Siete presidentes suramericanos dan vida hoy a Prosur, el organismo que busca sepultar a la Unasur

Este viernes inicia primera cumbre Prosur liderada por presidentes de Chile y Colombia

Una década después del nacimiento de Unasur, los países sudamericanos se reúnen este viernes en Santiago para ponerle lápida a este bloque y echar a andar una nueva organización regional afín a la derecha que impera en la región.

Impulsado por el presidente Sebastián Piñera y su par de Colombia, Iván Duque, este nuevo bloque surge en medio del auge de los gobiernos conservadores de la región y la inactividad en la que entró la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur), que nació hace más de 10 años, en plena época de oro de los gobiernos de izquierda en la región.

“Nuestra intención hoy es avanzar en la integración sudamericana”, adelantó el mandatario colombiano, que este jueves realizó una visita oficial a Chile, previa a la reunión de mandatarios de este viernes, en la que se pretende crear un nuevo organismo llamado inicialmente Foro para el Progreso (Prosur).

“Es una herramienta de cooperación, de diálogo sin ideologización alguna, pensando en la defensa de la democracia, en la integración económica y en agendas compartidas con una estructura liviana sin burocracia”, agregó el mandatario colombiano, tras reunirse con Piñera en La Moneda.

Para el presidente Piñera, de su lado, lo que se busca es que “América del Sur tenga un foro, una instancia donde poder juntarnos, dialogar, colaborar, compartir ideas, buscar acuerdos que nos permitan acelerar avances en tantos frentes y que nos permita que la voz de América del Sur sea escuchada con más fuerza”.

Pero pese a los esfuerzos iniciales por plantearlo como un foro “sin ideologías”, lo cierto es que al Prosur adhieren inicialmente la mayoría de los gobiernos conservadores de la región, unidos hoy también en sus críticas al gobierno venezolano del socialista Nicolás Maduro, al que califican de ilegítimo.

Uruguay ve con cautela la iniciativa, mientras que Bolivia sigue defendiendo la existencia de la Unasur.

A su arribo a Santiago -la tarde de este jueves- el presidente brasileño, el ultraderechista Jair Bolsonaro, dijo que intentará junto a los demás presidentes sudamericanos “sellar el final de Unasur”.

“Toda América Latina pide unirse por la democracia, libertad y prosperidad”, agregó el mandatario, en una declaración efectuada en el aeropuerto de Santiago.

Grupo más ligero

Inicialmente, el nuevo foro ha sido planteado como una estructura más ligera, sin sede permanente ni secretariado, con una estructura similar a la exitosa experiencia a nivel comercial de la Alianza del Pacífico, integrada por Chile, México, Perú y Colombia.

Al foro de este viernes, asistirán los mandatarios de Argentina, Chile, Brasil, Colombia, Ecuador, Paraguay y Perú.

El presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez, no viajará a Santiago, y en su reemplazo envió al vicecanciller Ariel Bergamino. Evo Morales tampoco asistiría al encuentro.

Juan Guaidó, jefe del Parlamento venezolano y autoproclamado presidente encargado de Venezuela -reconocido por 50 países-, fue invitado también a la reunión, pero no viajará a Santiago.

Esta iniciativa regional surge un año después de que Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Paraguay y Perú suspendieran sus actividades en la Unasur debido a la falta de consenso para nombrar a un nuevo secretario general.

La semana pasada, Ecuador anunció su retiro de la organización y pidió la devolución del edificio que alberga a la secretaría general en las afueras de Quito. Con esta decisión, Unasur, que en principio estaba integrado por 12 naciones, quedó reducido a cinco: Bolivia, Guyana, Surinam, Uruguay y Venezuela.

Militares venezolanos desertores llegarían a Chile

Previo a la cumbre, los presidentes Piñera y Duque dialogaron sobre la crisis en Venezuela en una reunión oficial en La Moneda.

“En el caso de Venezuela se acabó el tiempo de las posiciones ambiguas o las posiciones débiles, y llegó el tiempo de hablar fuerte y claro de lo que Venezuela necesita”, aseveró Piñera en una declaración conjunta con Duque leída tras la reunión.

