Argentina: sindicatos y organizaciones sociales marcharon contra las políticas del gobierno

El ajuste de Macri encontró una multitudinaria respuesta en las calles

La jornada del jueves estuvo marcada por enormes movilizaciones que cruzaron la ciudad. De un lado, la CGT concentró en Plaza Once y marchó hasta el cruce de Av. de Mayo y 9 de Julio. El movimiento 21F (Camioneros, Smata y la Corriente Federal de los Trabajadores, entre otros), concentró en Congreso. El Plenario Sindical Clasista (PSC) lo hizo en el Obelisco para marchar a Plaza de Mayo.

Las primeras columnas de la marcha de la CGT que llegaron a la intersección de 9 de Julio y Avenida de Mayo fueron las de los movimientos sociales. La CTEP, el Movimiento Evita y Barrios de Píe encabezaban la marcha que se extendía hasta Plaza Miserere. Atrás los seguían los empresarios PyMES. Luego cerraban los gremios. Todos bajo las consignas “en defensa de la producción, el empleo y la industria nacional”, y “en rechazo del modelo económico”.

La columna de la CGT era encabeza por Sanidad, el gremio que conduce Héctor Daer. Luego, dentro de una gran variedad de gremios y de organizaciones sociales pequeñas se destacaba la columna de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) liderada por Antonio Caló y Francisco “El Barba” Gutiérrez.

Los gremios alineados con la conducción de la CGT marcharon como estaba previsto hasta la 9 de julio. Antes, los gremios representantes de los gremios industriales junto a las dirigentes que representan a los pequeños y media, ingresaron al Congreso de la Nación en donde la oposición había forzado una sesión para frenar el tarifazo y el pago de impuestos a las ganancias por los jubilados.

Los dirigentes fueron recibidos por diputados de las distintas versiones del peronismo que conviven en el Congreso y la por la intendenta de La Matanza, Verónica Magario.

Las Centrales de los Trabajadores Argentinos (CTA) de Hugo Yasky y los dos sectores en los que se dividió la Autónoma (CTAA) -Pablo Micheli y Ricardo Peidro- se concentraron en otros puntos de la ciudad, de forma previa a integrarse a la caravana, que marchó por las Avenidas Rivadavia y de Mayo hasta la 9 de Julio, al igual que las numerosas columnas de camioneros, mecánicos, ladrilleros, marítimo-portuarios y de sindicatos del transporte.

En la movilización también participaron la Confederación General Económica (Cgera), la Apyme, empresarios textiles y de otras actividades y los movimientos piqueteros, todos los cuales coincidieron con los reclamos gremiales respecto de “la necesidad de modificar el modelo económico y defender el empleo y la industria”.

La columna sindical fue encabezada por Héctor y Rodolfo Daer, Carlos Acuña y Hugo Benítez, a quienes se sumó Armando Cavalieri pocas cuadras después.

En el Congreso

En los alrededores del Congreso Nacional confluyeron las entidades que integran el Frente Sindical para el Modelo Nacional (Fresimona) y el Movimiento 21F, armados en los que militan importantes gremios de la CGT como Camioneros y los mecánicos del SMATA además de los identificados con la Corriente Federal Sindical.

Con estos sectores también marchó la Central de Trabajadores Argentinos (CTA), con Hugo Yasky, su secretario General, a la cabeza, y distintas seccionales de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE). También concentró el Suteba que dirige Roberto Baradel.

Desde allí los manifestantes marcharon por Avenida de Mayo hacia el Ministerio de Desarrollo Social.

Las fracciones mayoritarias fueron las de Camioneros y SMATA aunque la mayor parte del tiempo se mostraron dispersos. También hubo otras asociaciones como el gremio de docente universitarios CONADU, la CNCT, varios sindicatos municipales y organizaciones sociales. También partidos políticos como Nuevo Encuentro.

La marcha se desarrolló normalmente y terminó en las puertas de Desarrollo Social donde la mayoría de los manifestantes desconcentró.

Del Obelisco a Plaza de Mayo

En la zona del Obelisco concentró desde el mediodía lo que sería la tercera convocatoria del día: la del Plenario Sindical Clasista, armado gremial que agrupa a los sindicatos, seccionales, cuerpos de delegados, agrupaciones y activistas que se identifican con el clasismo y la izquierda política.

La multitud en el Obelisco marchó hacia Plaza de Mayo pasadas las 15. Encabezados por la columna de los trabajadores del Sindicato Único de Trabajadores del Neumático (Sutna), la marcha incluía a los ferroviarios de la seccional Haedo del ferrocarril Sarmiento, a los médicos de la provincia de Buenos Aires (Cicop), al sindicato docente Ademys y las seccionales del sindicato docente bonaerense Suteba en manos de la oposición identificada con la lista Multicolor.

