Ecuador denuncia ataques informáticos tras quitar el asilo diplomático a Assange

Hackean la web del Municipio de La Maná

En el cantón La Maná, provincia de Cotopaxi, la página web del Municipio local fue hackeada. Así lo confirmaron funcionarios de la Alcaldía.

Lo singular del caso es que al darle clic en la dirección https://www.lamana.gob.ec/ aparecía la imagen de Julian Assange, quien fue arrestado el pasado jueves en el interior de la embajada de Ecuador en Londres, donde estaba refugiado, después de que el Gobierno decidiera retirarle el asilo político.

Debajo de la imagen tiene un texto en inglés, que traducido en español, dice:

“Tienes que empezar con la verdad. La verdad es la única forma en que podemos llegar a cualquier parte. Porque cualquiera que toma decisiones basadas en mentiras o ignorancia, no puede llevar una buena conclusión”. Esta frase, el hackeador la atribuye a Assange.

Además, en la parte superior de la gráfica tiene ‘H4cked by 5UB5’ que sería unos de los grupos que está afectando a los sitios web, según consta en la página www.defcon-lab.org/hacktivismo-opecuador/. Aquella es una página de investigaciones sobre vulnerabilidades, amenazas cibernéticas (estatales y no estatales), riesgos cibernéticos y big data de temas de interés.

Oficial

La ministra del Interior de Ecuador, María Paula Romo, confirmó el hecho, además de revelar que un correo institucional también sufrió alteraciones. Esto, tras las advertencias del grupo Anonymous a raíz de la retirada del asilo al fundador de WikiLeaks, Julian Assange. “A pesar de haber sufrido ciberataques en los últimos días, ninguna página del Gobierno central, ni de sectores claves del mundo privado, se encuentra intervenida o sacada del aire”, manifestó en su cuenta oficial de Twitter.

Aunque no dio detalles de quiénes podrían estar detrás de los ataques cibernéticos, Romo precisó que “han logrado intervenir un correo institucional y una página de un municipio”.

Sus afirmaciones se producen después de que en redes sociales circulara ayer un vídeo atribuido a Anonymous, en el que aparece un individuo cubierto con la máscara burlesca que caracteriza al grupo de piratas internacionales que lee una serie de advertencias.

“Somos Anonymous y no olvidamos. Estamos saqueando al Gobierno ecuatoriano varios activistas del mundo entero”, inicia la grabación que amenaza con que sus seguidores tienen previsto piratear “los sistemas del Gobierno de Lenín Moreno”.

Ataques

Asimismo publicaron que con la detención de Julian Assange, hacker australiano, programador de ordenador, periodista y fundador del sitio WikiLeaks, su sistema de monitoreo avanzado persistente observó la movilización de la comunidad hackactsta global en protesta.

Los ataques de denegación de servicio, la desfiguración de página y las pérdidas de datos en el contexto de #OpEcuador, #FreeAssange, #OpAssange, #OpUK y #OpUS se observaron en las últimas horas. Entre los involucrados en estos ataques se destacan los grupos / hacker DeathLaw, 5UB5, Cyb3r C0nven Security y Al1ne (Pryzraky).

Las acciones de negación de servicio han ocurrido sistemáticamente contra objetivos del gobierno de Ecuador, país que entregó a Julian Assange para las autoridades policiales del Reino Unido. En su cuenta de Twitter (DefCon Lab) dice que el hackeo a la página web del Municipio de La Maná, fue vulnerada en la mañana de ayer. (STG)

Labores

° Según funcionarios del Municipio, a pocas horas de que recibieron la noticia del hackeo, se pusieron a trabajar en el proceso. Una de las posibilidades era desconectar el servidor. Extraoficialmente se conoció que han recibido un mensaje en el que se pide un monto económico para habilitar el sitio web. A las 15:30 de ayer, la página web volvió a estar habilitada.

La Hora


Juez dispuso prisión de ciudadano sueco por nexos con Julian Assange

La madrugada del sábado 13 de abril del 2019, el juez de la Unidad de Flagrancia, Rodolfo Navarrete, dispuso la prisión preventiva de Ola B., el ciudadano sueco indagado por sus presuntos nexos con el fundador de Wikileaks, Julian Assange.

En la audiencia de formulación de cargos -que inició pasadas las 22:00 del viernes y que concluyó a primeras horas de ayer-, el juez también dispuso la inmovilización de las cuentas bancarias del detenido.

Durante la diligencia, la Fiscalía formuló cargos en contra del ciudadano sueco de 36 años, por su presunta participación en el delito de ataque a la integridad de sistemas informáticos.

Tras escuchar la intervención de las partes procesales, la cual contó con la participación de dos traductores del idioma materno de Ola B., el juez calificó la legalidad de la detención.

El fiscal del caso detalló que en las maletas que llevaba el ciudadano cuando pretendía viajar a Japón (el jueves) y en el allanamiento realizado a su casa (el viernes), se halló gran cantidad de computadoras portátiles.

Además, iPads, iPods, cables USB, dispositivos de almacenamiento de datos, celulares, adaptadores, conectores de varios puertos, tarjetas de crédito, entre otros.

Entre los elementos de convicción que presentó Fiscalía también se incluye un reporte migratorio.

En este consta un gran número de viajes realizados por este ciudadano y otro reporte en el cual se detalla que, desde 2015 a 2019, realizó pagos por servicios de internet por más de $ 230.000.