Piñera y Duque coincidieron en utilizar “todos los instrumentos pacíficos y dentro del Estado de derecho” para buscar “sin ideologías y sin burocracias” una salida a la crisis política, económica y social que vive Venezuela, y que forzó a cerca de 3 millones de venezolanos a migrar de su país.

El presidente colombiano aprovechó para “rechazar” la detención en Caracas por parte de las fuerzas de seguridad gubernamentales de Roberto Marrero, principal colaborador de Juan Guaidó, reconocido por 50 países como presidente interino de Venezuela.

Duque destacó además la intención de Piñera de “recibir migrantes que vienen de las fuerzas militares” venezolanas, que decidieron desertar hace dos semanas en medio de violentos enfrentamientos cuando Guaidó intentó ingresar ayuda humanitaria a Venezuela desde Colombia.

Piñera no confirmó ni negó lo dicho por Duque durante su discurso. No obstante, desde La Moneda aseguraron que lo adelantado por el mandatario colombiano se enmarca en la visas especiales que tiene nuestro país de acuerdo a la política migratoria.

Venezuela acusa a Piñera y Duque de “sumisión” ante EEUU

El gobierno de Nicolás Maduro rechazó las declaraciones de ambos presidentes, al considerarlas un gesto de “sumisión” ante Estados Unidos.

“Una vez más queda en evidencia la antidiplomacia, el irrespeto y la sumisión a los dictámenes de los Estados Unidos por parte de dos empresarios que defienden sus intereses económicos particulares por encima de los pueblos de Colombia y Chile”, expresó la cancillería en un comunicado.

Maduro suele acusar a Washington de encabezar una conspiración para derrocarlo con el apoyo de Colombia y otros países de la región.

Biobio Chile


Venezuela acusa a presidentes Piñera y Duque de “sumisión” ante Estados Unidos

El Gobierno nacional rechazó este jueves las declaraciones de los presidentes de Chile, Sebastián Piñera, y Colombia, Iván Duque, sobre la crisis en Venezuela al considerarlas un gesto de “sumisión” ante Estados Unidos.

“Una vez más queda en evidencia la antidiplomacia, el irrespeto y la sumisión a los dictámenes de los Estados Unidos por parte de dos empresarios que defienden sus intereses económicos particulares por encima de los pueblos de Colombia y Chile”, expresó la cancillería en un comunicado.

Más temprano, Piñera y Duque dialogaron en Santiago sobre la crisis venezolana en una reunión oficial previa a la cumbre de siete mandatarios que definirá el destino de Prosur, el foro que pretende reemplazar a Unasur.

Según Venezuela, los gobiernos de Colombia y Chile “utilizados como satélites de Donald Trump, se han convertido en un instrumento para la agresión contra el pueblo venezolano y sus instituciones”.

Maduro suele acusar a Washington de encabezar una conspiración para derrocarlo con el apoyo de Colombia y otros países de la región.

Ambos mandatarios coincidieron en utilizar “todos los instrumentos pacíficos y dentro del Estado de derecho” para buscar “sin ideologías y sin burocracias” una salida a la crisis política, económica y social que vive Venezuela, y que ha forzado el éxodo de 2,7 millones desde 2015.

“En el caso de Venezuela se acabó el tiempo de las posiciones ambiguas o las posiciones débiles, y llegó el tiempo de hablar fuerte y claro de lo que Venezuela necesita”, aseveró Piñera en una declaración conjunta con Duque leída tras la reunión.

https://twitter.com/jaarreaza/status/1108880019953250305/photo/1?ref_src=twsrc%5Etfw%7Ctwcamp%5Etweetembed%7Ctwterm%5E1108880019953250305&ref_url=https%3A%2F%2Fwww.panorama.com.ve%2Fpoliticayeconomia%2FVenezuela-acusa-a-presidentes-Pinera-y-Duque-de-sumision-ante-Estados-Unidos-20190321-0075.html

Panorama


Uruguay no firmará declaración de mandatarios de Prosur

El Gobierno de Uruguay decidió no suscribir la declaración de mandatarios de Prosur que se realizará este viernes en Santiago, porque no quiere que se repitan errores pasados como con Unasur, dijo a Sputnik el vicecanciller Ariel Bergamino.

