Bolivia: García Linera rechaza una “nueva intromisión política” de EEUU en asuntos internos

Bolivia rechaza nueva intromisión de EEUU y pide a ese país inmiscuirse en sus propios problemas

El presidente en ejercicio Álvaro García Linera rechazó el martes de manera “enérgica y categórica” una nueva intromisión de Estados Unidos (EEUU) en la política soberana de Bolivia y pidió a los funcionarios de ese país norteamericano dedicars a resolver sus problemas internos en lugar de inmiscuirse en asuntos que no le competen.

García Linera realizó esa afirmación en referencia al tratamiento de un proyecto del Senado estadounidense para exigir al presidente Evo Morales respetar los límites de mandatos presidenciales.

Ese proyecto fue presentado el 31 de enero por dos senadores del Partido Demócrata, Bob Menéndez y Dick Durbin, y uno del partido republicano, Ted Cruz, según medios de prensa.

“Les hacemos recuerdo a esos funcionarios que (EEUU), como potencia decadente, tienen muchos problemas internos y en vez de gastar sus recursos y tiempo en entrometerse en asuntos políticos de otro país se dediquen a resolver sus propios problemas”, dijo en conferencia de prensa.

García Linera manifestó que no es la primera vez que EEUU se entromete en asuntos internos de Bolivia y recordó que en 2002 el embajador norteamericano Manuel Rocha pidió públicamente no votar por Morales y amenazó con el retiro de inversiones del país; sin embargo, “el pueblo boliviano rechazo esa amenaza” y votó por el líder indígena en ese entonces.

Seis años después, en 2008, ya en la presidencia de Morales, dijo que el nuevo embajador de EEUU, Philip Goldberg, estuvo involucrado en actividades políticas y conspirativas para impedir la instalación de la Asamblea Constituyente e intentó bloquear la aprobación de la nueva Carta Magna, que dio paso a la creación del Estado Plurinacional.

Además, el presidente en ejercicio recordó que Goldberg también se involucró con grupos políticos que querían separar y dividir Bolivia”.

“Nuevamente, es costumbre del pueblo boliviano como parte de su soberanía y su autodeterminación, los bolivianos en su conjunto se opusieron a esas actividades conspirativas, se lo expulsó y el pueblo en su absoluta mayoría voto en favor de la Constitución”, complementó.

Ante la nueva intromisión de EEUU, García Linera recordó que Bolivia es un país “soberano, democrático y respetuoso de la ley, de la norma y la convivencia internacional”, por lo que exigió a los funcionarios estadounidenses hacer lo mismo y centrarse más en sus asuntos internos.

Recordó que 40 millones de estadounidenses se encuentran en situación de pobreza y otros 23 millones con pobreza extrema y sus riquezas sólo son concentradas por el 12%.

“EEUU es una potencia decadente en la que las últimas décadas sus clases medias están siendo duramente golpeadas. El ingreso medio de una persona de clase media ha retrocedido al ingreso medio de los años 70″”, indicó.

Agrego que ese país norteamericano también tiene problemas en sus instituciones, su democracia, la política migratoria y el medio ambiente.

“Sus gobernantes y representantes deberían dedicarle tiempo a esos problemas y dejar de entrometerse con el resto de los países”, afirmó.

ABI


García Linera rechaza una ‘nueva intromisión’ de EEUU en Bolivia

El vicepresidente Álvaro García Linera rechazó de manera “categórica” y contundente” lo que considera una nueva intromisión de Estados Unidos en Bolivia.

Lo hizo en respuesta al proyecto de resolución que senadores demócratas y un republicano plantearon al Congreso de su país en el que observaban la situación política del país. El documento cuestiona la figura de reelección de Evo Morales.

García considera que la nación que gobierna Donald Trump debería de preocuparse por resolver sus problemas internos en lugar de inmiscuirse en asuntos que no le competen.

“Ayer nos enteramos que una comisión del Senado norteamericano tramita ante la Cámara de Senadores de EEUU una nota referida a la situación política en Bolivia, como país soberano rechazamos de manera contundente y categórica esta nueva intromisión de un país extranjero a un país soberano”, dijo en conferencia de prensa.

La Comisión de Relaciones Exteriores de EEUU recientemente pasó al pleno del Senado de Estados Unidos el proyecto para su análisis, el mismo que solo tuvo enmiendas en el preámbulo y que fue votado en la reunión del Comité de Asuntos Exteriores y, el 4 de abril, “colocado en el Calendario Legislativo del Senado bajo Órdenes Generales”.

Lo que resuelve el senado de EEUU es lo siguiente:

1. Apoya las importantes transiciones a la democracia y las transferencias pacíficas regulares de poder a través de elecciones que han tenido lugar en la mayoría de los países de América Latina y el Caribe en las últimas décadas.

2. Reconoce el significado histórico de Bolivia en las elecciones de 2005

3. Expresa preocupación por los esfuerzos para eludir los límites del mandato presidencial en Bolivia

4. Respalda los límites del mandato presidencial que prevalecen en América Latina como controles razonables contra un historial de golpes, corrupción y abusos de poder

5. Expresa la creencia de que la votación del referéndum de 2016 para mantener los límites del mandato presidencial reflejó la voluntad legítima de la mayoría de los votantes en Bolivia

6. Está de acuerdo con la interpretación del Secretario General de la Organización de los Estados Americanos de la Convención Americana de Derechos Humanos como no aplicable a los límites del mandato presidencial

7. Pide al Gobierno de Bolivia respetar y, cuando sea necesario, restablecer la independencia de los órganos electorales y de gobierno clave y administrar las elecciones de octubre de 2019 en cumplimiento de las normas democráticas internacionales y sus propios límites constitucionales en los mandatos presidenciales

8. Pide a las democracias latinoamericanas que continúen defendiendo las normas y estándares democráticos entre los estados miembros.

El Deber


VOLVER