Más atrás avanzaba la abigarrada formación del Polo Obrero y los militantes de los partidos Obrero e Izquierda Socialista –ambos integrantes del Frente de Izquierda-, además del Movimiento Socialista de Trabajadores, entre otros.

Al avanzar por avenida de Mayo, las columnas clasistas se cruzaron con las de los sindicatos de la CGT que bajaban desde Plaza Once y se desconcentraban en la intersección con la avenida 9 de Julio. No sólo no hubo cruces sino que hasta se escuchó algún canto a la unidad de los trabajadores.

Ya en Plaza de Mayo, con breves discursos, los oradores agitaron ante la muchedumbre el programa político y sindical que los convocó: un plan de lucha para enfrentar el ajuste de Macri, los gobernadores y el FMI. Hubo fuertes críticas a la CGT, a la que se acusó de paralizar las luchas obreras que jalonaron 2018, y también al sector sindical que concentró en el Congreso, al que se lo calificó de seguidista del PJ.

Tiempo Argentino


Contra el Ajuste | Masiva marcha por la Producción y el Trabajo

El conjunto del movimiento obrero organizado ocupó las calles de la Ciudad de Buenos Aires y de muchos centros urbanos del país para repudiar el accionar económico oficial. Una multitud convocada por todas las centrales gremiales concretó el acto más importante del año. Ni la tormenta de viento que castigó la zona ni la lluvia posterior desalentaron a los trabajadores presentes desde Plaza Once hasta Plaza de Mayo, con fuerte epicentro en Congreso desde la mañana hasta el cierre de este artículo.

Los integrantes del Frente Sindical para el Modelo Nacional, donde cumple fuerte rol la Corriente Federal de Trabajadores anunciaron la convocatoria para el próximo 11 de abril a las 11 hs de un encuentro de Delegaciones Regionales de la CGT y gremios confederados en la sede de SMATA para definir las nuevas medidas de lucha. El diálogo con varios secretarios generales cegetistas nos permite inferir que allí se dispondrá una huelga nacional en el marco de un plan de lucha continuo.

El Frente Sindical se congregó en Congreso. La conducción de CGT en Plaza Miserere. Las CTAs lo hicieron por Avenida Entre Ríos en un caso y por Avenida 9 de Julio en otro. Al visualizar la intensidad del arribo de nuevas columnas, se resolvió continuar la movilización rumbo a Plaza de Mayo. Al llegar a Congreso referentes del Frente y  la Corriente entregaron un documento a los diputados reunidos en sesión.

Todos los pronunciamientos conocidos a lo largo de la jornada resultan lapidarios para con la entrega, la desindustrialización y la ruina provocada al país por la gestión oligárquica de Cambiemos.

El equipo de Radio Gráfica (Área Periodística, programas institucionales, Área Técnica) desplegó una cobertura completa de lo ocurrido, en contraste agudo con el resto de los medios de comunicación que pretendieron ocultar la gigantesca marcha. Recién cuando observaron que la Ciudad estaba atravesada plenamente por la presencia obrera admitieron difundir algunas imágenes. Pero nuestra emisora se zambulló en las distintas columnas para dar a conocer los planteos de convocantes y manifestantes.

Héctor Amichetti, titular de la Federación Gráfica Bonaerense y estratega de la Corriente Federal de Trabajadores, puso de relieve que “hay que darle continuidad a este reclamo contundente, es muy urgente porque se están destruyendo fuentes de trabajo y la economía está en una situación de emergencia total”.  En ese sentido se mostró partidario de “dar el debate con las regionales para definir un plan de acción que incluya un paro nacional, que está cercano”.

Sergio Palazzo, secretario general de La Asociación Bancaria y referente de la CFT y del Frente Sindical para el Modelo Nacional, dialogó en con nuestra emisora desde Avenida de Mayo y 9 de Julio: “Es un día importante, una gran movilización. Creo que se esta expresando el pueblo trabajador en la calle reclamando el cambio de rumbo económico y social de éste gobierno”.

En ese sentido Palazzo remarcó que “ojalá (el gobierno) tome debida nota y ojalá que los compañeros de la CGT tomen debida nota que están todas las condiciones re contra dadas para declarar un paro nacional y para tener un plan de lucha para que este gobierno cambie sus políticas”. “Es necesario caminar a un paro general”.