“Uruguay no va a subscribir la declaración de mandatarios de Prosur”, sostuvo Bergamino a la agencia.

El miércoles, el presidente Vázquez, había dicho que si la iniciativa regional tenía una connotación ideológica entonces estaría repitiendo los errores de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y que Latinoamérica ya tiene varios procesos de integración regional.

Este jueves se realizó en Chile la Cumbre de Cancilleres Prosur, encuentro de ministros que precede a la Cumbre de Mandatarios que se realizará el viernes, en el marco de la creación de la nueva instancia regional Prosur que busca reemplazar a Unausur.

El viceministro uruguayo adelantó lo que será la participación de su país en la cumbre de mandatarios del viernes, señalando que su Gobierno no firmará la declaración conjunta por que “no creemos realmente que los problemas que suponen los procesos de integración se resuelvan creando nuevos organismos, y superponiendo un organismo sobre otro como la capa de una cebolla”.

“Estamos dispuestos a examinar uno por uno los distintos organismos y esquemas de integración y, de ser necesario, adoptar las medidas que correspondan para actualizarlos, mejorarlos, o incluso, si ponerle fin si hay que hacerlo, pero crear por crear no es el mejor camino”, señaló.

Además, sostuvo que “en este proceso de creación de Prosur se están cometiendo los mismos errores que se señalaron como fracaso de Unasur”.

Bergamino aclaró que “si bien Uruguay no va a suscribir a esta declaración, sí va a participar el viernes de la cumbre presidencial de Prosur”, dijo.

“Nosotros hemos sido muy claros al expresar la posición de Uruguay, nosotros no queremos ser los raros del barrio, los difíciles del vecindario, pero desde nuestra posición intentamos ayudar a mejorar el vecindario”, agregó.

La autoridad uruguaya se refirió a la situación de Unasur, asegurando que “no hay duda de que padece una parálisis, y las causas son varias, no es una sola”.

“Se ha dicho que Unasur padece una “extrema ideologización”, pero hoy parece que la ideología tiene la culpa de todo cuando en realidad uno podría preguntarse: ¿Prosur no tiene una connotación ideológica también?”, preguntó.

Venezuela

Bergamino criticó que la organización de Prosur no haya invitado a representantes del Gobierno de Nicolás Maduro de Venezuela, señalando que “comenzar a lanzar un proceso con un país que no está invitado, ¿es hablar de integración?”.

“En última instancia en los procesos de integración, quien excluye también se excluye”, añadió.

Este viernes se inaugurará en Santiago el primer encuentro de mandatarios para conformar el nuevo organismo Prosur, y contará con la presencia de los presidentes de Argentina, Brasil, Colombia, Ecuador, Paraguay, Perú.

Bolivia y Uruguay participarán a través de representantes diplomáticos.

Montevideo


Organizaciones convocan a protesta en contra del foro Prosur

Distintas agrupaciones sociales convocaron a una manifestación en contra del foro Prosur, impulsado por el Presidente Sebastián Piñera y su par colombiano, Iván Duque, en reemplazo de Unasur, que se realizará este viernes.

La ACES, la Confech, la Coordinadora 8M y el movimiento “No + AFP” llamaron a reunirse este viernes a las 19:00 horas en el Paseo Bulnes, en el centro de Santiago, para demostrar su descontento por la visita de los distintos presidentes latinoamericanos al foro de integración, especialmente del mandatario brasileño, Jair Bolsonaro.

Las organizaciones critican las declaraciones discriminatorias del líder ultraderechista brasileño en contra de las minorías sexuales.

Desde la Intendencia Metropolitana informaron que, hasta el momento, no han recibido ninguna solicitud para la manifestación, por lo que la convocatoria aún no está autorizada.

Cooperativa


Bolsonaro y Prosur en Chile: Feministas lanzan campaña contra “internacional de la misoginia”

Rechazo ha generado la realización de la primera reunión de Prosur en Chile, encuentro que comenzará este viernes 22 de marzo. Uno de los invitados a la cita de gobiernos derechistas ha concentrado mayoritariamente el repudio ciudadano. Se trata del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, conocido por sus posturas misóginas, racistas y homofóbicas.

