Uruguay | Tabaré Vázquez tras destituir a la cúpula del Ejército: “Por primera vez se rompe el pacto de silencio de los militares”

Vázquez: Por primera vez se rompe el pacto de silencio de los militares

Vázquez se refirió en las últimas horas a su decisión de cesar al comandante en Jefe del Ejército, José González, y al jefe del Estado Mayor de la Defensa (ESMADE), Alfredo Erramún; y de solicitar la venia de la Cámara de Senadores para promover la situación de pase a retiro obligatorio de los generales Claudio Romano, Carlos Sequeira, Alejandro Salaberry y Gustavo Fajardo, quienes integraron el Tribunal Espacial de Honor y el Tribunal de Honor de Alzada militar.

La decisión de Vázquez se debió a que los seis militares cometieron una “grave omisión” ya que conociendo o debiendo conocer la consecuencia de la presunción de un delito, omitieron dar curso a la denuncia pertinente.

Ante el Tribunal de Honor, Gavazzo declaró que en marzo de 1973 arrojó al río Negro el cuerpo sin vida de Roberto Gomensoro, quien había sido detenido y torturado hasta la muerte en el Grupo de Artillería 1 de Montevideo.

Por su parte, el coronel retirado Jorge “Pajarito” Silveira acusó a Gavazzo, ante el mismo Tribunal, de ser el responsable de la muerte de Gomensoro, y de otro detenido: Eduardo Pérez Silveira.

A la vez responsabilizó a Gavazzo por la desaparición de María Claudia García de Gelman.

Parte del fallo

Este martes 2 de abril, Vázquez expresó -en entrevista con Gabriel Pereyra de VTV- que no homologó lo actuado por el Tribunal, sino “parte del fallo” que pasaba a reforma a Silveira y a Gavazzo.

“Y no homologué porque no se había tomado la misma medida respecto a Luis Maurente. Hay un capítulo importante de accionar de gobierno que comprende la fase legal, la política y la institucional. La legal la resolverá la Justicia libre y soberanamente, como lo hace en este país”, dijo Vázquez.

Agregó: “En lo político y en lo institucional ya actuamos. Y no le quiero sacar la cola a la jeringa, como se dice vulgarmente, asumo toda la responsabilidad política y será la Justicia la que tendrá que dictaminar”.

Por otro lado, confesó que cuando habló con el ministro de Defensa, Jorge Menéndez, el ex secretario de Estado le dijo: “‘Hay un informe de Guido Manini Ríos que me parece que tenés que ver’. Le dije que viniera al día siguiente, y me trajera las resoluciones y el informe”.

“Cuando lo leo, noto dos cosas: que era un ataque muy fuerte a los poderes del Estado y las consideraciones por las cuales el Tribunal de Honor había determinado que tenía que pasar a reforma a Gavazzo y a Silveira”, remarcó.

En tal sentido Vázquez recordó que decidió, en el primer caso, “la destitución de Manini Ríos”, y en el segundo, notó que Gavazzo y Silveira pasaban a reforma por haber dejado que una persona inocente, Juan Carlos Gómez, estuviera en prisión siendo inocente, cuando ellos lo sabían”.

“Le dije al ministro que hablara con el secretario de Presidencia, Miguel Toma, y que yo firmaba estas dos resoluciones y que esto pasara a la Justicia”, explicó.

Pacto de silencio

Por otro lado, Vázquez destacó en la entrevista que, “por primera vez se rompe el pacto de silencio de los militares”.

Además, “se comprobó que del pacto participaron militares en actividad”, como el caso del hoy ex comandante en jefe del Ejército Guido Manini Ríos, quien “encubrió una situación gravísima en el Tribunal de Honor”.

“Ahora nadie puede decir que no hubo muertes en los cuarteles militares y que no se desapareció gente”, sentenció Vázquez.

LR21


Familiares: lo de Vázquez fue “un movimiento a favor de la democracia”

La remoción de seis generales del Ejército y de las dos máximas autoridades del Ministerio de Defensa —el ministro, Jorge Menéndez, y el subsecretario, Daniel Montiel— reavivó dos discusiones que, con momentos de mayor y menor tensión, ocuparon gran parte de la agenda pública de los últimos meses. Por un lado, la reforma de la ley Orgánica Militar; y por otro, la campaña Vivir Sin Miedo que propone, entre otros asuntos, la creación de una guardia nacional integrada por militares para colaborar con la policía.

