Perú: continúa la conmoción por el suicidio del expresidente Alan García

Los restos de Alan García son velados en la sede del Partido Aprista

El cuerpo sin vida del expresidente Alan García fue trasladado desde el Hospital Casimiro Ulloa, ubicado en Miraflores, hasta la ‘Casa del Pueblo’, sede del Partido Aprista ubicada en Breña, donde es velado por familiares, amigos y simpatizantes del ex jefe de Estado en el Aula Magna del local.

A las 8:59 p.m. el cuerpo del ex jefe Estado llegó al local emblemático del Partido Aprista, después de más de 10 horas de su deceso. El cortejo que lo acompañó fue recibido por cientos de militantes con pañuelos blancos. El ataúd fue cargado en hombros por varios simpatizantes a fin de abrirse paso e ingresar al establecimiento.

Entre quienes cargaron el féretro estaban su hijo, Raúl Alan García, y el dirigente del APRA Omar Quesada. El congresista Mauricio Mulder también fue visto encabezando la comitiva.

En la ceremonia también estuvieron presentes los congresistas apristas Jorge del Castillo, Javier Velásquez Quesquén, Luciana León, así como el excanciller Luis Gonzales Posada, la excongresista y exministra del Interior Mercedes Cabanillas y Raúl Diez Canseco, dirigente del partido Acción Popular (AP).

Mark Vito Villanella, esposo de la lideresa fujimorista Keiko Fujimori Higuchi, también se hizo presente en el velorio, que se lleva a cabo con el cajón cerrado. A las 10:05 p.m. George Forsyth, alcalde de La Victoria, llegó al Aula Magna para despedirse de Alan García.

Asimismo, estuvieron presentes los legisladores fujimoristas Carlos Tubino, Luz Salgado, Miguel Torres, Cecilia Chacón, Segundo Tapia, Karina Beteta, Juan Carlos del Águila y Mario Mantilla.

A las 8:38 p.m. la carroza fúnebre salió del establecimiento médico escoltada por agentes policiales, para luego recorrer la Vía Expresa del Paseo de la República y entrar a la avenida Alfonso Ugarte, donde se encuentra la sede principal.

En los exteriores de la ‘Casa del Pueblo’ se ha concentrado una gran cantidad de personas, pues el público en general no puede ingresar a pedido de la familia del ex jefe de Estado que deseaba se haga una ceremonia privada.

Al grito de “Alan no está muerto, vive con su pueblo” y “Alan García, dignidad”, cientos de militantes y seguidores expresaban su lealtad y respeto al ex jefe de Estado mientras esperaban la llegaba del féretro. Muchas personas portaban rosas blancas, banderas y banderolas en señal de homenaje a quien fue dos veces presidente del Perú.

RPP


Portada de los principales periódicos de Perú


Alan García: Sepelio del ex presidente será mañana viernes 19 de abril

Los restos mortales del ex presidente Alan García seguirán siendo velados en el local partidario del Apra, en Breña, durante todo el día de hoy hasta mañana, viernes 19 de abril, cuando se realizará el sepelio.

Según informó el ex secretario de Alan García, Ricardo Pinedo, el féretro será trasladado después del mediodía del viernes hacia el cementerio de Huachipa.

“No hay temas definitivos, pero (el entierro) será el viernes a las 12 del mediodía hacia el cementerio de Huachipa”, indicó.

Por su parte, el dirigente del Partido Aprista Omar Quesada, comentó que los restos mortales del ex mandatario serán cremados por decisión de la familia.

“El sepelio será mañana viernes, en Huachipa en el Camposanto Mapfre. Será cremado y se han hecho todas las consideraciones para que las diferentes bases apristas del país estén presentes”, indicó en declaraciones a RPP.

Mientras tanto, en el local del Partido Aprista siguen llegando amigos, familiares y militantes del Apra para darle el último adiós al ex gobernante.

El féretro con los restos de Alan García fueron trasladados la noche del miércoles desde el hospital Casimiro Ulloa, en Miraflores, hasta la Casa del Pueblo, ubicada en la avenida Alfonso Ugarte, donde están siendo velados por decisión de la familia del ex jefe de Estado.

El ex presidente se suicidó la mañana del miércoles momentos antes de que la policía y el fiscal adjunto del equipo especial para el caso Lava Jato, Henry Amenábar, procedieran a detenerlo de forma preliminar por un plazo de diez días.

García Pérez fue trasladado por los policías hacia el hospital Casimiro Ulloa y, según detalló el Ministerio de Salud, perdió la vida a las 10:05 a.m. producto de la hemorragia cerebral masiva por el impacto de bala.

Alan García, investigado por presuntas irregularidades y pagos de coimas por los cuales la fiscalía le imputaba los supuestos delitos de lavado de activos y colusión, tenía una orden de impedimento de salida del país desde noviembre del 2018, también como parte de las investigaciones.

Tras la confirmación del fallecimiento de Alan García, el Gobierno declaró tres días de duelo desde el miércoles 17 hasta el viernes 19 de abril.

El Comercio


Caso Alan García: Investigan a fiscales por presunta infracción durante diligencia de allanamiento

Los fiscales José Domingo Pérez y Henry Amenábar serán investigados de manera preliminar por la Oficina Desconcentrada de Control Interno de Lima del Ministerio Público, debido a una presunta infracción administrativa ocurrida durante la diligencia de allanamiento y detención preliminar contra el fallecido expresidente Alan García.

El caso estará a cargo de la fiscal adjunta superior Rosario Velasco Sánchez por el plazo de 60 días.

La disposición se basa en la denuncia realizada por Ricardo Pinedo, exsecretario de García, quien declaró a la prensa que las autoridades no informaron con veracidad sobre qué tipo de diligencia se trataba al momento de llegar al domicilio del expresidente.