También dijo lo suyo el secretario adjunto del Sindicato de Camioneros Pablo Moyano: “Desde el Frente Sindical acompañamos esta gran convocatoria, y sobre todo, los gremios industriales que son los más afectados por las políticas del gobierno nacional. Por eso, junto a los gremios industriales entregamos un proyecto de salvataje para las empresas Pymes, para que sea tratado por los diputados nacionales. Si el gobierno dice que éste es el rumbo, el Frente Sindical estará en la calle”.

“El 11 de abril próximo, en la sede de SMATA, convocamos a todos los gremios confederados de la CGT para encontrar definiciones -añadió Moyano-. No descontamos un paro nacional junto a quienes estén dispuestos a pelear contra el gobierno”. No esquivó la crítica: “Esta movilización debe sensibilizar a algunos dirigentes de la CGT. Que se den cuenta que los trabajadores quieren estar en la calle peleando. Aquí hay miles de trabajadores del interior, porque allí también hay inflación, desocupación y despidos”.

Norberto Cafasso, secretario gremial de la Unión Obrera de Ladrilleros de la República Argentina, sostuvo: “convocamos por la Unión, la Producción y el Trabajo. Necesitamos la unidad para derrotar este plan neoliberal que está destruyendo al trabajo argentino y a las pymes” y agregó que “a los trabajadores no nos queda otra cosa más que salir a la calle a manifestar lo que pensamos y decirle a este gobierno que tiene que razonar, que no nos puede empobrecer de esta manera a costa de ese plan salvaje del FMI”.

Héctor Daer, secretario general de CGT, destacó la importancia de construir un próximo gobierno “que genere sustentabilidad social, desarrollo económico y permita que todos los argentinos sean incluidos” . En un diagnóstico crudo indicó que “cierran empresas, negocios y todo lo que tiene que ver con el movimiento económico” y recordó que “cuando estaba en campaña, el presidente decía que todo iba a ser fácil pero hoy tenemos más pobreza, más desocupación, más endeudamiento y destrucción de la economía”.

Frente a este presente Daer enfatizó que “planteamos la unidad, con eje en el peronismo, que genere la alternativa para sacar el país de la debacle que nos van a dejar” a través de “un gran acuerdo político que sea la sumatoria de todos los sectores”.

Uno de los momentos más emotivos de la cobertura de Radio Gráfica lo suscitó la charla con Lorenzo Pepe. El histórico dirigente ferroviario y militante peronista, aseguró que “es impresionante la cantidad de jóvenes que se unen a esta lucha. En definitiva, es la histórica lucha que hubo siempre entre federales y unitarios. En este momento los unitarios están gobernando el país y los federales hemos quedado afuera. Tenemos que recuperar el poder perdido”.

Pepe añadió: “Necesitamos un gobierno nacional y popular que este comprometido con la reivindicación del pueblo. Este gobierno ha hecho un verdadero desastre en lo social y económico. Han abandonado al pueblo”. Luego hizo referencia a la situación política nacional: “Seríamos muy idiotas si no nos unimos para derrotar a este gobierno”.

Por su parte Daniel Catalano, secretario general de ATE Capital aseveró en nuestra emisora: “El pueblo necesita estar movilizado. El gobierno no puede controlar la inflación, los salarios no alcanzan y hay una caída muy fuerte de las industrias”. Por eso, indicó, “necesitamos que la CGT ponga fecha del paro nacional. No alcanza con movilizar, sino que tenemos que parar el país, es un reclamo de todo el sector nacional y popular”.

El estatal fue claro: “Hay que hacer una transformación del modelo económico, haremos la cantidad de paros que sean necesarios para que nos escuchen. Las conquistas fueron ganadas con la lucha en las calles, no fueron un regalo de los gobiernos de turno”.

Irina Garbus, secretaria de Nivel Primario de UTE, dijo en el aire de la FM 89.3 que “estamos presentes para decirle no a este modelo neoliberal que genera hambre y desocupación”. Sobre los comedores escolares en Ciudad Autónoma de Buenos aires, denunció: “Desde el año pasado hubo recortes en la cantidad de comidas que llegaba a las escuelas, supuestamente era porque había un gran ausentismo de los alumnos, cuando no era así. Los directores y las cooperadoras, se plantaron para tener más raciones”.

En esa dirección especificó que “ahora se le suma la inscripción online para tener una beca para el comedor, que es un trámite engorroso, que pide el manejo de la aplicación y el trámite en un CGP. Muchos chicos y chicas no pueden hacer la inscripción online. Estamos muy preocupados por esto. Con hambre no se puede estudiar, no queremos que Rodríguez Larreta implemente las escuelas del hambre”.

También resultó significativa la presencia de empresarios pequeños y medianos, así como de miembros de empresas cooperativas; muchas de ellas, recuperadas. Los pymes, en distintas ocasiones, manifestaron la importancia de conjugar esfuerzos con el movimiento obrero pues, en conjunto, encarnan la economía real de la Argentina. Esa que el gobierno de Cambiemos intenta hundir.

