutar los proyectos que ella prometió en campaña. “A raíz de la demanda que entablaron los exempleados el programa del Corredor del Quetzal y en la que solicitaron el congelamiento de los fondos de una cuenta bancaria con un movimiento millonario que pertenece a Casa Presidencial ligado a nuestro despacho, nos enteramos de la existencia de la misma”, escribe la ex vicepresidenta.

Más adelante, dice, “presidente Hernandez, en vista que existe una partida asignada al despacho, le solicito nos autorice podamos ejecutar los proyectos que propuse en campaña y que los he presentado en administración desde el año 2014 a la fecha, no siendo aprobados porque Casa Presidencial no tiene fondos”, tal petición que nunca tuvo una respuesta por parte del presidente. Por el contrario, el mandatario ordenó que los fondos asignados al Plan Trifinio fueran asignados al otro vicepresidente, Ricardo Álvarez, o sea los 390 millones de lempiras de los cuales no se saben si fueron liquidadas o no.

TÍPICO LAVADO DE DINERO. Como se puede apreciar en toda la documentación que presentó Herrera, el procedimiento que se utilizó para abrir la cuenta es típica acción que utilizan las mafias para el lavado de dinero. Se abre una cuenta con documentos falsos a nombre de la vicepresidencia que dirige Lorena Herrera, le falsifican su firma y comienzan a hacer depósitos tanto fondos nacionales como donaciones de países amigos. De acuerdo a la sumatoria, desde 2014 hasta 2018 se pudieron haber apropiado de más de mil trecientos millones de lempiras, si partimos que el ingreso promedio de la cuenta es de 390 millones anuales.

Tanto la CNBS, como Casa Presidencial, el banco y el propio Consejo Nacional Anticorrupción (CNA), se negaron a efectuar una minuciosa investigación que determinara el origen de la cuenta, quién la abrió, a nombre de quién y con qué firmas ya que, según declaró la ex vicepresidenta,  nunca fue al banco ni prestó su identidad para una transacción de esta naturaleza.

SILENCIO CÓMPLICE. El 15 de junio de 2018, preocupada por todos los hallazgos, la funcionaria  interpuso denuncia en el CNA  en nota enviada mediante correo electrónico a Odir Fernández, a quien ya le había anticipado por teléfono sobre la situación. Entre otras cosas, la exfuncionaria le pide al también jefe de investigación de la entidad “que investigue si se aperturó u operó en el sistema bancario nacional cuentas, ya sea a nombre de Lorena Enriqueta Herrera Estévez, o ligadas  al despacho  designada presidencial Lorena Enriqueta Herrera Estévez , durante su periodo 2014-2018 y según se describen en las notas  dirigidas a la Comisión Nacional de Banca y Seguros, a los departamentos de cumplimiento de dos bancos (donde se abrieron las libretas). Esto con el objetivo  de transparentar  nuestra  gestión como designada YA QUE NUESTRO DESPACHO NO MANEJÓ CUENTAS EN LEMPIRAS NI EN DÓLARES”.

El 24 de octubre de 2018, la ex designada presentó nota de investigación a la junta directiva de una entidad bancaria, reclamando que un mes antes, o sea el 28 de septiembre de ese mismo año, se entregó nota a esa junta directiva a fin de que se le brindara un  informe por escrito “de la cuenta o cuentas que se aperturaron a nombre de mi despacho desde Casa Presidencial…ya que, según se nos ha informado, no sólo se habían manejado a través de cuenta o varias cuentas trescientos noventa millones de lempiras (390,000,000), siendo el aproximado del manejo de los fondos de mil trescientos millones (1,300, 000,000)”.

Continúa la nota  que “como es del conocimiento de ustedes honorables miembros de la junta directiva, es importante  que lo anterior se aclare a la brevedad para que se evidencie que su servidora JAMÁS APERTURÓ o tenía conocimiento de la cuenta o cuentas a nombre del despacho de la designada”. Hasta la fecha la designada no ha recibido respuesta satisfactoria a sus peticiones, todo parece que hay un silencio cómplice de todos los actores en esta trama.

AMENAZAS A MUERTE. Este descubrimiento y la decisión política de la ex designada presidencial de no apoyar a Juan Orlando Hernández en su aventura reeleccionista, le ocasionó que la intolerancia de quien gobierna hoy Honduras recurriera a lo mas tenebrosa de la mente humana: amenazarla de muerte. Para ello, el mandatario utilizó todo el aparato estatal de seguridad e inteligencia para darle seguimiento e intimidar a la exfuncionaria.

Frente al acorralamiento de que estaba siendo objeto y el temor de ser asesinada, la designada Herrera, decide el 15 de junio de 2018 interponer denuncia ante la delegación regional del norte del Comisionado Nacional de Derechos Humanos (Conadeh), responsabilizando a Juan Orlando Hernández Alvarado, su esposa Ana Rosalinda García de Hernández, Ricardo Álvarez, Ebal Díaz, Reinaldo Sánchez y Pedro Pineda “por cualquier  acción que ejecuten de muerte, daños a nuestra humanidad, y otra acciones en contra nuestra y nuestros familiares”.

Esa misma denuncia, la exfuncionaria pública la interpuso ante el secretario general de la OEA, Luis Almagro, para que le brinde protección y le tutele todos los derechos humanos que le han sido vulnerados por este gobierno y que esta denuncia sirva “de ejemplo a la comunidad internacional para que no se siga reprimiendo a un pueblo solo por pensar diferente y por no apoyar acciones inconstitucionales”.

La sede en Nueva York de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH) también tuvo conocimiento de la denuncia, fechada el 12 de julio del año anterior, y fue dirigida a Iván Simonovic, el subsecretario del ente especializado, y en la que establece que este gobierno la tiene amenazada de muerte y persecución política.

“He sido objeto de persecución política, amenazas a muerte, daños a la moral e intimidación a mí y  mi familia, daños a nuestra economía, no pudiendo ser objetos de crédito ya que se paraliza desde Casa de Gobierno de Honduras cualquier trámite que realicemos para solventar nuestros compromisos económicos”.

MENTES MACABRAS. Tal como se ha denunciado en otras oportunidades, en el país se creó toda una red criminal para el control absoluto de la nación. Para ello se tejió una sofisticada telaraña en donde ningún funcionario público se puede escapar.

Para el caso, en una típica maniobra para proteger los nombres de los denunciados por amenazas a muerte, el Conadeh, manipuló la denuncia original de Herrera y al momento de subir la misma al sistema, le eliminaron los nombres en contra de quiénes iba, o sea, en contra de Juan Orlando Hernández, su esposa y colaboradores y pusieron generalidades en contra de militares y policías.

La institución creada para proteger los derechos humanos, en vez de mirar hacia la denunciante que su vida estaba en peligro, los agentes del Conadeh recurrieron a la manipulación para evitar que los usuarios de las páginas de la defensoría del pueblo se enteraran de los nombres de los denunciados.

En este caso, están vinculados el propio presidente y su esposa, Ricardo Álvarez, Ebal Díaz, Ricardo Cardona y la denuncia la desvían contra la policía y militares, quienes supuestamente le daban seguimiento y persecución a la ex vicepresidenta.

Confidencial


VOLVER