Abusos sexuales en la Iglesia Católica: ya son 248 víctimas según la Fiscalía

La cantidad de víctimas de abusos sexuales en la Iglesia católica chilena aumentó a 248, según nuevos datos aportados por el fiscal nacional Jorge Abbott. De esa cantidad,131 eran menores de edad cuando ocurrieron los hechos.

Asimismo, subió la cifra de causas abiertas a 166, mientras que el número de personas investigadas incrementó a 131. Desde la última actualización el pasado 22 de marzo se suman 8 nuevos casos, 2 nuevos investigados y 7 nuevas víctimas.

Los investigados son 10 obispos, 152 sacerdotes, 9 diáconos, 15 laicos, 8 personas sin información y 27 pertenecientes a órdenes o congregaciones sin ser clérigos.

Por otro lado, este martes se presentó la firma de un acuerdo entre el Ministerio Público y la Conferencia Episcopal de Chile (CECh) para facilitar el desarrollo de los casos abiertos por abusos sexuales.

El documento tiene como objetivo esclarecer y mejorar el proceso de investigación de los abusos sexuales cometidos por miembros de la Iglesia, así como preservar la protección de víctimas y testigos.

“Esto ha sido un proceso que se inició a mitad del año pasado cuando nosotros concluimos la asamblea plenaria extraordinaria del episcopado en agosto del año pasado y nos comprometimos a buscar una forma de poder colaborar con la Justicia para que se restablezca la verdad y la justicia en atención especialmente a las víctimas”, dijo el secretario general de la CECh, el obispo Fernando Ramos.

También el fiscal nacional explicó que el convenio busca “investigar todos aquellos hechos que lleguen a conocimiento del Ministerio Público sin tener en cuenta si están prescritos o no”. Por ello, invitó a las víctimas a hacer las denuncias ante el Ministerio Público.

Telesur


Denunciantes de abusos califican de “burla” acuerdo de la Iglesia con Fiscalía

Denunciantes de abusos sexuales en la Iglesia calificaron como una “burla” el acuerdo entre la Fiscalía Nacional y la Conferencia Episcopal, que busca facilitar los procesos investigativos en este tipo de casos.

El martes, la Conferencia Episcopal, representada por su secretario general Fernando Ramos, firmó el acuerdo con el Ministerio Público, en el que se compromete a entregar información a la justicia por presuntos delitos sexuales en las 24 horas posteriores a conocido el hecho.

Sin embargo, esto ha generado críticas que acusan un trato especial por parte de la Fiscalía, ente persecutor que se encuentra indagando 166 casos de abuso sexual en los que estaría involucrado el clero.

Para nosotros es como una burla que el fiscal nacional se esté juntando con la Iglesia Católica, una institución que se supone que está investigando – Mauricio Pulgar

Los denunciantes de la Iglesia Helmut Kramer y Mauricio Pulgar cuestionaron el actuar del Ministerio Público e indicaron que la reunión representa una burla para las víctimas.

“No hay nadie en la Conferencia Episcopal que no haya sabido que se estaban abusando a niños, niñas, adolescentes y adultos. Y es con ellos que se sentaron a firmar un convenio”, criticó Kramer.

“Para nosotros es como una burla que el fiscal nacional se esté juntando con la Iglesia Católica, una institución que se supone que está investigando”, dijo Pulgar.

Por su parte, Juan Carlos Claret, miembro de la Organización de Laicos y Laicas de Osorno, aseveró que el acuerdo representa un avance. No obstante, resaltó que hay que discutir los mecanismos de secreto al interior de la Iglesia.

“Esperamos que no sea un chivo expiatorio para evadir el problema de fondo, que son las causas institucionales del abuso y poder discutir los mecanismos de secreto y silenciamiento de las víctimas que todavía operan dentro de la Iglesia”, afirmó Claret.

El historiador de la Iglesia, Marcial Sánchez, valoró la labor de la Fiscalía en cuanto a las investigaciones realizadas por abusos sexuales. No obstante, criticó que las instituciones quieran estar por sobre la ley.

“Creo que la Fiscalía hasta ahora está haciendo un excelente trabajo, según mi parecer. Yo sinceramente creo que este protocolo no necesariamente va a ayudar en eso”, opinó Sánchez.

Los obispos, en tanto, permanecen reunidos en Punta de Tralca, en la Asamblea Plenaria que se extenderá hasta el viernes. En ella uno de los temas más importantes es el proyecto de ley que avanza en el Congreso que obligaría a los sacerdotes a denunciar los testimonios de abusos sexuales, incluso aquellos entregados bajo secreto de confesión.

La Fiscalía además dio a conocer cifras sobre las investigaciones sobre abuso sexual en la Iglesia. Hasta el momento se contabilizan 248 víctimas y 221 personas investigadas, donde se incluyen 152 sacerdotes, 10 obispos, nueve diáconos y 15 laicos.

Biobio Chile