Argentina: paro y movilizaciones en todo el país contra las políticas económicas de Macri

Paro nacional y marcha a Plaza de Mayo con llamado a la unidad para octubre

Impulsado por todas las vertientes de la CTA y el sector más duro de la CGT que reúne a dirigntes como Hugo Moyano (Camioneros), Sergio Palazzo (Bancarios) y Ricardo Pignanelli (Mecánicos), se realiza desde la medianoche de este martes el paro nacional contra las políticas de Cambiemos.

Durante el acto de cierre, el titular de la CTA Autónoma, Pablo Micheli, dijo que “hay que ganar la calle, no hay que abandonar un solo segundo la lucha”. En ese sentido, reclamó: “Hay que acompañar las elecciones con los movimientos sociales movilizados para que estos tipos no nos sigan saqueando, para que podamos poner a un compañero o una compañera que represente los sentimientos de cada trabajadores y cada jubilado en Argentina. Fuerza compañeros, la fuerza esta en la unidad”.

Por su parte, el titular de la CTA de los Trabajadores, Hugo Yasky, aseguró en el mismo sentido: “La unidad va a abrir un nuevo camino para todos nosotros, queremos salarios dignos escuelas abiertas, hospitales funcionando, queremos sentirnos orgullosos de trabajar”.

“Ese país solamente lo podemos hacer los trabajadores, con la unidad del pueblo, tenemos que ir a octubre peleando en la calle, con dignidad, orgullosos de ser trabajadores”, agregó y aseguró: “Hoy comienza un nuevo día para la clase trabajadora, vamos a constituir una historia mucho mejor”.

Acto seguido habló el secretario adjunto de Camioneros, Pablo Moyano, quien afirmó que “el paro fue contundente en todo el país más allá que el ministro (de Producción y Trabajo, Dante Sica) o los funcionarios dicen que no se notó”. Luego recordó: “Nos opusimos a la reforma laboral en 2017 cuando la CGT la tenía acordada con Triaca”.

“Ratificamos acá en la plaza que vamos a seguir peleando contra este modelo de hambre”, aseguró e indicó que “este paro es por los pobres, los desocupados y los jubilados”.

Los sindicatos mencionados, junto a organizaciones sociales, marcharon hacia Plaza de Mayo. Allí se realizó un acto donde los dirigentes expresan cuáles son las principales demandas al gobierno.

Por el paro no hubo clases en las escuelas y universidades públicas y privadas; no funcionan con normalidad los hospitales públicos y no habrá atención bancaria, ni recolección de basura, ni transporte de mercaderías, mientras que el transporte público se verá afectado debido a que no funcionarán subtes, ni los trenes, mientras que en el caso de los colectivos unas 80 líneas adhieren a la medida de fuerza, en lo que representa un acto de rebeldía ante la posición de la UTA, cercana al gobierno de Cambiemos.

Impulsado por todas las vertientes de la CTA y el sector más duro de la CGT que reúne a dirigntes como Hugo Moyano (Camioneros), Sergio Palazzo (Bancarios) y Ricardo Pignanelli (Mecánicos), se realiza desde la medianoche de este martes el paro nacional contra las políticas de Cambiemos.

Durante el acto de cierre, el titular de la CTA Autónoma, Pablo Micheli, dijo que “hay que ganar la calle, no hay que abandonar un solo segundo la lucha”. En ese sentido, reclamó: “Hay que acompañar las elecciones con los movimientos sociales movilizados para que estos tipos no nos sigan saqueando, para que podamos poner a un compañero o una compañera que represente los sentimientos de cada trabajadores y cada jubilado en Argentina. Fuerza compañeros, la fuerza esta en la unidad”.

Por su parte, el titular de la CTA de los Trabajadores, Hugo Yasky, aseguró en el mismo sentido: “La unidad va a abrir un nuevo camino para todos nosotros, queremos salarios dignos escuelas abiertas, hospitales funcionando, queremos sentirnos orgullosos de trabajar”.

“Ese país solamente lo podemos hacer los trabajadores, con la unidad del pueblo, tenemos que ir a octubre peleando en la calle, con dignidad, orgullosos de ser trabajadores”, agregó y aseguró: “Hoy comienza un nuevo día para la clase trabajadora, vamos a constituir una historia mucho mejor”.

Acto seguido habló el secretario adjunto de Camioneros, Pablo Moyano, quien afirmó que “el paro fue contundente en todo el país más allá que el ministro (de Producción y Trabajo, Dante Sica) o los funcionarios dicen que no se notó”. Luego recordó: “Nos opusimos a la reforma laboral en 2017 cuando la CGT la tenía acordada con Triaca”.