Es justamente el mandatario brasileño y su par argentino, Mauricio Macri, dos de los jefes de Estado que figuran en una campaña iniciada por la Coordinadora Feminista 8 de Marzo, que lleva por título “¡No pasarán!” y que se ha expresado por medio de la instalación de afiches con los rostros de ambos personajes, acompañados por el texto “por todas nuestras muertas por luchar, las feministas no olvidamos”.

“No callaremos frente a la venida de quienes con el odio como bandera amenazan la vida de millones en América Latina. Personajes como Bolsonaro promueven la violencia contra mujeres, lesbianas y disidencias, avalan el negacionismo histórico y precarizan la vida de tantas y tantos”, afirmaron desde la Coordinadora 8M.

Durante la mañana de este jueves, la agrupación feminista y otras organizaciones sociales convocaron a una manifestación para el viernes 22 de marzo en Paseo Bulnes, frente al Palacio de La Moneda, a contar desde las 19 horas. “Al igual que hoy se unen estos mercaderes, estos depredadores de la vida, las feministas también estamos unidas con los movimientos sociales y en contra de esta internacional de la misoginia, de la explotación, de la depredación y precarización de la vida de los pueblos”, señaló Beatriz Bataszew, vocera de la Coordinadora.

Desarticular a los movimientos sociales

El llamado a protesta cuenta con el respaldo de distintas organizaciones sociales, como la Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios (ACES), la Federación Nacional de Pobladores/as (FENAPO), el Movimiento de Pobladores/as en Lucha (MPL), la Confederación de Estudiantes de Chile (CONFECh) y la Coordinadora Nacional de Trabajadores/as No+AFP.

Desde la ACES han planteado que el encuentro que reunirá a Sebastián Piñera, Jair Bolsonaro, Mauricio Macri, Iván Duque (Colombia), Martín Vizcarra (Perú), Lenín Moreno (Ecuador) y Mario Abdo (Paraguay), busca “unificar las medidas desarticuladoras a los movimientos sociales que se han propulsado hasta este entonces”.

“Lo hemos visto con Sebastián Piñera y su gobierno impulsando Aula Segura y el actual proyecto de Ley de Control de Identidad a menores (entre 14 y 17 años) en desmedro de los y las secundarias; o bajo las nulas respuestas que le han dado a los 15 femicidios y 10 ataques homolesbotransfóbicos presentes en este último tiempo”, agregaron desde la asamblea de secundarios.

En el marco del llamado a la manifestación, Amanda Luna, vocera de la ACES, sostuvo que Prosur es un organismo conformado por “gobernantes empresarios y corruptos” que tienen por objeto “quitarle los pocos derechos laborales que le quedan a los trabajadores en América Latina”.

“Lo hemos visto con Macri en Argentina, han habido despidos masivos en el sector público y una rebaja en sueldos y pensiones (…) Lo hemos podido ver con Bolsonaro en Brasil, que odia a los afrodescendientes, odia a las minorías sexuales y odia también a los pobres. Al fin y al cabo, es un fascista que tan solo viene a traer más violencia al país”, comentó la dirigenta estudiantil.

“Almorzar con Bolsonaro es como almorzar con Hitler en 1936”

La visita de Bolsonaro a Chile también ha sido rechazada por su apoyo explícito a la dictadura cívico militar encabezada por Augusto Pinochet (1973 – 1990). En 1998, sostuvo que el régimen de Pinochet “debió haber matado a más gente”. También ha señalado estar “a favor de la tortura”.

Desde la Comisión Chilena de Derechos Humanos señalaron que la “presencia en Chile de Jair Bolsonaro ofende la Memoria de las víctimas de la Dictadura y atenta contra la obligación del Estado chileno de respetar los principios y normas del Derecho Internacional de los Derechos Humanos”.

En tanto, la diputada Carmen Hertz (PC), reconocida abogada de derechos humanos, fue una de las que rechazó la invitación al convite en honor al mandatario brasileño. Al respecto, sostuvo que “asistir a un almuerzo con Bolsonaro es como asistir a un almuerzo con Hitler en 1936. No es posible que personas democráticas se puedan sentar con un sujeto que derechamente es un fascista peligroso que ha glorificado los crímenes contra la humanidad y que propicia la tortura como elemento de convivencia”.

Polítika