Honduras: protestas de docentes y estudiantes en todo el país contra “la privatización de la salud y la educación”

Jornadas de protestas este lunes contra leyes de Educación y Salud

Desde tempranas horas de este lunes se llevan a cabo jornadas de protestas en varias ciudades de Honduras, en rechazo a las recién aprobada Ley de Reestructuración y Transformación del Sistema de Educación y Salud.

En el propio centro de la capital hondureña se han verificado enfrentamientos entre manifestantes y elementos de la Policía hondureña.

Los protestantes han intentado llegar a los bajos del Congreso Nacional para protestar en contra de lo que ellos consideran “la privatización de la salud y la educación” en el país.

Por momentos el centro de Tegucigalpa se volvió en escenario de una batalla campal. Las piedras y gases lacrimógenos fueron el común denominador en algunas avenidas capitalinas.

Comercios bajaron las cortinas y dejaron de operar por algunas horas, como forma de poner a salvo los negocios. El caos prevaleció finalizada la mañana y llegado el mediodía de este lunes.

Asimismo, otros bulevares de la ciudad se han visto afectados por protestas y manifestaciones de médicos, docentes y personas afines a grupos de la oposición política.

En las instalaciones de la Universidad Pedagógica Nacional Francisco Morazán (UPNFM) también se han suspendido las labores y sus portones lucieron cerrados desde las primeras horas del día. Desde ese recinto educativo se gestaron movimientos de protesta con rumbo al Poder Legislativo para reprochar las leyes aprobadas la semana anterior.

Igual situación de vivió en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), donde se produjo la toma de edificios y con ellos se suspendieron labores. Otros centros regionales también fueron objeto de tomas.

Decenas de estudiantes de Medicina comandan marchas hacia el centro de la ciudad para protestar contra lo aprobado la semana anterior en el Congreso de la República.

La jornada de protestas también ha interrumpido las clases en la mayoría de los centros educativos capitalinos, igual condición viven los hospitales del sistema público.

Trabajadores de la salud se apostaron frente a edificios donde laboran para acuerpar las asambleas informativas anunciadas para este día. Esa situación es palpable en el Hospital Escuela, Hospital San Felipe y otros centros de gran demanda.

Desde el inicio de la jornada la toma de bulevares y arterias viales fue una constante. El paso vehicular se obstruyó dejando a la capital con una operación a medias este lunes.

Autoridades del Poder Ejecutivo ha insistido que las protestas no tienen razón de ser, en vista que los decretos aprobados en ninguno de sus articulados hablan de despidos masivos y privatización de la Salud y Educación.

En San Pedro Sula (Cortés), El Progreso (Yoro), Roatán (Islas de la Bahía), La Ceiba (Atlántida), Catacamas (Olancho) y otras zonas del país se llevan a cabo protestas paralelas este día. El rechazo a las normas aprobadas es generalizado y se exige las mismas sean derogadas en la Cámara.

Así en medio de esta ola de protestas transcurre este lunes en Honduras. Hasta el mediodía se reportan decenas de heridos y detenidos productos de las tomas y enfrentamientos con las autoridades. Asimismo, comercios daños especialmente en el centro de Tegucigalpa.

Proceso


HONDURAS: BRUTAL REPRESIÓN DEJA UN MUERTO Y HERIDOS

Médicos, maestros y estudiantes universitarios, regresaron hoy a las calles para protestar en contra del decreto de Reestructuración del Sistema de Salud y Educación, que prevén como instrumento de privatización de esos servicios integrales.

Desde tempranas horas la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) y la Universidad Pedagógica Nacional Francisco Morazán (UPNFM), denotaron actividad de protesta, los portones de sus campus en Tegucigalpa, vieron el alba con pancartas y consignas.

Durante el fin de semana, los universitarios convocaron a “la madre de todas las marchas 3.0”, que arrancó desde la UNAH con dirección al centro de la capital, los médicos y el magisterio, por su parte, ya habín advertido que el paro y las manifestaciones no pararían.

Las protestas pacíficas, se han extendido a lo largo del territorio nacional, y ante la insistencia de los protestantes en no bajar los brazos, la respuesta del Gobierno ha sido la violencia.