“Ratificamos acá en la plaza que vamos a seguir peleando contra este modelo de hambre”, aseguró e indicó que “este paro es por los pobres, los desocupados y los jubilados”.

Los sindicatos mencionados, junto a organizaciones sociales, marcharon hacia Plaza de Mayo. Allí se realizó un acto donde los dirigentes expresan cuáles son las principales demandas al gobierno.

Por el paro no hubo clases en las escuelas y universidades públicas y privadas; no funcionan con normalidad los hospitales públicos y no habrá atención bancaria, ni recolección de basura, ni transporte de mercaderías, mientras que el transporte público se verá afectado debido a que no funcionarán subtes, ni los trenes, mientras que en el caso de los colectivos unas 80 líneas adhieren a la medida de fuerza, en lo que representa un acto de rebeldía ante la posición de la UTA, cercana al gobierno de Cambiemos.

Por su parte, Aerolíneas Argentinas canceló todos sus vuelos programados para este martes, medida que alcanzó a un total de 350 viajes y afectó a más de 22.000 personas a las que se les reprogramarán sus vuelos.

A horas del paro y marcha, el secretario general del gremio de Camioneros, Hugo Moyano, volvió a apuntar contra el presidente Mauricio Macri y afirmó que de aquí a diciembre “el Gobierno no va a encontrar la forma de cambiar” la situación económica que atraviesa el país, mientras que lamentó que “para reducir el déficit están haciendo pasar hambre” a la población.

En tanto en la jornada siguiente, miércoles 1 de mayo, Día del Trabajador, habrá un paralización total del transporte público en el feriado, ya que los sindicatos que conforman la CATT (Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte) anunciaron a un paro para reclamar por los descuentos salariales que sufren en virtud del Impuesto a las Ganancias.

Info News


Con críticas a la conducción de la CGT, los sindicatos opositores llamaron a “derrotar a Macri en la calle y en las urnas”

Según los organizadores, la movilización convocada en el marco del paro de 24 horas organizado por el Frente Sindical para el Modelo Nacional y las CTA, reunió a más de 200 mil personas. Lo cierto es que la movilización fue multitudinaria y que, el paro, se sintió muy fuerte en todo el país a pesar de los intentos del gobierno para limitar su alcance dictando conciliaciones obligatorias a una decena de sindicatos de base.

El dato distintivo fueron las más de 90 líneas de colectivos que, lideradas por el dirigente de la UTA opositor a Roberto Fernández, Miguel Bustinduy, decidieron parar desconociendo en los hechos a la conducción del sindicato y al propio Consejo Directivo de la CGT. Bustinduy fue receptor de elogios por varios de los dirigentes que hicieron uso de la palabra empezando por el líder Camionero, Pablo Moyano.

Los manifestantes empezaron a concentrar a las 10 de la mañana, en la zona de la Avenida 9 de julio. Allí se destacaron las columnas del SMATA, Camioneros y de las organizaciones sociales que integran el triunvirato piquetero. A las 13:15 comenzaron a sonar las estrofas del himno nacional argentino en el escenario apostado sobre la vereda de la Plaza de Mayo, frente al Cabildo.

Allí, rodeados por decenas de dirigentes sindicales, se escucharon los discursos de Sergio Palazzo, líder de la Asociación Bancaria y de la Corriente Federal de los Trabajadores, Mariano Flores, uno de los dirigentes de las organizaciones sociales que integran el triunvirato de San Cayetano, Ricardo Peidró y Pablo Micheli de las distintas fracciones de la CTA Autónoma, Hugo Yasky, de la CTA de los Trabajadores, y Pablo Moyano, del Sindicato Camionero y articulador del Frente Sindical para el Modelo Nacional. Omar Plaini, dirigente del Sindicato de Canillitas, fue el encargado de leer un documento consensuado entre las organizaciones convocantes.

El dirigente bancario la emprendió contra el gobierno y su intento de regimentar la protesta a través de conciliaciones obligatorias dictadas durante la jornada de ayer: “Amenazas hacen ellos metiendo miedo a los trabajadores y a la sociedad que si no los vota esto va a ser un caos. Pero no puede haber más caos. Se están afanando el país entero”.

En el marco de un nuevo dislocamiento del mercado cambiario criticó la decisión del BCRA de ocultar el uso de reservas para contener el dólar y señaló “acá presionan los mercados financieros y cambiarios y las empresas de servicios y logran lo que quieren. Tiene que presionar el movimiento obrero, es lo que estamos haciendo y vamos a hacer con un plan de lucha”. Y desafió al gobierno “si quieren más paros, van a tener más paros”. Además envió un mensaje al binomio que conduce la CGT: “Llamamos a que recapaciten”. Como resultado de su posicionamiento, les advirtió que “ahora tienen un paro nacional sin la CGT a la cabeza”.