“Se informó que se trataba de una orden de allanamiento de vivienda; sin embargo, una vez dentro de la vivienda, se dijo que era una detención preliminar. Cuando el exmandatario hizo la consulta, no se le quiso dar una información precisa”, sostuvo Pinedo.

La Fiscalía considera que, según la denuncia, la medida de allanamiento y detención preliminar “no se encontraría sustentada adecuadamente”.

A los fiscales se les atribuye no haber realizado las coordinaciones pertinentes para un correcto desarrollo de allanamiento y detención preliminar, ejecutada por el fiscal adjunto Henry Amenábar.

Este último, de acuerdo con la resolución, no habría tomado las medidas necesarias en la diligencia, ya que no habría brindado la información pertinente al intervenido.

“Tampoco habría dispuesto que se tomen las medidas de seguridad que garanticen salvaguardar la integridad del detenido; toda vez que este habría ingresado a su habitación sin acompañamiento policial, lo que habría permitido que atente contra su vida”, se lee en el documento.

ACCIONES

Por su parte, la defensa de García, Erasmo Reyna, señaló que tomará acciones legales contra los citados fiscales y policías que participaron en la diligencia.

En tanto, a través de un comunicado, el Equipo Especial “Lava Jato” señaló que la diligencia contra García ha seguido estrictamente el protocolo. “Mostramos nuestra profunda preocupación y rechazo por las acciones tomadas (en contra de los fiscales)”, indicó.

En ese sentido, sostiene que la investigación abierta contra Pérez y Amenábar se suma a otras que fueron iniciadas “de forma sorpresiva y arbitraria”.

Diario Correo


Quién fue Alan García, el presidente más joven de América que se suicidó bajo sospechas de corrupción

La vida de Alan García llegó a un trágico final tras 35 años como protagonista de la política peruana, en la que fue apodado como “Caballo loco”, el impetuoso líder que asumió el poder como el presidente más joven de América. García falleció en un hospital limeño en medio de una gran conmoción ciudadana, mientras era atendido por el disparo en la cabeza que se dio cuando iba a ser detenido por la policía a pedido del Poder Judicial, acusado por delitos de corrupción.

La situación del exmandatario se precipitó en noviembre de 2018, cuando García, quien residía en España, visitó su país natal para participar en una cita con la Fiscalía para ser interrogado en el marco de una investigación por corrupción que vinculaba a varios de sus colaboradores con el escándalo de Lava Jato.

Allí se encontró con su inclusión en la lista de investigados y con un pedido de impedimento de salida del país, mientras la prensa informaba que la documentación aportada por Odebrecht incluía pagos irregulares al exmandatario que confirmarían su participación en actos de corrupción.

García, sobre el que en ese momento no pesaba ninguna orden de detención, buscó refugio en la residencia del embajador uruguayo en Lima aduciendo “persecución política”. Tras varias semanas, Uruguay rechazó ese pedido.

Lejos quedó la fecha de 1992, cuando empleó con éxito la misma estrategia tras el autogolpe que protagonizó Alberto Fujimori, y después de ser acusado de enriquecimiento ilícito y haber ordenado una matanza de presos por terrorismo en varios penales del país para refugiarse con éxito en la embajada de Colombia en Lima.

Desde allí partió al exilio, primero a Colombia y luego a Francia, donde permaneció hasta que en 2001 la Corte Suprema de Perú declaró prescritos aquellos delitos, por los que nunca fue juzgado.

García hizo su carrera política en el seno del histórico e izquierdista Partido Aprista Peruano (PAP), fundado por Víctor Raúl Haya de la Torre. Nacido el 23 de mayo de 1949, Alan Gabriel Ludwing García Pérez se licenció en Derecho por la Universidad de San Marcos de Lima, se doctoró en la Complutense de Madrid y amplió estudios en la Sorbona de París.

Regresó a Perú en 1978 e integró la Asamblea Constituyente que redactó la Carta Magna de 1979, después fue diputado por Lima y en 1982 secretario general del PAP, lo que catapultó su candidatura a la Presidencia en 1985.

Como gobernante, vivió dos años de idilio con el pueblo, con medidas como la restricción del pago de la deuda exterior, el rechazo a los organismos multilaterales, la reducción de gastos militares y la limitación de las importaciones. Allí, con 36 años, se ganó el apodo de “Caballo loco”.

El punto de inflexión llegó en 1987 cuando intentó nacionalizar la banca, lo que generó una oleada de protestas lideradas por el escritor y futuro premio Nobel Mario Vargas Llosa.

Bajo su mandato además se produjo también la masacre de más de 200 presos en tres cárceles de Lima, en 1986, como respuesta a un motín de presuntos terroristas.

En 1990, la economía del país estaba colapsada, la inflación superaba el 7.000 por ciento anual y la figura política de García estaba totalmente desprestigiada. Luego vino el exilio y el retorno al país, en donde compitió por la Presidencia en 2001, en una votación que ganó Alejandro Toledo.

Ya en 2006 volvió a presentarse, esta vez reconvertido a la ortodoxia económica y pese al lastre de su pasado, se impuso en la segunda vuelta electoral al nacionalista e izquierdista Ollanta Humala. La nueva gestión (2006-2011) fue exitosa en lo económico, y en ella se multiplicó la inversión en el país.

En 2016, al postular a un tercer mandato, García no superó el 5 por ciento de los votos, lo que le llevó a renunciar a sus cargos en el PAP y mudarse a España, donde residía hasta que quedó impedido para salir de Perú por orden de la justicia.

Latinoamérica Piensa


Discurso de Alan García En La ONU 1985


VOLVER