Ernesto Araújo, canciller brasileño: “Hay un progresivo trabajo de aislamiento de Maduro”

Por Román Lejtman

El canciller de Brasil, Ernesto Araújo, llegó a Buenos Aires para cerrar la agenda bilateral que Jair Bolsonaro protagonizará en su primera visita oficial a la Argentina. Araújo se entrevistará con el presidente Mauricio Macri y mantendrá encuentros con el canciller Jorge Faurie y el secretario de Asuntos Estratégicos, Fulvio Pompeo. “Nosotros hacemos una apuesta al Mercosur y a su flexibilización”, sostuvo Araújo en una entrevista exclusiva con Infobae. El canciller brasileño aseguró que el acuerdo entre la Unión Europea y el Mercosur aún no se firmó por la resistencia de Francia y consideró “hipotética” la posibilidad de una invasión americana a Venezuela para terminar con el régimen populista de Nicolás Maduro.

–¿Cuál es el objetivo de su visita a Buenos Aires?

–Sobre todo seguir el trabajo que empezamos en enero, durante la visita del presidente Mauricio Macri a Brasilia, que permitió relanzar la relación bilateral.

–Durante la cumbre de Macri con el presidente Jair Bolsonaro se planteó el concepto de “flexibilizar” el Mercosur. ¿En qué instancia se encuentra esa decisión política asumida entre ambos mandatarios?

–Eso será sobre todo las futuras negociaciones comerciales con terceros países. Nosotros vamos a seguir con gran énfasis lo que estamos haciendo ahora: la Unión Europea, Canadá o Corea. Y la idea es que los socios del Mercosur puedan hacer cosas distintas…

–Entonces, ¿la idea de flexibilizar es que cada socio del Mercosur pueda por la suya cerrar acuerdos bilaterales con terceros países, por ejemplo Brasil con Estados Unidos…?

–En el límite algo así, pero hay que ver las modalidades, para que se pueda hacer eso sin que el Mercosur deje de ser una unión aduanera.

–¿Eso significa una adenda a las normas del Mercosur y su ratificación en los parlamentos de Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay?

–No, no sería necesario.

–¿Y cuándo se discute entre los cuatro socios del Mercosur?

–Este es un trabajo que ya comenzado, ya hay unas ideas preliminares, y seguramente lo charlaré con el canciller Jorge Faurie.

–¿Puede tratarse en la reunión del Mercosur que se hará en Santa Fe?

–Puede ser. Tenemos que lograr algo que sea de común acuerdo entre los cuatro socios. Tiene que ser algo que no dañe al proyecto común del Mercosur.

–¿Estamos cerca de un acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea?

–Muy cerca, lo más cerca que estuvimos desde 2004. Realmente estamos en el tramo final de las negociaciones.

–El presidente Bolsonaro cuestionó la actitud de Francia en las negociaciones. En este sentido, ¿se podría decir que el obstáculo es Francia para cerrar este acuerdo histórico entre el Mercosur y la Unión Europea?

–Sí. Nuestro sentimiento es que Francia es el núcleo de la tradicional posición de la agricultura en la Unión Europea, que hay que superar para llegar a un acuerdo.

–Mauricio Macri viaja a Francia y tiene una reunión bilateral con el presidente Emmanuel Macron. En ese encuentro podría ocurrir que Macri termine de convencer a Macron y que Francia ya no sea obstáculo para cerrar el acuerdo entre bloques…

–Si se lograr eso, sería ideal. Porque Francia es el gran obstáculo a superar.

–¿Su visita también tiene como finalidad preparar la llegada del presidente Bolsonaro a Buenos Aires?

–Si, se puede tomar así. Es importante tener una charla entre cancilleres para preparar la agenda del encuentro.

–¿Y la visita del presidente Bolsonaro será antes de la cumbre del Mercosur en julio o quizás se concreta en mayo?

–Traigo una propuesta de fechas, pero primero tengo que hablarlo con el canciller Faurie.

–¿Sería en mayo…?

–(Se ríe) Vamos a ver… Más temprano que tarde vendrá a la Argentina.

–¿Cómo debería reaccionar el Mercosur y el Grupo Lima si finalmente Nicolás Maduro ordena la detención del presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó?

–Esperemos que no pase. Ya lo hablamos hace unas semanas…

–Lo que pasa es que ahora Maduro le sacó la inmunidad a Guaidó hay una escalada del régimen…

–Sí, es cierto. Pero también hay una escalada en el apoyo al presidente Guaidó. Eso se ve en las calles. Habría que ver: el Grupo Lima es un grupo de fuerte apoyo a la transición democrática, de manera que cualquier acto de retroceso en esta marcha, significaría una condena muy dura del Grupo Lima.

–Pero si Maduro pone preso a Guaidó, ¿Brasil avalaría una invasión militar?

–No. Nosotros seguimos pensando que lo mejor es la vía diplomática. Hay un progresivo trabajo de aislamiento de Maduro, y es una construcción que se hace ladrillo a ladrillo.

–Es decir, ¿Brasil descarta la vía militar para promover la transición democrática en Venezuela?

–Exacto. Nuestro trabajo es político. Para eso está el Grupo Lima.

–¿Qué debería hacer la diplomacia regional, si Estados Unidos opta por la vía militar para terminar con el régimen de Maduro.

–Creo que eso es muy hipotético. Lo importante es que haya un objetivo común que es la transición democrática.

Infobae


VOLVER