Drones: de la ciencia ficción a su aplicación en México

Por Javier López Casarín

En esta ocasión quiero abordar un tema muy candente en el mundo de innovación desde hace ya varias décadas aunque no lo parezca. Los drones. En palabras técnicas, son vehículos aéreos no tripulados que existen desde hace ya mucho tiempo. El concepto como tal y el primer intento de ello data desde mediados del siglo XIX, cuando los austriacos utilizaron globos aerostáticos para bombardear tierras enemigas. A partir de ahí el concepto, su aplicación y desarrollo ha ido evolucionando hasta el día de hoy, con un uso cotidiano y en varios sectores. La mayor área de investigación y desarrollo de los drones se ha dirigido principalmente al sector militar. Los usos principales de esta tecnología van desde reconocimiento y vigilancia hasta misiones completamente autónomas de ataque y rescate.

Un gran ejemplo es el Helicarrier, vehículo avanzado aéreo, cuyo diseño y función se asemeja notablemente a un portaaviones moderno. El Helicarrier está diseñado para ser capaz de autogenerar la energía necesaria para un vuelo sostenido de larga duración, gracias a cuatro grandes motores que proveen el empuje necesario para mantener el artefacto de miles de toneladas en el aire. Este vehículo fue diseñado por S.H.E.I.L.D. como una plataforma de reconocimiento, despliegue de tropas en sigilo y operaciones de ataque directo para Los Avengers. Si bien esto es evidentemente ciencia ficción, la realidad es que DARPA la agencia avanzada de investigación en proyectos de defensa de EEUU tiene planes de potencialmente crear algo similar en el relativo mediano plazo.

Ahora, más allá de la ciencia ficción alrededor de los drones y los mitos en torno a esta tecnología, en este texto expongo los principales usos y cómo aterrizarlo a la situación actual de nuestro país.

Inspección estructural después de terremotos

Después de los terremotos recientes del 2017 que marcaron nuestro país, la implementación de esta tecnología podría dar respuesta inmediata y escala a todas las actividades que se requieren en un terremoto de este nivel. Los drones podrían proveer inspección visual en tiempo real con rápido acceso y mayor calidad para verificar la seguridad de líneas de luz, tuberías de petróleo y gasolina, torres de transmisión eléctrica, edificios y puentes, turbinas de viento y rotores. El inspector puede acceder a información desde un lugar seguro. La función para ver en tres dimensiones, lecturas térmicas y detección de metales mejoran de forma significativa la inspección estructural y permiten tener un diagnóstico en tiempo real sobre la seguridad de los inmuebles con  un alto nivel de confiabilidad y gran detalle visual.

Búsqueda y Rescate / Apoyo en desastres naturales

Cuentan con sensores térmicos que rápidamente pueden detectar a personas desaparecidas.  Específicamente necesarios en la noche y en terreno de escombros. Las tareas de búsqueda y rescate son una misión contra el tiempo, usualmente en condiciones precarias por lo que dada su facilidad de desarrollo e implementación esta tecnología se podría convertir en el producto más útil y poderoso en el rescate de personas extraviadas.

Aparte de localizar a víctimas, se pueden utilizar para bajar mercancía a lugares completamente inaccesibles, como radios, gps, medicinas y agua a víctimas previo a ser rescatadas. Después de un desastre natural un dron nos provee el método más rápido para obtener información, equipado con cámaras de alta definición y radares tenemos acceso a un campo más amplio de visión sin la necesidad de acudir a helicópteros o equipo sofisticado en tierra.

Agricultura

El uso de drones en la industria agricultora pudiera ser una de las innovaciones más disruptivas de las últimas décadas. Las razones abundan y van desde el monitoreo cercano de cultivos para entender la salud de la tierra y sus productos, identificar la necesidad de productos agroquímicos, abono o predecir la necesidad de agua en los cultivos.

En esta rama México si lleva un avance importante en el uso de drones. Empresas como Skytactic (resultado del emprendimiento y guia de Endeavor) se dedican al monitoreo avanzado de cultivos a través del uso de cámaras especiales fundamentalmente térmicas para detectar de forma temprana requerimientos del cultivo y así poder garantizar su éxito. Entre sus usos y aplicaciones también está la exploración de terrenos y generación de mapas: principalmente en la industria del petróleo, gas, minerales y construcción.

No es en balde el crecimiento desmedido de interés en este tema. La habilidad de la tecnología e innovación detrás de los drones o vehículos aéreos no tripulados para adaptarse a distintas áreas de aplicación y la velocidad con la que está tecnología avanza está permitiendo que podamos ir más lejos de forma autónoma. Que nuevos sensores o sistemas nos dejen obtener mayor información para tomar mejores decisiones en tiempo real, así como la ejecución de tareas sin participación humana. Sin lugar a dudas, todo esto cambiará el mundo y la forma en que hacemos las cosas en tan solo unos meses y ya no se escuchará como ciencia ficción. En México ya se está implementando en la nueva agenda educativa la posibilidad de crear una nueva carrera universitaria.

Entre sus usos y aplicaciones también está la exploración de terrenos y generación de mapas. Defensa y Seguridad pública, logística y distribución de mercancías para empresas privadas como Amazon, UPS y DHL.

El Economista


VOLVER