El fiscal indicó que dentro de sus facultades legales, el jueves dispuso impedir que este ciudadano se ausente del país y solicitó orden de detención con fines investigativos, que se hizo efectiva en el aeropuerto Mariscal Sucre.

Además, la madrugada del viernes se realizó un allanamiento al domicilio del procesado para recabar elementos sobre sus actividades en Ecuador, donde reside desde hace cinco años.

Para Carlos Soria, abogado de Ola B., la detención de su cliente, da cuenta de una serie de irregularidades. Dijo que su defendido no habla bien español y que ningún traductor le informó en su momento cuál era el delito por el que es investigado.

Al término de la audiencia de ayer, el juez Navarrete otorgó un plazo de 90 días para que Fiscalía recopile evidencias que serán utilizadas en futuras audiencias.

La ministra del Interior, María Paula Romo, confirmó ayer en su cuenta de Twitter que se han producido varios ciberataques en los últimos días, tras la culminación del asilo de Julian Assange.

“A pesar de haber sufrido ciberataques en los últimos días, ninguna página del gobierno central, ni de sectores claves del mundo privado, se encuentra intervenida o sacada del aire”, escribió.

“Han logrado intervenir un correo institucional y una página de un municipio”, informó Romo, pero no precisó cuál cabildo.

El Telégrafo


Nacionalidad de Julian Assange, plan para salvarlo incidió en captura

El 11 de enero de 2018 Ecuador conoció que a miles de kilómetros el australiano Julian Paul Assange, asilado político en la Embajada ecuatoriana en Londres desde agosto del 2012, había recibido un mes antes (el 12 de diciembre de 2017) la nacionalidad ecuatoriana.

En la víspera, el mismo Assange había compartido en Twitter una foto suya con la camiseta de la selección ecuatoriana de fútbol. Sin que las autoridades confirmaran el hecho, ese mismo día se verificó que el fundador de WikiLeaks ya tenía cédula ecuatoriana, con el número 1729926483, perteneciente a Pichincha. Incluso contaba con un pasaporte.

Hasta ayer, en el sitio web del Registro Civil, Assange constaba como ecuatoriano, con la condición de “Inscrip.As400” aplicado para las inscripciones tardías. El miércoles la Cancillería declaró como “acto administrativo lesivo” el proceso en el que se le otorgó su carta de naturalización. Esto provoca, según el canciller José Valencia, la ‘suspensión’ de los efectos de la naturalización, figura legal rechazada por la defensa de Assange. El canciller ha señalado que ese acto administrativo es apelable ante el Tribunal Contencioso Administrativo.

En un documento firmado por Assange y su abogado, Baltasar Garzón, el 4 de diciembre de 2018, el australiano señala que se sentía honrado y orgulloso de recibir la nacionalidad ecuatoriana y que se comprometía “a defender los intereses del Ecuador como lo haría el mejor de los ciudadanos…”.

Más tarde se confirmó que darle la nacionalidad fue parte de una estrategia de la entonces canciller y hoy presidenta de la Asamblea General de las Naciones Unidas, María Fernanda Espinosa, para nombrarlo miembro de la diplomacia ecuatoriana, estatus con el que podía acogerse a la inmunidad y salir legalmente de Reino Unido. Assange fue designado consejero con un sueldo de $ 2.034, y debía iniciar su cargo el 19 de enero de 2018, pero Reino Unido nunca lo reconoció como diplomático.

El plan fracasó y la misma Espinosa anuló el nombramiento diplomático de Assange y otras misiones encargadas.

En su momento, el presidente Lenín Moreno aclaró que ese ‘plan’ fue de absoluta responsabilidad de Espinosa y luego dijo que eso no ayudó.

El pasado jueves, ante la Asamblea, Valencia mencionó las irregularidades cometidas en la nacionalización de Assange, inconsistencias que llevaron a Moreno, entre otras razones, a suspender los efectos de la naturalización y dar por concluido el asilo. Luego, Assange fue detenido por la Policía inglesa.

Pero esas irregularidades ya habían sido puestas en evidencia en septiembre por la entonces asambleísta socialcristiana Paola Vintimilla, a quien la Cancillería le había remitido el expediente del proceso.

Las inconsistencias, dice el analista internacional Carlos Estarellas Velásquez, comenzaron al calificar como reservados los documentos, así como en el cambio del reglamento para pedir la naturalización ecuatoriana en el exterior y la expedición, un mes después, del

pedido de Assange, de un protocolo para el otorgamiento de ese beneficio en el extranjero.


En declaraciones a una radioemisora, Vintimilla indicó que no fue correcto haber creado un reglamento para darle la ciudadanía a Assange. “Dentro de los documentos que en un principio me envió la Cancillería podíamos ver que había irregularidades en el otorgamiento de la cédula y el pasaporte…”, dijo.

Para Estarellas, la excanciller rompió todas las normas establecidas en Ecuador para otorgar la nacionalidad. “Él (Assange) tenía que haber residido en Ecuador, cosa que no ocurrió, le pusieron que había residido en un barrio de Quito, lo cual es mentira…”.

El actual canciller explicó a la Asamblea que se habrían usado documentos adulterados y que en la entrevista para la naturalización Assange obtuvo 100/100, cuando ni siquiera habla español. El australiano tampoco conocía los símbolos patrios, ni la geografía ni la historia del Ecuador, que son requisitos indispensables.

Espinosa y quienes respaldaron el proceso deben responder ante la justicia, dice Estarellas. La Contraloría revisa el caso desde octubre y la Asamblea reactivó el proceso de juicio político contra Espinosa. (I)

El Universo


VOLVER