Venezuela y China, principales ejes en la reunión de jefes de Estado del Caribe con Trump

Presidentes caribeños se reúnen hoy con Trump; China en agenda

El presidente dominicano Danilo Medina, junto a los gobernantes de Bahamas, Jamaica, Haití y Santa Lucía, se reúne hoy en la Florida con el mandatario de los Estados Unidos, Donald J. Trump, en medio de la polémica comercial que libra esa nación con China y sus intentos de frenar su expansión por la región.

Las diferencias de las dos mayores economías del mundo pondrían en jaque a los caribeños, pues los Estados Unidos no solo busca reafirmar los lazos de amistad, sino que espera contrarrestar lo que han definido como “prácticas económicas depredadoras” de los chinos.

El encuentro con el gobernante norteamericano se registrará en la víspera de una visita que hará a la República Dominicana el viceprimer ministro chino, Hu Chunhua, quien tiene previsto agotar una agenda de reuniones desde el domingo hasta el martes 26.

Para el experto en derecho internacional Emil Chireno Haché, la reunión no registraría cambios importantes para la política exterior del país, pues considera que no habrá mayores presiones a las ya recibidas por el tema de China.

No obstante, sostiene que la situación podría ser diferente si en el encuentro se produce una reunión de carácter bilateral entre los Estados Unidos y la República Dominicana, porque el tema se tocaría de manera muy frontal.

A su juicio, el tema de China definirá el panorama geopolítico en el siglo XXI y la política exterior de los Estados Unidos.

El analista internacional Iván Gatón asegura que hay un cambio de época y desde una perspectiva geopolítica, la principal amenaza para Estados Unidos son China y Rusia, naciones que han realizado un frente común y tienen presencia en la región.

Explicó que como parte de esa presencia los chinos han ampliado su abanico de negocios y actualmente tienen sociedades comerciales con países como Chile, Brasil, Argentina, Uruguay y Perú.

“Cuando te fijas en el intercambio comercial de los Estados Unidos, tiene un déficit con China de más de US$300 mil millones, lo que ha desatado la guerra comercial entre China y Estados Unidos”, enfatizó.

Dijo que a ello se suma la ventaja que han asumido los chinos con el negocio de su tecnología 5G, la que ha revolucionado al mundo, y se ha impuesto en ese renglón al Occidente.

Detalló que el tema de Venezuela se suma, porque se ha convertido en el centro de las disputas geopolíticas de los imperios chino y ruso, que en estos momentos determinan el curso de la humanidad.

Diario Libre


Primera reunión oficial de Medina con Trump en Florida genera amplias expectativas en FL

La primera reunión de carácter oficial del presidente dominicano, Danilo Medina con su homólogo estadounidense Donal Trump, en la Florida, ha generado amplias expectativas entre los miembros de la comunidad dominicana y además, entre miembros de la diáspora venezolana en el exilio, siendo que entre los temas a tratar está la situación de Venezuela.

Desde las primera horas del jueves, un movimiento inusual entre autoridades consulares era notorio en la sede de República Dominicana localizada en Miami. Algunos ya han hecho sus arreglos para “ponerse donde el capitán los vea” en el buen sentido de la palabra.

De acuerdo con fuentes de este medio “se hacían arreglos correspondientes de común acuerdo con las instrucciones en la Cancillería para el protocolo de rigor ante el caso y recibir al presidente Danilo Medina con todas las de la ley” y donde inclusive han viajado desde República Dominicana otras personas para integrarse al equipo de protocolo, según.

El cónsul Miguel Angel Rodríguez, quien al momento de la información dada conocer primero por la Casa Blanca y luego corroborada por la Presidencia, sobre la reunión que sostendrá el presidente Trump, no solo con Medina sino con sus homólogos de Haití, Jamaica y Primeros Ministros de Bahamas y Santa Lucía, también llegó antes que el mandatario para ser parte de las coordinaciones en el recibimiento al presidente Medina.

Esta corresponsal pudo obtener de sus fuentes la información que da cuenta de que el jet privado en que viajará el presidente Medina adjunto a su comitiva integrada por los ministros de la Presidencia, Gustavo Montalvo, de Relaciones Exteriores, Miguel Vargas, Administrativo de la Presidencia, José Ramón Peralta y el consultor jurídico del Poder Ejecutivo, Flavio Darío Espinal, Roberto Rodríguez Marchena, portavoz del Gobierno, Carlos Pared Pérez, su inseparable asistente y el Jefe del Cuerpo de Seguridad Presidencial, mayor general EN Adán Cáceres, aterrizará directamente aquí en West Palm Beach alrededor de las 11 de la mañana.

Medidas de Seguridad

Como cada visita del Presidente Trump a su casa en Mar-a-Lago genera un movimiento inusual de personalidades en la zona, así como también fuertes medidas de seguridad dada su máxima investidura, esta vez, no ha sido la excepción.

Movimiento de personal en los alrededores es notorio, con entradas de personas y empleados que a diario asisten a la mansión.

La reunión de líderes del Caribe, anunciada por el presidente Donal Trump en esta semana, también mantiene en expectativas a la comunidad venezolana, ya que uno de los temas a tratar conforme la Casa Blanca, es dar las gracias en nombre de los Estados Unidos a los líderes de las naciones que han apoyado las acciones de restablecimiento de paz y democracia en Venezuela.

