Ecuador: organizaciones populares rechazan despidos y reducción de subsidios

El artículo 33 de la Carta Magna, establece: “El trabajo es un derecho y un deber social, y un derecho económico, fuente de realización personal y base de la economía.

El Estado garantizará a las personas trabajadoras el pleno respeto a su dignidad, una vida decorosa, remuneraciones y retribuciones justas y el desempeño de un trabajo saludable y libremente escogido o aceptado”.

“Ello se contrapone a las medidas económicas y a los despidos de miles de empleados y trabajadores adoptadas por el presidente de la República, Lenín Moreno”, manifestó Yaser Vera, presidente de Frente Unitario de Trabajadores (FUT) en Esmeraldas.

Agregó que todo ello tiene que ver con el Decreto Ejecutivo  813 dejado por el correísmo, como parte del Acuerdo que se tiene con el Fondo Monetario Internacional mediante la firma de una Carta de Intensión.

Se infló nómica

En algunas instituciones en el gobierno anterior se infló la nómina de empleados y trabajadores, sobre todo se crearon altos cargos sin funciones y con sueldos elevados.

“Sin embargo, creemos que para enfrentar esa política clientelar, no se debe mandar a la calles a miles de personas, de las cuales, dependen muchas familias, hijos que cursan estudios superiores en otras  partes del país”, reclamó Vera.

Añadió que, según los despedidos, se debe a los exceso de personal en las instituciones, pero puso como ejemplo el hospital del IESS, donde los afiliados tienen que viajar a Quito o Guayaquil para buscar especialistas, por lo que en vez de solucionar un problema se está generando otro y si no hay empleo se crea la inseguridad.

Frente a esa situación se cumplió la XII Convención Nacional del Frente de Trabajadores (FUT) a la que asistieron el Frente Popular y sus organizaciones constituidas por maestros de  la Unión Nacional de Educadores, Mujeres por el Cambio, Juventud Revolucionaria, Estudiantes Secundarios.

Otros sectores

Además, de sectores barriales, campesinos, se resolvió ir a una huelga nacional en el país para detener las pretensiones del Gobierno.

Otra de las resoluciones adoptadas fue encargar a la Dirección Nacional del FUT la preparación de la Huelga Nacional en coordinación con las organizaciones populares, las características, duración y fecha de la misma. En el marco de la organización de la huelga, radicalizar las movilizaciones. Una de ellas el 1 de mayo, unitario y combativo.

Promover la Consulta Popular para eliminar el Consejo de Participación Ciudadana (Cpccs) y autorizar a la dirección nacional el diseño estratégico, los mecanismos necesarios por medio de los cuales se elegirá a las autoridades de control.

Así como también rechazar las pretensiones de Paul Granda, Presidente del Consejo Directivo del IESS, de incrementar los aportes a los trabajadores, los años de trabajo y la edad para la jubilación.

Rechazan medidas

Doiles Rivadeniera, presidenta de Mujeres por el Cambio a nivel provincial, dijo que rechazan aquellas medidas del gobierno, porque la mujer también está siendo afectada, porque se está quedando sin trabajo, por lo que invitó a la población esmeraldeña el 1 de mayo, para que salgan las calles a rechazar las medidas.

Antony Padilla, presidente provincial de la Juventud Revolucionaria del Ecuador, manifestó que trabajarán con los jóvenes para que se concienticen sobre los problemas que vive el país y que se sumen al paro nacional para frenar que el gobierno siga arremetiendo contra el pueblo.

“Trabajaremos con todos los sectores, sindicatos, federaciones, universitarios, para que el 1 de mayo se refleje unidad,  no solo en teoría sino en la práctica con la participación de todos los trabajadores”.

La Hora


VOLVER