Senador de Estados Unidos pide intervención militar en Venezuela para llevar ayuda

Senador de EE UU pide intervención militar en Venezuela para llevar ayuda

Estados Unidos debe comenzar a considerar el uso de la fuerza militar para llevar ayuda a Venezuela, dijo este jueves el senador estadounidense Rick Scott, exgobernador de Florida, invocando un fantasma “del que nadie quiere hablar”.

“Queda una sola opción para llevar ayuda al pueblo de Venezuela, y es algo de lo que nadie quiere hablar. Se está haciendo claro que tendremos que considerar el uso de los activos militares estadounidenses para llevar ayuda”, dijo Scott en un discurso en Washington.

El presidente de la Asamblea Nacional electa de Venezuela, Juan Guaidó -reconocido como presidente interino por Washington y medio centenar de países- intentó el 23 de febrero hacer ingresar ayuda humanitaria pero fracasó debido al férreo bloqueo del gobernante Nicolás Maduro, quien tildó la operación injerencia.

Este mismo jueves, Venezuela anunció que espera la llegada de nuevas misiones militares rusas, luego del arribo en marzo de dos aviones rusos con 99 militares y 35 toneladas de material, según varios medios.

“Maduro y sus matones no nos dejan alternativa”, dijo Scott. “No debemos parecer débiles ante la determinación de los chinos, los rusos y los cubanos de apoyar a Maduro”.

“Nuestros adversarios se cuestionarán nuestras intenciones y nuestra determinación. En resumen: no piensan que hablamos en serio”.

Panorama


Senador Rick Scott: EEUU debe comenzar a contemplar el uso de militares en Venezuela

El Senador por Florida, Rick Scott, dijo el jueves que Washington debería comenzar a contemplar la opción militar para llevar ayuda humanitaria a Venezuela tras declarar que el régimen de Nicolás Maduro constituye una amenaza para la seguridad de los Estados Unidos.

“Simplemente, yo creo que ellos piensan que nosotros no hablamos en serio. Debemos obligarles a abandonar esa noción”, dijo Scott en un foro sobre Venezuela realizado en Washington por el American Enterprise Institute.

“Hasta ahora las sanciones por sí solas no han detenido al régimen de Maduro, y Estados Unidos necesita comenzar a considerar el uso de activos militares para llevar ayuda a los millones de venezolanos enfermos y hambrientos”.

El senador, un cercano aliado del presidente Donald Trump, insistió en que todas las opciones deben estar literalmente sobre la mesa, argumentando a favor de seguir aplicando sanciones, si estas demuestran que están lesionando al régimen de Nicolás Maduro, y de iniciar los preparativos para trabajar con los países vecinos sobre la opción militar.

Agregó que Estados Unidos incluso puede ir más allá.

“Si la aplicación de embargos y de bloqueos puede ayudar, también deberíamos considerarlos”, enfatizó.

Estados Unidos fue el primero entre las más de 50 naciones que han desconocido la legitimidad de Maduro, reconociendo la presidencia interina del también presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó.

Lamentablemente, el régimen de Maduro continúa usurpando las instituciones de gobierno, preservando el poder para seguir saqueando miles de millones de dólares de las arcas del Estado y enriqueciéndose al mismo tiempo a través de operaciones del narcotráfico, dijo el senador en su discurso.

Y en lo que empeora la situación, el régimen le ha tendido la alfombra roja a los regímenes de China, Rusia y Cuba, que ven a Venezuela no solo como una oportunidad económica, sino como un instrumento para intimidar a los Estados Unidos, agregó.

“Estados Unidos enfrenta una seria amenaza de seguridad nacional y una crisis humanitaria en su puerta de entrada. Esto se está volviendo tan peligroso para nosotros como lo fue la guerra civil siria para Europa, Israel y Jordania. Si no es controlada, esta situación va a desestabilizar a nuestros aliados regionales y establecerá una base de operaciones para nuestros enemigos“, declaró el senador.

“Hoy insto al gobierno de Estados Unidos, al Congreso y al pueblo estadounidense a que vea esta crisis por lo que es, una creciente marea de colapso social y económico promovido y financiado por nuestros enemigos”, sostuvo.

El Nuevo Herald


VOLVER