México: EEUU refuerza presencia militar en la frontera por caravanas migrantes

El Departamento de Defensa está considerando enviar 300 soldados más a la frontera con México, señaló el vocero de la dependencia castrense Charles Summers.

Resaltó que esto se hace a petición del Departamento de Seguridad Nacional, lo que está siendo considerado por el secretario de defensa, Patrick Shanahan.

El rol de las tropas enviadas sería completamente distinto al que se realiza actualmente, ya que los soldados ayudarían en manejar autobuses que transportan inmigrantes detenidos, asistirlos con comida e incluso utilizar abogados militares para agilizar su proceso como indocumentados.

Esto rompería con los lineamientos que se habían establecido respecto a las labores que realizan los soldados que consiste en monitorear y vigilar la franja fronteriza para reportar actividad ilícita a las autoridades civiles.

Actualmente existen alrededor de 2900 soldados en la frontera con México apoyando con logística a autoridades federales para combatir el tráfico humano y drogas.

También se mantienen activados a 2000 elementos de la Guardia Nacional realizando las mismas labores logísticas a lo largo de los límites fronterizos.

ABC Noticias


Es un desastre haber detenido la separación de familias: Trump

El presidente Donald Trump aseguró que el haber puesto fin a la práctica de separar a los niños de sus familias en los cruces fronterizos ha sido “un desastre” que ha desencadenado en un aumento de personas que ingresan ilegalmente al país.

Trump destacó que la medida la había tomado para desincentivar el ingreso ilegal de personas a su país.

“Ahora no te separas, y eso suena bien y todo, pero con eso es que literalmente tienes 10 veces más familias que vienen porque no van a estar separadas de sus hijos. Es un desastre”, enfatizó Trump en una entrevista televisiva el domingo en Fox News.

Los datos de Aduanas y Protección Fronteriza del primer trimestre del año muestran un aumento significativo en la inmigración ilegal desde que la práctica de separación de familias terminó en junio del 2018.

Los datos indican que el número de cruces ilegales es actualmente seis veces más alto.

“Cuando se solía separar a los niños, lo que se hizo durante la administración de Obama, con Bush, con nosotros, con todos, venían muchas menos personas”, dijo. “Y el haber actuado sobre el tema humano ya vemos lo que trajo. Salimos y paramos las separaciones. El problema es que tienes 10 veces más personas con sus familias. Ahora es como Disneyland”, sentenció.

La práctica de separar a los niños menores de edad de sus padres se realizó de manera más limitada en las administraciones anteriores. En la mayoría de los casos, los niños fueron separados cuando a los funcionarios federales les preocupaba su seguridad.

Medida dura

La administración de Trump fue la primera en iniciar separaciones de forma generalizada con el propósito de disuadir la migración ilegal. La primavera pasada implementó una política de tolerancia cero, que separó a más de 2,700 niños de sus familiares.

Bajo la práctica, los adultos fueron llevados a cárceles especiales de inmigración y procesados por ingresar ilegalmente al país. Sus hijos en ocasiones fueron depositados en jaulas enormes y luego enviados a refugios supervisados por el Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos.

Ante la condena de algunos republicanos y la creciente evidencia de que su administración no había desarrollado un plan para reunir a las familias, el presidente Trump decidió poner fin a esa práctica durante el otoño.

Algunos consideran que la controversia generada por las separaciones y el movimiento tan publicitado de Trump para poner fin a la práctica han contribuido a la creciente cantidad de familias centroamericanas que cruzan la frontera.

El Economista