El grupo Madres y Familiares de Detenidos Desaparecidos entiende que “no se puede seguir involucrando a las Fuerzas Armadas en hechos del pasado”, por lo que considera que deben ser puestos en discusión los planes de estudio con que están siendo formados los militares. De este modo lo señaló Javier Tassino, uno de sus integrantes, en diálogo con El Observador. La revisión de los contenidos se enmarca en una discusión mayor: la reforma de la ley Orgánica Militar, que se discute en el Parlamento.

Por otra parte, el colectivo considera que el desmantelamiento de la cúpula castrense y la supuesta formación ideológica que persiste en la milicia necesariamente deben ser vinculados a la reforma constitucional en materia de seguridad conocida como Vivir Sin Miedo, que será sometida a votación en las elecciones nacionales de octubre. “Confirmamos una vez más que es completamente improcedente e inaceptable la creación de una ‘Guardia Nacional’ integrada por efectivos de estas mismas fuerzas, que han expresado claramente cuál es su moral y su concepción del deber que tienen con la ciudadanía”, escribieron los familiares en un comunicado.

Tassino aseguró que Madres y Familiares de Detenidos Desaparecidos respalda al presidente Tabaré Vázquez en lo que entienden que fue “un movimiento a favor de la democracia”. El cese del comandante José González y cinco militares más fue un paso a favor de “cerrar la herida” que quedó abierta tras la dictadura y permitirá, algún día, “verdaderamente encontrar memoria, verdad y justicia”, dijo.

No obstante, Tassino reprochó que tras lo informado este sábado por El Observador “mucha gente salió a hacer declaraciones”, cuando en verdad “nadie está esforzándose” por hacer justicia. Como ejemplo puso que la Fiscalía Especializada en Crímenes de Lesa Humanidad haya pedido el procesamiento de cerca de 30 militares y que solo dos de ellos hayan sido condenados por la Justicia: el sargento retirado Plácido Gregorio Amorín y el coronel Artigas Bianchi.

El Observador


Bayardi será el nuevo ministro de Defensa y Feola el comandante en jefe del Ejército

Bayardi será el nuevo ministro de Defensa en lugar de Jorge Menéndez, y el actual director general de Secretaría del Ministerio de Defensa, Hernán Planchón, ocuparía el cargo de subsecretario, puesto en el cual se desempeñaba Daniel Montiel.

De este modo, Bayardi volverá a ejercer como ministro de Defensa Nacional responsabilidad en la que se desempeñó entre febrero de 2008 y agosto de 2009 cuando renunció al puesto ministerial para dedicarse a la campaña electoral.

Mientras que la subsecretaría la ocupará el actual director general de Secretaría, Hernán Planchón, en sustitución de Daniel Montiel.

Militares

Por otro lado, el presidente de la República Tabaré Vázquez resolvió nombrar al general Claudio Feola como nuevo comandante en jefe del Ejército en lugar del cesado José González, quien ejerció el cargo por solo 20 días, tras la destitución de Guido Manini Ríos.

Mientras que el nuevo Jefe del Estado Mayor de la Defensa será quien se desempeñaba como prefecto nacional naval, el contralmirante Fernando Pérez Arana, en lugar del también destituido Alfredo Erramún.

El pasado lunes 1 de abril, Presidencia decidió cesar al comandante en Jefe del Ejército, José González, y al Jefe del Estado Mayor de la Defensa, Alfredo Erramún, quienes pasarán a retiro obligatorio.

A la vez, el gobierno determinó requerir la venia correspondiente de la Cámara de Senadores para promover la situación de pase a retiro obligatorio de los generales: Claudio Romano, Carlos Sequeira, Alejandro Salaberry y Gustavo Fajardo.

La decisión de Vázquez se debió a que los seis militares cometieron una “grave omisión” ya que conociendo o debiendo conocer la consecuencia de la presunción de un delito, omitieron dar curso a la denuncia pertinente, tras declaraciones de José Gavazzo ante un Tribunal de Honor militar referidas a que había hecho desaparecer el cuerpo de Roberto Gomensoro torturado y asesinado en marzo de 1973, meses antes del golpe de Estado.

LR21


VOLVER