Radio Gráfica


Bullrich y Stanley en problemas: Balas de goma, gas pimienta y detención a los manifestantes

Miles de manifestantes se movilizaron desde la mañana hacia el Ministerio de Desarrollo Social para protestar contra la suba de las tarifas.

“Al 3 de abril, después de un retraso de 15 días para reunirnos con Desarrollo Social, el gobierno no dio ninguna respuesta a las necesidades de las miles de familias que sufren el impacto del ajuste del gobierno.”, comienza la convocatoria de la Prensa Obrera del día de ayer.

“En un cuadro de agravamiento de la situación social reconocido por el Indec y la propia ministra Stanley, en conferencia de prensa, en los hechos no hay ninguna respuesta. No sólo en esa conferencia ratificó el rumbo económico, que deja a miles de familias en la calle, sino que no anunció ninguna medida para paliar el derrumbe social propiciado por la política del gobierno.”, continúa la nota de la prensa obrera en la que explican los motivos de su manifestación.

Desde la mañana hubieron tensiones entre la policía y los manifestantes.

En un principio, los manifestantes cortaron el tránsito durante unos minutos en ambos carriles y fueron desplazados por la policía que formó una cortina de oficiales para movilizar a las masas.

“Desplegamos las fuerzas necesarias para garantizar el desbloqueo. Fue un bloqueo para generar un daño y no lo vamos a tolerar”, aseguró Marcelo D’Alessandro, secretario de Seguridad de la Ciudad, en diálogo con TN. Asimismo, aseguró que “no hubo ningún problema” y destacó el “profesionalismo de la policía de la Ciudad”.

“Nosotros respetamos el derecho a manifestar. Esto no es una manifestación, es un bloqueo”, sostuvo D’Alessandro. “Son grupos de izquierda que no se sientan a dialogar”, afirmó el funcionario una vez más a TN, sobre la autopista que habría sido cortada por manifestantes del Frente de Organizaciones en Lucha.

Por la tarde, los manifestantes ya habían anunciado su intención de realizar un acampe frente al Ministerio de Desarrollo Social, lo que los policías decidieron no permitir al punto de detener a una señora de 60 años, sin motivo aparente, tirar gas pimienta y balas de goma a los manifestantes.

La mujer detenida se llama Lidia Ríos, de 60 años y cumple tareas de cocina en un comedor. Según las denuncias de manifestantes presentes fue capturada mientras estaba sentada en el cordón de la vereda, esperando el acampe, cerca de Avenida Belgrano y 9 de Julio, donde se explayaba el fuerte operativo policial.

“Los referentes de las organizaciones piqueteras, en una improvisada conferencia de prensa, reclamaron la liberación de Ríos y exigieron al Ministerio de Desarrollo Social la convocatoria de una reunión. Algunos manifestantes sufrieron el impacto de balazos de goma. Las fuerzas represivas emplearon también gases lacrimógenos.”, publicaron desde la prensa obrera.

“¡Ministra atienda los reclamos sociales! Esto es una manifestación y las manifestaciones no están prohibidas en la Argentina, excepto que Mauricio Macri haya declarado el Estado de sitio. ¡Fuera (Patricia) Bullrcih de la calle!”, expresó Eduardo Belliboni.

“Me ahorcaron, me ahorcaron los policías”, gritaba otra mujer a su lado.

Tras unas horas, Lidia Ríos fue liberada y comunicó frente a las cámaras que la policía le intentó robar:

“Me quisieron detener por defender las pertenencias de mis compañeros”
, decía Lidia, “los policías querían sacarles las cosas, los bolsos donde tenían no solo cosas para acampar sino también abrigos, sus cosas”.

“En los bolsos hay carpas, hay ropa de bebés, y nadie sabe si no se las iban a quedar a las cosas”
, replicó la abogada de Lidia quien tuvo que ir a salvarla de la detención “por resistencia a la autoridad”.

Frente a las cámaras varios de los manifestantes gritaron tras la represión ¡Fuera Bullrich! Y ¡Fuera Stanley!, asegurando su repudio hacia la Ministra de Desarrollo Social, Stanley, por no darles ninguna respuesta por 15 días y contra la Ministra de Seguridad, Bullrich, por los fuertes operativos policiales que se dieron en el día de hoy, y en las manifestaciones en general.

Belliboni aseguró que hay más de diez heridos, y los manifestantes siguen tratando de acampar frente al Ministerio de Seguridad y Desarrollo Social, que todavía no dio ni una respuesta.

Urgente 24


VOLVER