Igualmente los miembros de las diásporas bahamenses, jamaiquinos, haitianos y los de la Isla de Santa Lucía, se mantienen atentos a lo que ocurra en este encuentro entre sus líderes y el Gobernante de los Estados Unidos.

Postura de la Diáspora dominicana

Algunos miembros de la diáspora dominicana entienden sobre este primer encuentro oficial del presidente Danilo Medina con el Presidente de los Estados Unidos que el mismo “reviste gran interés para región y sobre todo siendo que República Dominicana es el socio comercial más importante del Estado de la Florida, el hecho que se haya escogido a una próspera ciudad de este Estado, le otorga un matiz también relevante.”

“Nos place saber que tendremos la visita a la ciudad del presidente de la República Dominicana, Danilo Medina. Lo que no entendemos es el por qué, fuera del marco de una reunión de esa índole, Medina no ha sostenido ningún encuentro con miembros de la comunidad dominicana que vivimos en la Florida desde que asumió su presidencia”, se quejó amargamente Mercedes Antonio Rodríguez, nativa de La Vega y quien reside en una zona cercana a Mar-a-Lago.

Puso de ejemplo que gobernantes de las demás comunidades hispanas, en este caso de Colombia “suelen reunirse con sus ciudadanos en visitas que realizan a la Florida. Creo que el Presidente Medina debería hacer un encuentro con su comunidad para escuchar de ella su sentir en diferentes aspectos en torno al país”, según recalcó la dama.

Sobre la reunión

Entre los temas bilaterales que el presidente Donal Trump tiene en la agenda en este micro cónclave presidencial, figuran entre otros puntos neurálgicos el tema de la cooperación en materia de seguridad, un tema de bastante repercusión para las Américas.

Además, la situación por la que atraviesa Venezuela, donde la crisis toma cada día una trayectoria diferente y las autoridades estadounidenses intentan a toda costa el restablecimiento de la democracia en este país sudamericano, oprimido por el régimen de Maduro.

Otro tópico no menos importante para tratar es la exploración de potenciales oportunidades para la inversión en el sector energético y los intercambios comerciales con China y “sus prácticas económicas predatorias”, conforme la Casa Blanca.

Acento


Barbados reiterates call for non-interference in Venezuela

Barbados has reiterated the need for the Caribbean to remain a zone of peace and insisted that only the Venezuelans could decide on the future of the South American country, even as President Donald Trump was gearing for a meeting with selective Caribbean leaders on Friday on the economic and political developments in Venezuela.

Prime Minister Mia Mottley, who has been a member of the Caribbean Community (CARICOM) delegation meeting with regional and international stakeholders on the Venezuelan crisis, told Parliament on Wednesday night that “instability in Venezuela will undermine peace in the southern and eastern Caribbean as we are already seeing in Trinidad and Grenada.

“We have been in a zone of peace in the Caribbean for so long that we are in danger of underestimating how important it is for us to have a peaceful region. If God forbid there is military intervention in Venezuela, it would destabilise this region for a very long time and we could be living with the adverse social and human effects for a very long time after relating to refugees and other social instabilities that come with the movement of guns and trade of guns for basic food items,” she told legislators, while delivering her administration’s 2019-20 national budget.

CARICOM leaders at their inter-sessional summit in St Kitts-Nevis last month reiterated their position of non-interference in the internal affairs of Venezuela and said they were prepared to mediate in the process to bring about a peaceful resolution to the crisis where Opposition Leader Juan Guaidó with the support of Washington and its allies are seeking to replace President Nicolas Maduro, who was sworn into office for a second consecutive term earlier this year.

In late January, regional leaders, led by the CARICOM chairman Prime Minister Dr Timothy Harris and including Mottley and Dr Keith Rowley of Trinidad and Tobago, met with the United Nations Secretary General Antonio Guterres, expressing optimism that the UN will assist in establishing the road map towards peace and security for Venezuela.

The delegation also participated in a meeting in an international meeting in Uruguay where the Montevideo Mechanism was adopted saying it presents “the only objective mechanism” to address the “complex political situation in Venezuela”.

President Trump will meet with the leaders of the Bahamas, St Lucia, Jamaica, Haiti and the Dominican Republic on Friday to discuss Chinese economic intervention in the region and the extant political and economic crisis in Venezuela among other matters.

The Caribbean leaders invited had in January supported a resolution at the Organization of American States (OAS) in not recognising Maduro’s second five-year term.

While she made no specific mention of the upcoming meeting, Prime Minister Mottley reminded legislators that CARICOM has sought to play a global role in pressing for and offering to be a supportive forum for dialogue between the parties in Caracas.

“We believe that must come as we said. If we try to impose externally it will never be sustainable and Venezuela is a country with almost 30 million people and the consequences with respect to what it can do, not only to Colombia, Guyana on its borders, but to those of us in the Caribbean Sea that is also its border is of significance to us.

“We are neither pro-Maduro or anti-Maduro. We are neither pro- Guaidó or anti- Guaidó, but we are pro-stability and pro the Caribbean remaining as a zone of peace and anything that alters that stability must be of concern to us.

“The world is a difficult place in which to live today and people may begin to understand that those who believe that might is right feel that they have the only solution, but we all know better from biblical times that might was never always right. You only have to speak to the book that speaks to David and Goliath,” she told legislators.

Jamaica Observer


VOLVER