En Tegucigalpa, Choluteca y la mayoría de departamentos de todo el país, los efectivos policiales y militares han irrumpido con una lluvia de gases tóxicos, la marcha que tenía como destino llegar a los bajos del Congreso Nacional, en el casco histórico de la capital, terminó en enfrentamientos con los uniformados..

De hecho, a esta hora los enfrentamientos siguen y ya se reportan varios heridos y una persona muerta. A falta de confirmación, ha trascendido que un maestro ha perdido la vida, a causa de un impacto directo de bala.

El uso de la fuerza policial-militar, ha sido sin sentido, así lo reflejó un enlace en vivo donde la presidente del Colegio Médico, Suyapa Figueroa, atendía a la prensa en el sector de La Isla, donde el plantón se mantenía de forma pacífica, aun así, de la nada las bombas lacrimógenas empezaron a caer.

En medio del caos desatado por los uniformados, el edificio de la Alcaldía de Tegucigalpa se incendió, al igual que el año pasado durante la movilización del 1 de mayo, que sirvió al exalcalde Ricardo Álvarez, para informar que en ese local, vulnerable a la delincuencia por su ubicación, guardaba varios documentos importantes, ahora destruidos.

Varios negocios han sido afectados por los enfrentamientos, situación que ha servido para que altos funcionarios aleguen que la oposición política está aprovechando el tema de Salud y Educación para realizar actos vandálicos y violencia. No obstante, cuando inició la movilización, no se registró incidentes hasta que llegó la Policía. Las manifestaciones se mantienen activas y helicópteros militares sobrevuelan por la capital.

El Libertador


Congreso Nacional suspende sesión por protestas

Este lunes el Congreso Nacional suspendió la sesión programada para para ratificar la Ley de Reestructuración y Transformación del Sistema Nacional de Salud y Educación.

Tomás Zambrano, secretario del Poder Legislativo, dio a conocer que “el presidente oliva giró instrucciones para comunicarle a los diputados de que por los hechos en la capital (protestas) para resguardar la seguridad de las personas se estaría suspendiendo la sesión de hoy programada para las 3:00 de la tarde”.

El País


Ocho datos para comprender la violenta jornada de protestas en Honduras

Honduras vive este lunes una jornada violenta de protestas encabezada por docentes, doctores y estudiantes que mantienen una férrea oposición a dos decretos aprobados por el Congreso Nacional dirigidos a reestructurar el sector de educación y salud.

Te dejamos ocho datos para entender la problemática

1. Masivos despidos: El Congreso Nacional pretendía aprobar la Ley de Reestructuración y Transformación del Sistema Nacional de Salud y Educación, cuyo contenido era interpretado por las organizaciones magisteriales y el Colegio Médico de Honduras (CMH) como la puerta a masivos despidos de maestros y doctores del sector público .

Uno de los artículos indicaba que las secretarías de Educación y Salud podían “proceder a la cancelación de los acuerdos de nombramiento y la terminación de los contratos de prestación de servicios , en el contexto de las decisiones adoptadas en el proceso de restructuración administrativa y organizacional”.

2. Cambio de opinión: Luego de reuniones con organizaciones sindicales y de trabajadores, las comisiones responsables del dictamen desistieron de incluir la propuesta de la “cancelación de acuerdos” y dividieron el proyecto en dos decretos de ley, uno para la Secretaría de Salud y otro para la Secretaría de Educación.

El Poder Ejecutivo se mostró a favor de la reforma realizada por el Poder Legislativo, así que retiró la propuesta. Aunque esta modificación tampoco convenció a la dirigencia sindical y al gremio médico por interpretar que siempre queda abierta.

3. Zafarrancho en el Congreso: El Congreso Nacional finalmente aprobó por mayoría simple, levantando la mano y en un único debate el jueves 25 de abril los dos polémicos decretos, con la oposición del partido Libertad y Refundación (Libre), que trataron de obstruir el desarrollo de la sesión para evitar la inminente aprobación.

Los diputados del Partido Nacional y de Libre protagonizaron una fuerte discusión durante la sesión por sus posturas antagónicas, al punto que hubo empujones y forcejeos.