Por último, como todos los oradores, se refirió al proceso electoral aclarando que “si bien el problema es político, los trabajadores tienen necesidades ahora.” Con todo, envió un mensaje a la oposición: “Antepongan las necesidades del pueblo antes que las candidaturas y el vedettismo para que en octubre triunfe un movimiento Nacional y Popular”.

El representante de las organizaciones sociales, Mariano Flores, insistió en la necesidad de “derrotar a este gobierno para buscar una salida. En la calle o en las urnas”. Para eso insistió en la necesidad de “un gran frente y acompañar al que gane en las PASO, para que haya una política nacional y popular real. Eso es que el pueblo y los trabajadores tengan la manija”.

Ricardo Peidró, de la CTA Autónoma, advirtió que “este gobierno no fracasó en su política. Que no tengamos un mango es un efecto deseado”. Al mismo tiempo la emprendió contra la CGT y destacó la presencia de “los que no respondieron a sus conducciones”.

Con todo, se desmarcó de otro oradores señalando que “no vamos a esperar a las elecciones, lo que padece nuestro pueblo lo padece hoy. La lucha es hoy.”.

El planteo electoral también surgió en el discurso de Pablo Micheli quien, tomando en cuenta su trayectoria política y sindical, sorprendió al decir “queremos que vuelva el peronismo y un gobierno nacional y popular”, sin embargo instó a “no abandonar un minuto la lucha y acompañar el camino a las elecciones con el movimiento obrero en la calle”. Sobre el gobierno dijo “este no es un boludo, es un presidente peligroso”.

Hugo Yasky destacó que las organizaciones convocantes lograron construir un “verdadero paro general, no se movió una sola persona”. Además, saludó a los trabajadores y sindicatos que no se amedrentaron por los aprietes del gobierno: “Se bancaron el paro porque, cuando el trabajador sabe por lo que pelea y confía en sus dirigentes, va para adelante”.

Por último, señaló: “El país que queremos solamente lo podemos hacer los trabajadores. Tenemos que ir hasta octubre peleando en la calle. Hoy empieza una nueva historia para la clase obrera”.

Para cerrar, Pablo Moyano destacó que “el paro fue contundente en todo el país más allá de lo que diga el gobierno”, al mismo tiempo se ocupó de ofrecer un “reconocimiento a Miguel Bustinduy que se bancó la presión del gobierno y de los funcionarios y hoy casi no funcionaron los colectivos” y criticando las conciliaciones que dictó la Secretaría de Trabajo desafió: “A nosotros no nos aprieta nadie. ¡Que se metan los apriete en el culo!”.

Por último, adelantó: “Vamos a decidir en un nuevo congreso las medidas que se van a tomar”.

Tiempo Argentino


La respuesta al reclamo del paro la dio Bullrich desde el área de Seguridad

La única respuesta que dio el gobierno a los reclamos de los trabajadores y trabajadoras que encabezan un paro nacional y movilizaciones el día de hoy, fue desde el Ministerio de Seguridad. “En primer lugar, el Ministerio de Seguridad de la Nación, conjuntamente con Transporte y el Ministerio de Producción, hemos trabajado sobre la seguridad de todas las personas que quieran ir a trabajar. Y hemos advertido que no vamos a aceptar ningún tipo de corte de calles o rutas. Los manifestantes que quieran adherir al paro, lo harán, pero de una manera civilizada” explicó la ministra Patricia Bullrich en conferencia de prensa.

Respecto al operativo de seguridad, informó que “la Ciudad de Buenos Aires se hará cargo de la ciudad; las fuerzas federales de los accesos federales como Panamericana o la Autopista Ezeiza; y la provincia de Buenos Aires de la autopista La Plata y aquellas que le corresponden”.

La ministra además hizo referencia a “actitudes mafiosas” que pudieron verse horas antes del paro, y mostró una imagen de un colectivo incendiado: “Es el cuarto colectivo incendiado, es decir, que las mafias ya están actuando”. Sin embargo, no dio mayores detalle sobre esos incidentes.

Bullrich además descalificó la medida de fuerza convocada por los sindicatos: “Aquellos que llaman al paro, lo que hacen es destruir trabajo; este es el verdadero riesgo país, son aquellos que destruyen y queman colectivos porque no aceptan que haya gente que quiera trabajar y colectiveros y empresas que quieran llevar adelante su trabajo”. Finalmente remarcó que el gobierno intenta dar pelea a lo que ellos consideran “mafias terroristas”.

FARCO


Movilización frente a la embajada de Venezuela


VOLVER