La empresa brasileña Petrobras decide vender estaciones en Uruguay

La decisión tomada incluye también la privatización de ocho refinerías y la reducción de su participación en BR Distribuidora, la mayor empresa del sector distribución del país.

Según informó la agencia Reuters las decisiones se tomaron en el marco de una revisión del plan de negocios de la empresa, que implica pasar de una posición de accionista mayoritario a tener el 40% de las acciones en la distribuidora y privatizar refinadoras con una capacidad de producción de 1,1 millones de barriles diarios.

El senador nacionalista Álvaro Delgado anunció que convocará a Comisión de Industria al ministro Guillermo Moncecchi para pedirle explicaciones por esta situación.

“El argumento no es la falta de escala, como ha dicho el presidente de Petrobras, porque tenemos la misma escala que cuando se instalaron. Hay un tema de fondo y creo que hay gran responsabilidad del gobierno porque esto lo veíamos venir. Hace tiempo que están hablando con el gobierno, anunciando situaciones por parte de Petrobras. La verdad es que no ha habido ningún tipo de acción preventiva o proactiva por parte del gobierno”, afirmó Delgado a Canal 12.

180


Petrobrás Uruguay aseguró que está decidida a “no seguir acumulando perjuicios”

La empresa Petrobrás Uruguay confirmó este lunes 29 de abril, a través de un comunicado oficial, que el consejo de administración de su casa matriz, en una reunión realizada el pasado viernes, aprobó las nuevas directrices para la gestión de su cartera de activos.

Las directrices están en línea con el “Plan de Resiliencia”, divulgado el 8 de marzo de 2019, siendo parte del proceso de elaboración del “Plan de Negocios y Gestión 2020-2024”, que tiene prevista su aprobación y divulgación en el cuatro trimestre de 2019.

Las nuevas directrices consideran “la venta de activos, con destaque para el segmento de refinación y distribución, incluyendo la venta integral de Petrobrás Uruguay Distribución S.A (PUDSA), distribuidora de combustibles líquidos, lubricantes y fertilizantes líquidos, con una red de estaciones de servicio en Uruguay”.

Tales líneas de acción “están en cumplimiento de los pilares estratégicos de la compañía que tienen como objetivo la maximización de valor para el accionista, a través del foco en activos en que Petrobrás es la dueña natural, buscando la mejora de la asignación, aumento del retorno y la reducción del costo, del capital”.

Durante el proceso de venta, PUDSA “seguirá desarrollando sus negocios como lo viene haciendo, y cumpliendo con las obligaciones asumidas con colaboradores, clientes y proveedores”.

Conecta y MontevideoGas

Por otro lado, Petrobrás -como accionista de MontevideoGas y Conecta en Uruguay-, informó que “está pendiente de los resultados de las discusiones con el Estado uruguayo para la efectiva recomposición de la ecuación económico-financiera de las concesiones del gas natural”.

La petrolera brasileña expresa que la situación de MontevideoGas y de Conecta “es deficitaria”.

“Las condiciones del mercado del gas natural cambiaron dramáticamente desde mediados de la década del 2000 por la crisis energética en Argentina”, argumenta Petrobrás.

La operación de Conecta y MontevideoGas “se ha mantenido, y se sigue manteniendo, únicamente gracias a los continuos aportes de Petrobrás”.

En sentido, la empresa asegura que “ha aportado a las concesiones más de 112 millones de dólares en los últimos 15 años y acumulado pérdidas por más de 116 millones de dólares”.

“La valorización de los millonarios aportes de Petrobrás al mercado de la distribución del gas natural en Uruguay es imperiosa y apremiante”, expresó.

También manifiesta que “Conecta está abocada, luego del laudo arbitral que recientemente reconoció el quiebre externo de su situación económico-financiera y la obligación del Estado a renegociar de buena fe el re-equilibrio, a ese proceso”.

Petrobrás está “pendiente de que la renegociación sea rápida y efectiva”.

Entretanto, indica que “MontevideoGas sigue en un arbitraje con el Estado sobre este mismo asunto. Si bien el resultado se espera en unos meses, la recomposición de la ecuación económico-financiera es igualmente imperiosa y apremiante”.

En ese marco, Petrobrás “continuará gestionando la distribución de gas natural en Uruguay en un todo de acuerdo con la Ley y los contratos, en línea con las directrices de la casa matriz, y manteniendo los altos estándares de seguridad y calidad en la prestación de los servicios a la población”.

Petrobrás “está decidida a no seguir acumulando perjuicios, sosteniendo concesiones de servicio público que tienen la ecuación económico-financiera quebrada por problemas estructurales, ajenos a su gestión y posibilidad de control”, asegura la empresa.

Remarca que dicha decisión empresarial, tomada en un contexto de “creciente hostilidad contra de la empresa en el país, que culminó con un control obrero por el sindicato del gas a pesar de una prohibición judicial expresa, no es novedosa para el gobierno uruguayo, y Petrobrás la ha reiterado en las reuniones con las autoridades”.

La Red 21