Venezuela: Murió el periodista y director del periódico Últimas Noticias Eleazar Díaz Rangel

Falleció el periodista y director de ÚN, Eleazar Díaz Rangel

El periodista y director de Últimas Noticias, Eleazar Díaz Rangel, falleció este miércoles 24 de abril a los 87 años.

Díaz Rangel era nativo de Sabaneta de Barinas, creció en San Felipe, y llegó desde joven a Caracas donde se convirtió en periodista de deportes y política. También fue un militante de la izquierda venezolana y de la lucha por la democracia, lo que lo llevó a la cárcel en la década de los 60.

Fue fundador de la Asociación de Periodistas y del Colegio Nacional de Periodistas, y además directivo del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa.

Escribió varios libros dedicados a la comunicación social y era un columnista destacado de medios impresos.

Fue además profesor de varias generaciones de reporteros, director de la Escuela de Comunicación Social de la Universidad Central de Venezuela, y recibió múltiples premios por su reconocida carrera profesional.

Todos los trabajadores del Grupo Últimas Noticias lamentan profundamente el fallecimiento del profesor y hacen llegar a sus familiares y amigos sus más sentidas palabras de condolencia.

Ùltimas Noticias


El adiós a un maestro y un amigo: falleció Eleazar

Por Aram Aharonian|

Eleazar Díaz Rangel, periodista, profesor, maestro de varias generaciones de comunicadores sociales, analista político y último director del diario Últimas Noticias, falleció este miércoles en Caracas a la edad de 82 años.

La triste información dice poco de Eleazar. Más que todo eso, se nos fue uno de los pocos referentes de la historia contemporánea venezolana y latinoamericana, humilde y sincero, didáctico y popular, lector empedernido, analista acucioso, beisbolero permanente. Su título, respetuoso y cariñoso, siempre fue el de “profesor”, formador de periodistas desde la UCV.

Lo conocí en los congresos de la Federación latinoamericana de Periodistas (Felap), y desde mi llegada a Venezuela fuimos labrando una amistad a lo largo de largas conversaciones, discusiones; almuerzos en Sabana Grande o La Castellana (con los Roberto, Maryclen, Tulio, los Sanoja, Roy Chaderton), reuniones nacionales e internacionales.

“Ejemplo del mejor periodismo en nuestro país y ejemplo de solidaridad y humnildad”, recodó su exalumno y amigo en la vida, Roberto Malaver. La Federación Venezolana de Atletismo señaló: “miembro del Salón de la Fama de nuestro deporte y eterno aliado, vivirá por siempre en cada línea con la que inmortalizó las hazañas del atletismo”.

El maestro, profesor de varias generaciones de reporteros, director de laEscuela de Comunicación Social de la Universidad Central de Venezuela, tenía años batallando en contra de un cáncer, sufrió una recaída que lo llevó a estar bajo respiración asistida en las últimas horas. Estuvo internado en el Hospital Militar de Caracas. Fue jefe de la Oficina Central de Información del gobierno de Rafael Caldera y ocupó la presidencia de Venezolana de Televisión (1994-96).

Al igual que Hugo Chávez, Díaz Rangel nació en Sabaneta, Estado Barinas, el 5 de marzo de 1932. Fue docente en la Escuela de Comunicación Social de la UCV, donde además fue su director (1983-86); presidente de la Asociación Venezolana de Periodistas, del círculo de periodistas deportivos y de la Federación Latinoamericana de periodistas (1976-88); directivo del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa, SNTP; secretario general del Colegio Nacional de Periodistas; senador del Movimiento al Socialismo (MAS) y director del Diario Punto, de la revista Tribuna y del diario Ultimas Noticias (desde 2001).

Escribió varios libros dedicados a la comunicación social y era un columnista destacado de medios impresos y últimamente también electrónicos, como Question, a la que acompañó desde su fundación allá por 2003.

Durante su carrera recibió varios galardones: Premio Nacional de periodismo; órdenes José María Vargas (UCV), 1ra. clase; Primeeo de mayo; Andrés Bello, 1ra. clase; Francisco de Miranda, 1ra. clase; y Mérito Deportivo.

“El periodismo actual está lleno de omisiones (…) Lo peor es la dificultad para reencontrarlo, tengo la impresión de que las Escuelas de Periodismo no ayudan en esa tarea (…) El periodismo tiene salvación pero requiere tiempo, paciencia y que se consoliden los cambios en el país”, señaló en una de sus últimas entrevistas. “Tenía razón Gabriel José de la Concordia (por García Márquez): el periodismo es el mejor oficio del mundo”, me repetía.

¿Cuál es su período de vida más feliz?, le preguntó Teresa Ovalles en una entrevista. “Mis primeras semanas de casado con Aída, incluidos nuestros días en La Puerta (Trujillo) y Caracas”, respondió. ¿Por qué su edad siempre ha sido un misterio para nosotros los periodistas?, lo “apretó” la periodista: “Por razones inherentes a la curiosidad del periodismo; les extrañaba que me encuentro como si no cumpliera años”.

¿Qué experiencia de vida no le gustaría repetir?, preguntó la periodista: “is dos años y medio preso en el cuartel San Carlos, pese a la vivencia con destacados políticos de izquierda de la época, y haber escrito dos libros: El beisbol en Caracas y Noticias Censuradas. ¡Pero sin libertad!”, le respondió.

Fiebre, de Miguel Otero Silva fue el libro que más le impactó a Eleazar, por la época en que lo leyó, cuando era liceísta durante dictadura perezjimenista. “Y por su contenido Memorias de un venezolano de la decadencia, de José Rafael Pocaterra, y Cien años de Soledad, de Gabriel García Márquez”.

“Viví un episodio excepcional la mañana en que Hugo Chávez, paisano, fue a disfrutar un desayuno llanerísimo preparado por Aída, en mi apartamento. Hablamos largo rato, lo percibí indefinido, entre atraído por una nueva acción militar, o transitar el camino electoral, que finalmente decidió en Valencia, en un pleno de chavistas”, relató en una entrevista.

El 17 de marzo escribió su última columna: “Escribo desde el Hospital Militar Carlos Arvelo, donde estoy ingresado desde el sábado 9, y aunque aún no estoy del todo recuperado, a pesar de mi aislamiento e incomunicación la información recogida sobre lo sucedido esta semana con el sabotaje eléctrico, me permite calificar el hecho, como un indudable intento de derrocar el gobierno del presidente Nicolás Maduro. Una situación como la padecida por toda la población venezolana, de haberse suscitado en cualquier otro país de América Latina, no habría sido soportada por sus gobernantes, tales han sido sus efectos y su magnitud”, indicó.

“Imagínense nada más que la energía eléctrica y el agua se suspendieran por tres o cuatro días, y que una familia de cuatro hijos quedara incomunicada con uno de los muchachos hospitalizado, sin internet ni teléfono, y sin acceso a auxilio alguno. Eso y mucho más lo sufrió el país entero”, señaló.

Question Digital