4. ¿Hay o no despidos?: Aunque el contenido de los decretos difiere del anteproyecto original y únicamente ordena una reestructuración presupuestaria, el gremio médico y las organizaciones magisteriales sostienen que todavía peligra la estabilidad de sus agremiados y empieza un proceso de privatización. No obstante, los decretos no contemplan nada relacionado de forma literal.

Tanto el gobierno como los diputados de los partidos oficialistas defienden que solo buscan una ejecución eficiente de los fondos públicos. Tanto para la Secretaría de Salud como de Educación, se ordena “cumplir con los compromisos salariales adquiridos y pasivo laboral pendientes de pago” .

5. Protestas: Un día después de aprobados los dos decretos, los docentes se fueron a huelga, paralizaron las clases y se fueron a manifestaciones, principalmente en la capital, en protesta contra las reformas y bloquearon el paso por algunos bulevares. Los médicos, en tanto, paralizaron actividades en ciertos hospitales públicos y se fueron a asambleas informativas para determinar los pasos a ejecutar. La jornada de protestas finalizó con la reedición de las “Marchas de las Antorchas” por la noche de ese día en las afueras del Congreso Nacional.

6. Politización: El ministro de la Presidencia, Ebal Díaz, señaló que las manifestaciones tenían un tinte político y acusó a la dirigencia de Libertad y Refundación (Libre) de estar detrás de las huelgas y protestas.

Es visible la afinidad de cierta dirigencia magisterial con el proyecto político de Libre. Díaz aseguró que las movilizaciones no “están buscando defender el derecho de los maestros y médicos”. Por su parte, el presidente del Congreso Nacional, Mauricio Oliva, anunció que los decretos estaban abiertos a los “ajustes” necesarios.

7. Estalla la violencia: La actitud de diálogo de Oliva y una amenaza del ministro de Educación, Arnaldo Bueso, tampoco bajaron los ánimos de los maestros y médicos, que este lunes salieron con más fuerza a protestar. Los doctores continuaron con las asambleas informativas y suspendieron la atención en los principales hospitales, como el Escuela y el San Felipe.

Las movilizaciones de los docentes se concentraron en el Centro Histórico de Tegucigalpa, donde derivaron en una jornada violenta, como la quema de tres edificios públicos. Al menos en uno de ellos, donde funcionan las oficinas administrativas de la Alcaldía Municipal quedaron acorraladas por las llamas unas 30 personas, rescatadas por personal de Cuerpo de Bomberos. Igualmente, un grupo de manifestantes atacó al periodista Dennis Andino de HCH y al camarógrafo que lo acompañaba.

8. División entre organizaciones: Hay una división evidente en las organizaciones sociales y sindicales. El magisterio y el gremio médico se muestran en contra de las medidas, pero los dos decretos fueron respaldados por los trabajadores e importantes líderes sindicales, como Hilario Espinoza y Daniel Durón, quienes incluso han salido con el gobierno en conferencia de prensa para aclarar a los empleados públicos que no habrán despidos masivos.

El Heraldo


Colegio Médico convoca a paro nacional de 24 horas si no derogan decretos aprobados en el Congreso

La titular del Colegio Médico de Honduras (CMH), Suyapa Figueroa, advirtió este lunes que si no se derogan los decretos aprobados por el Congreso Nacional el pasado jueves, que buscan reestructurar Educación y Salud, convocarán a un paro nacional de 24 horas el martes 30 de abril.

“Si no derogan lo aprobado en el Congreso Nacional, instruimos a las estructuras de salud y educación para un paro nacional de 24 horas en defensa de los dos sectores”, expresó.

Además, agregó que “el pueblo llegó al límite, por eso le decimos al gobierno que estas situaciones no pueden permitirse. Le pedimos al Congreso que deje en consigna los votos a favor y en contra”.

Anteriormente había declarado que “no estamos dispuestos a a permitir que se siga legislando para la impunidad y la lesión de derechos fundamentales de la población”.

Desde el pasado viernes se han registrado plantones, asambleas informativas y paro de labores en las principales ciudades de la nación como medida de presión para que se deroguen los decretos considerados lesivos.

Este lunes continuaron las tomas a nivel nacional. En la capital se registraron daños a edificios históricos, entre ellos el incendio del edificio antiguo de la Alcaldía Municipal del Distrito Central.

El Heraldo


VOLVER