Bolsonaro afirmó que hace “fuerza para que los argentinos elijan un candidato de centroderecha como hizo Brasil”

6

Jair Bolsonaro: “Hago fuerza para que los argentinos elijan un candidato de centroderecha”

Por Alberto Armendáriz

BRASILIA.- En la primera entrevista con un medio argentino desde que asumió la presidencia de Brasil , el 1° de enero pasado, Jair Bolsonaro recibió a LA NACION antes de su viaje a Buenos Aires del jueves próximo para reunirse con Mauricio Macri.

En un extenso diálogo en Brasilia, Bolsonaro habló del escenario electoral argentino y de la candidatura de Cristina Kirchner como vicepresidenta, entre otros temas. “Nosotros hacemos fuerza para que el pueblo argentino elija un candidato de centroderecha, como hizo Brasil”, dijo al referirse a los comicios presidenciales del 27 de octubre próximo.

Aquí, un adelanto de la entrevista con el mandatario brasileño que se publicará completa en la edición de mañana de LA NACION.

-¿Cuál es el objetivo de su primer viaje a Buenos Aires?

-Estuve con Macri hace poco, con quien me comprometí a visitar la Argentina, un país hermano, y tenemos por delante el acuerdo del Mercosur con la Unión Europea. Espero que ya esté todo resuelto para entonces, tenemos que ver aún pequeños detalles para firmar el acuerdo. Vamos a tratar otras medidas de cooperación, voy con varios ministros para allá: los de Economía, Minas y Energía. Lo que más quiero es que la Argentina continúe con la defensa de la democracia, de la libertad y el libre comercio.

-En la Argentina las encuestas mostraban a Cristina Kirchner con posibilidades de derrotar a Macri en busca de su reelección. Ahora ella cambió el juego y se colocó como candidata a vicepresidenta. ¿Cree que eso cambia alguna cosa?

-Ahí entramos en una cuestión casi espiritual: el Papa puede ser argentino, pero Dios es brasileño. Espero que el corazón de los electores argentinos lata en ese momento y que vean realmente qué futuro quieren. Un pueblo que tiene su libertad amenazada pide aquello que es más importante para su futuro. Nosotros hacemos fuerza para que el pueblo argentino elija un candidato de centroderecha como hizo Brasil, como hicieron también Paraguay, Chile, Perú y Colombia.

-¿Le da más confianza que Cristina Kirchner se haya colocado como candidata a vice en vez de a presidenta?

-Cristina Kirchner fue muy aliada de Lula [da Silva] y de Dilma [Rousseff]. Y lo que Lula y Dilma defendían aquí, vía Foro de San Pablo, con apoyo incondicional de [Hugo] Chávez , después [Nicolás] Maduro y la dictadura cubana, es una experiencia que nosotros no queremos repetir. Espero que el pueblo argentino reflexione mucho sobre eso para las elecciones.

-Cuando usted fue elegido, había una gran expectativa por una mejora sustancial de la economía, pero eso no ha sucedido; las proyecciones de crecimiento para este año son muy bajas (1,2%) y el desempleo aumentó. ¿Eso es momentáneo? ¿Va a mejorar?

-Tenemos apenas cinco meses de gobierno. La clase empresaria está satisfecha con nosotros y con las medidas que estamos tomando. Cambiar el rumbo de la economía no es como una canoa que da un golpe de mano y cambia de dirección; es como un gran barco, un transatlántico. Estamos llevando nuestra economía para la centroderecha.

-En Venezuela está en marcha una mediación de Noruega entre el gobierno de Maduro y la oposición. ¿Puede ser un camino para resolver la crisis? ¿Maduro puede aceptar dejar el poder a través de una mediación?

-No. Colóquese en el lugar de Maduro. La debilidad de Maduro hace que la dictadura en Venezuela sea fuerte. Él está ahí al frente porque cooptó al ejército, cuya cúpula son ahora narcotraficantes. Eso, en Brasil, la izquierda no logró hacerlo, pese a todas las medidas tomadas contra nosotros, ni siquiera con la mentirosa Comisión Nacional de la Verdad que contó historias totalmente diferentes a las que ocurrieron en aquel período de 1964-1985. Además de sus generales, Maduro tiene un efectivo considerable de cubanos ahí dentro. Aquí, en Brasil, trataron de hacerlo con la mentira del programa Más Médicos. También hay ahí células de Hezbollah, las milicias, los colectivos… Entonces, Maduro no es quien manda; Maduro es hoy un fantoche en Venezuela.

-¿Cómo prevé entonces que se dará una resolución a la crisis venezolana?

-Tiene que haber una fisura en la cúpula del Ejército venezolano. Hasta que eso no suceda, no se acaba ese asunto. Y el gran problema es que puede recrudecer el régimen ahí, transformarse en una Corea del Norte sin bomba atómica. Los rusos tienen participación ahí también porque hay petróleo y oro.

-¿Cómo imagina que se desarrollará el Mercosur?

-Imagino un Mercosur pujante. Faltan pequeños detalles para que se dé el acuerdo con la Unión Europea y va a ser muy bueno. Va a estimular nuestra economía. Somos conscientes de que podemos perder algunas cosas, pero en términos generales, será muy bueno para nuestras economías.

-Más allá de sus críticas a la prensa. ¿Usted realmente cree que está haciendo esfuerzos para pacificar al país?

-Sí, estoy haciendo esfuerzos, no estoy atacando ni buscando la división. Pero hay gente a la que no le gusto aún sin conocerme.

La Nación


Bolsonaro empezó con un aplazo

La economía de Brasil se contrajo 0,2 por ciento en el primer trimestre del año. Se trata de la primera caída desde 2016. Así lo informó el centro de estadística brasileño. Este es el primer dato económico de la gestión de Jair Bolsonaro. Las políticas ortodoxas impulsadas por el ministro de Hacienda, Paulo Guedes, no fueron efectivas para consolidar la recuperación del mercado interno. La actividad económica de ese país había anotado una suba del 1,1 por ciento el año pasado.

“El país está parado. Después de la recesión, aún no tuvimos una recuperación. La población empobreció y no recupera sus ingresos. Si eso no es señal de depresión, no sé qué es”, dijo Affoso Celso Pastore, ex presidente del Banco Central brasileño y director de la consultora AC Pastore. El dato de caída del PIB se suma a otro indicador que el año pasado despertó luces de alerta. La tasa de desempleo, que había cerrado 2018 en 11,6 por ciento, subió al 12,7 por ciento en el primer trimestre de este año, reflejo de la débil actividad económica. La floja performance de la economía de Brasil genera otra fuente de tensiones para la economía argentina, en donde se anotan pérdidas del PIB de casi 7 puntos.

Página 12


VOLVER
Más notas sobre el tema