Se conformó la Cámara Binacional Boliviana Paraguaya para fomentar el comercio bilateral

Fundan una Cámara binacional para fomentar el comercio con Paraguay

Después de años de contemplación y buenos propósitos, ayer se conformó la Cámara Binacional Boliviana Paraguaya en un acto en las instalaciones de la Cámara Nacional de Comercio (CNC) en La Paz. Un avance algo más concreto y que se enmarca en el auge de las “alianzas público – privadas”, que viene a ser una adecuación de la concertación de siempre con nuevos matices de eficiencia. En principio, el desarrollo de la hidrovía Paraguay – Paraná y el intercambio comercial son los objetivos primordiales.

Para Tarija, que cuenta con un puesto fronterizo con Paraguay en el BR 94, resulta una oportunidad de mejorar las relaciones comerciales, que pese a la proximidad no son fructíferas. La ciudad aduanera que Bolivia construye en territorio villamontino y la promesa del gobierno de Mario Abdo de reconstruir la ruta nacional 9, conocida como “Transchaco” y que tiene una historia paralela a la de Tarija, deberían contribuir a aumentar esa relación.

Buenos propósitos

Durante la posesión del directorio y posterior conferencia de prensa en instalaciones de la Cámara Nacional de Comercio, la embajadora de Paraguay en Bolivia, Terumi Matsuo de Claverol calificó que hay “una expectativa enorme” en torno a la Cámara Binacional y los proyectos de Asociaciones Público Privadas (APP) para el desarrollo económico de ambos países.

La diplomática destacó que al momento, Paraguay le compra a Bolivia urea para la producción agrícola de su país, y que espera que la balanza se “balancee” cuando también le compre gas; un viejo tema siempre en la agenda bilateral – la de tender un gas para trasladar entre 4 y 6 millones de metros cúbicos – y que no se materializa.

El nuevo presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Rolando Kempff dijo que uno de los propósitos del trabajo conjunto es lograr que la balanza comercial logre cierto equilibrio, pues actualmente Bolivia exporta a Paraguay por un valor de 50 millones de dólares e importa por 80 millones de dólares.

Desafíos pendientes

“Tanto Paraguay como Bolivia, en los últimos años, ocupan los primeros puestos en crecimiento económico del Producto Interno Bruto en Sudamérica, dato que no es menor tomando en cuenta que hasta hace poco ambos Estados eran considerados como pobres y con grandes problemas políticos, económicos y sociales. Actualmente los gobiernos de Bolivia y Paraguay, respectivamente, celebran la estabilidad política y económica inédita pero aun les queda mucho por hacer para reducir las brechas sociales y la reducción de la pobreza existente en ambos casos” señala el abogado internacionalista Fernando Torres.

En ese sentido, Torres plantea la paradoja que supone que ambos países “conforman el grupo de Países en Desarrollo sin Litoral (PEDSL), sin embargo, las exportaciones de productos naturales y minerales constituyen la base del crecimiento económico”, lo que supone una pérdida de competitividad que debería ser suficiente como para impulsar el desarrollo de la hidrovía Paraguay – Paraná, para la que también ofreció colaboración el presidente argentino Mauricio Macri en el reciente encuentro bilateral con Evo Morales.

En el tránsito desde la frontera paraguaya hasta Tarija queda pendiente el tramo palo Marcado – Ibibobo, además de los tramos del Angosto de Villa Montes y el de La Central – Río Isiri, que por diferentes dificultades no se han podido ejecutar con recursos departamentales aun formando parte de la red vial fundamental.

El País


VOLVER