Honduras: el presidente Hernández se reunió con una funcionaria de EEUU para prevenir la “migración ilegal”

EEUU y Honduras se reúnen para hacer frente a la migración ilegal

La subsecretaria de Estado de Estados Unidos, Kimberly Breier, se reunió este lunes con el presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, para urgirlo a “hacer más” para frenar la ola de migrantes indocumentados al país norteamericano, informaron fuentes oficiales.

Breier inició este lunes una visita a Honduras y El Salvador “para instar a los gobiernos de esos países a hacer más para prevenir la inmigración ilegal hacia los Estados Unidos y promover la buena gobernanza, la prosperidad, y la seguridad regional”, dijo el Departamento de Estado en un comunicado.

El gobierno hondureño dio a conocer que Brier se reunió la tarde del lunes con Hernández en la casa presidencial, sin dar acceso a la prensa.

Breier publicó en Twitter una foto de su reunión con el personal de la misión diplomática de Washington en Tegucigalpa, encabezada por la encargada de negocios, Heyde Fulton.

Según el comunicado del Departamento de Estado, la subsecretaria discutirá, durante su gira, “la importancia de fortalecer las instituciones independientes que combaten la corrupción y la impunidad tanto con la administración hondureña como con la Misión de Apoyo contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras” (Maccih), creada por la OEA.

Estimó que “la corrupción contribuye a impulsar la inmigración al socavar la prosperidad, la seguridad y la buena gobernanza en toda la región”.

Hondureños, salvadoreños y guatemaltecos han migrado desde hace décadas a Estados Unidos en forma individual o en pequeños grupos, pero desde octubre pasado comenzaron a hacerlo en caravanas de miles de personas, que alarmaron al presidente Donald Trump y lo llevaron a desplegar militares en la frontera con México.

Los migrantes hondureños han atribuido su decisión de abandonar el país a la falta de empleo y a la violencia de pandillas y narcotraficantes que campea en las comunidades.

Trump ordenó cortar la ayuda a los tres países del llamado Triángulo Norte de Centroamérica, al considerar que los gobiernos no hacen lo suficiente para frenar las corrientes migratorias.

La Prensa


Llega el FMI a aplicar Consulta del Artículo IV

Una misión del Fondo Monetario Internacional (FMI) llega este día a Honduras para aplicar la revisión del Artículo IV a la economía nacional durante una estadía de dos semanas donde el Gabinete Económico presentaría el borrador orientado a la suscripción de una nueva carta de intenciones con el organismo.

La comitiva la encabeza el jefe de misión para Honduras, Esteban Vesperoni y varios economistas del FMI que se reunirán con los funcionarios del Banco Central de Honduras (BCH) y la Secretaría de Finanzas (Sefin).

También con las autoridades y equipos técnicos del Servicio de Administración de Rentas (SAR), la Comisión Nacional de Bancos y Seguros (CNBS) y el coordinador del Gabinete Económico, Marlon Tábora.

Ya existe un trabajo adelantado según miembros del Gabinete Económico, en vista que del 8 a 14 de este mes hubo varios encuentros con los funcionarios del FMI en Washington, Estados Unidos en el marco de las Reuniones de Primavera junto al Banco Mundial.

El Gabinete Económico aprovechó para presentar el plan de rescate integral del sector eléctrico hondureño que incluye la reestructuración del sector y el reperfilamiento de la deuda histórica de la estatal eléctrica.

La Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE) arrastra una crisis financiera desde años atrás y los compromisos se estiman en alrededor de 2,400 millones de dólares, para lo cual será necesario el aval del FMI mediante un acuerdo stand by que podría ser de 12 a 18 meses según expertos.

No obstante, en estas dos semanas de estadía, la misión del FMI se concentrará en revisar la salud macroeconómica del país, analizando el comportamiento y las proyecciones de indicadores como el déficit fiscal, los niveles de endeudamiento público y privado.

Además, la inflación, niveles de reservas en moneda extranjera o la posición externa del país, la balanza de pagos o el déficit de la cuenta corriente, el crecimiento económico, la captación de impuestos.

La Consulta de Artículo IV es un requisito que aplica el organismo todos los años a los países miembros y la última vez fue a mediados del año pasado cuando la misión dio por finalizado el acuerdo stand by con el que respaldó el ordenamiento de las finanzas públicas por un período de 36 meses que duró el compromiso.

En ese momento, los personeros del FMI valoraron varios aspectos tales como “grandes avances del programa, la reducción de los desequilibrios macroeconómicos y las mejoras institucionales, en particular el establecimiento” de la Ley de Responsabilidad Fiscal (LRF).

La Tribuna


Alertan el retorno de la deuda a Honduras

Honduras aparece entre los nueve países más endeudados de América Latina, con un nivel cercano al 50 por ciento del PIB, según un informe que aborda los riesgos que representa la deuda pública para los gobiernos y los ciudadanos.

El documento se llama “El Retorno de la Deuda”, coordinado por los economistas de la Red Latinoamericana por Justicia Económica y Social (Latindadd), Patricia Miranda y Rodolfo Bejarano.

Incluye los estudios de casos elaborados por organizaciones miembro en Argentina, Brasil, Ecuador, Colombia, Costa Rica, Honduras, El Salvador, Nicaragua y Bolivia. Señala que Honduras después de la condonación a inicios de este siglo, la deuda vuelve a crecer, más tarde es clasificada como una economía de ingreso medio bajo.

Muestra que el ritmo de crecimiento económico ha sido volátil y por debajo del crecimiento poblacional, con tasas altas de desempleo, pobreza y ahora con mayor emigración.

Recuerda que el endeudamiento tuvo su origen en la globalización a comienzos de los años 90s, al incidir fuertemente en la economía, con la desregulación de ciertos sectores económicos, la liberalización monetaria. También aparecieron las privatizaciones, un alto déficit fiscal, mayor flexibilidad cambiaria.

Después de las condonaciones, la deuda pública externa ascendió hasta el 48 por ciento del PIB hoy día. Adicionalmente, hay 1,637 millones por deuda flotante y 139 por alivio de deuda.

En resumen, el documento establece que el incremento de la deuda ha llegado casi al 50 por ciento del PIB, El pago de servicio de la deuda pasó de 308 millones en 2005, a 1,183 millones de dólares ahora. Los datos contrastan con la deuda pública total de la Administración Central que reportó a comienzos de año la Secretaría de Finanzas que ascendió a 11,441 millones, el 48 por ciento del PIB del país.

La Tribuna


VOLVER