Reino Unido asegura a Ecuador que no extraditará a Assange a un país con pena de muerte

Gobierno británico confirmó, con 3 notas diplomáticas, la no extradición de Assange a algún país con pena de muerte

La Secretaría General de Comunicación de la Presidencia de la República, a través de un comunicado de prensa, reiteró que el Gobierno británico, mediante tres notas diplomáticas, confirmó por escrito al Presidente Lenín Moreno, que el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, no sería entregado en extradición a un país en el que pueda sufrir pena de muerte.

El Gobierno ecuatoriano indicó que, a través de la entrega de sendas cartas dirigidas al Primer Mandatario ecuatoriano, del 7 de marzo y 10 de agosto de 2018, los Ministros de Asuntos Exteriores del Reino Unido, Boris Johnson y Jeremy Hunt, conformaron que, de acuerdo con la legislación británica, no se puede ordenar la extradición si la persona en cuestión está sujera a la pena de muerte.

“Cuando se recibe una solicitud de extradición de un país donde el delito conlleva la pena de muerte, la ley de Gran Bretaña exige que la extradición no se puede ordenar a menos que el Ministro de Estado (Home Secretary) haya recibido primero una garantía adecuada de ese país de que la pena de muerte no se impondrá o aplicará”, manifiestan los dos documentos.

Además, en las cartas se señala que “Existe una protección adicional bajo la ley de Gran Bretaña, la cual es que si el Ministro de Estado (Home Secretary) acepta una garantía como adecuada, la persona interesada también puede solicitar permiso para apelar ante el Tribunal Superior, que examinará la garantía otorgada”.

En una tercera misiva del 3 de abril de 2019, la Embajada Británica señala que: “El Gobierno de Su Majestad confirma que la extradición de una persona desde el Reino Unido no puede ser ordenada adonde la pena de muerte pueda ser llevada a cabo o donde puedan ser sujetos a castigo humano y degradante”.

Además, la Embajada añade que la Convención Europea sobre Derechos Humanos (ECHR) se encuentra incorporada dentro de la legislación de su país mediante el Acta de derechos Humanos de 1998, e indica que el Artículo 3 del ECHR prohíbe tortura y el trato inhumano y denigrante.

El presidente Lenín Moreno indicó el pasado 11 de abril que había solicitado a Gran Bretaña la garantía de que Assange no sería entregado en extradición a un país en el que pueda sufrir torturas o pena de muerte y que el gobierno británico lo ha conformado por escrito.

El Gobierno Nacional actuó conforme el derecho internacional, las leyes nacionales y el respeto absoluto a los derechos humanos de Assange, y siempre expresó voluntad de encontrar una salida que no vulnere los derechos de ninguna de las partes. Todas las decisiones y acciones se enmarcaron dentro del respeto a la vida, los derechos humanos y la legislación internacional, añadió el comunicado.

Ecuador Inmediato


Ecuador ha recibido 40 millones de ataques cibernéticos, revela viceministro de Telecomunicaciones

El viceministro de Telecomunicaciones, Patricio Real, informó la mañana de este lunes que algunas instituciones del estado han recibido en los últimos días más de 40 millones de ataques cibernéticos.

Los ataques provienen de Estados Unidos, Reino Unido e incluso de Ecuador; entre las entidades atacadas están Cancillería de Ecuador, Presidencia de la República, Banco Central del Ecuador, ministerios y GAD´s.

El funcionario manifestó que desde el jueves se activó el Protocolo de Seguridad y agregó que el país está preparado para estos ataques, aunque no descartó pedir ayuda a Israel en materia informática.

Los ataques se han incrementado desde que Ecuador decidió retirarle el asilo diplomático a Julian Assange, fundador de WikiLeaks, un portal que filtró información sobre operaciones del ejército ecuatoriano.

La ministra del Interior, María Paula Romo, ya advirtió el fin de semana último que algunas instituciones recibieron ataques.

Según Real, no ha existido robo de información, pero que todo lo ocurrido será remitido a la Fiscalía; los hackers no están necesariamente en los países de donde provienen los ataques, el Ministerio de Telecomunicaciones no puede identificar a las personas.

Recordó el funcionario que los ataques cibernéticos son sancionados con cinco a siete años de prisión.

El Universo


Comunicado Oficial

https://pbs.twimg.com/media/D4M6nkgXsAAAYNo.jpg

https://pbs.twimg.com/media/D4M6ooFX4Ag_4YF.jpghttps://pbs.twimg.com/media/D4M6qdlWAAAU-zQ.jpghttps://pbs.twimg.com/media/D4M6rzqWAAAYpVP.jpg


El padre de Julian Assange pide que extraditen a su hijo a Australia

El padre del filtrador Julian Assange, John Shipton, pidió a Australia este 14 de abril del 2019 que extradite a su hijo, detenido en Reino Unido, y dijo estar conmocionado por el mal aspecto físico que tenía cuando lo arrestaron la semana pasada en Londres.

Shipton, que fue secretario del partido Wikileaks cuando su hijo se presentó sin éxito al senado en las elecciones australianas de 2013, solía visitar todos los años por Navidad a Assange, refugiado desde 2012 y hasta la semana pasada en la embajada de Ecuador en Londres.

“El DFAT (Departamento de Relaciones Exteriores) y el primer ministro deberían hacer algo de manera matizada”, declaró al periódico de Melbourne Sunday Herald Sun.

“Se puede resolver de manera simple para que todo el mundo esté satisfecho. Hubo algunas conversaciones en una reunión entre un senador y un responsable del DFAT para extraditar a Julian a Australia”, añadió.

El fundador de WikiLeaks fue detenido el jueves en la embajada de Ecuador en Londres, donde había encontrado asilo hace siete años para escapar a una orden de detención británica por acusaciones de violación y agresión sexual en Suecia, que Assange siempre ha negado.

El australiano de 47 años fue igualmente detenido en relación a una orden de extradición de Estados Unidos, que le considera una amenaza para su seguridad y quiere juzgarlo por sus filtraciones.

Su padre explicó estar conmocionado por el mal aspecto físico que tenía cuando lo arrestaron.

“Le vi, la manera como lo arrastraron en la escalera, los policías, no tenía buen aspecto. Tengo 74 años y tengo mejor aspecto que él, que tiene 47. Estoy conmocionado”, añadió.

“Durante meses y meses ha estado viviendo como un prisionero de alta seguridad, ni siquiera podía ir al baño, había cámaras vigilando todos sus movimientos”, afirmó Shipton.

El primer ministro australiano, Scott Morrison, dijo el viernes que Assange no recibiría ningún “trato especial” de su gobierno.

El comercio


VOLVER