Brasil: Bolsonaro reduce el monto del recorte educativo y estudiantes alistan actos

Pressionado, Bolsonaro recua e “devolve” R$ 1,58 bi dos recursos para educação

O governo federal anunciou nesta quarta (22) que vai usar parte dos recursos de reserva orçamentária para desbloquear parte dos recursos do Ministério da Educação (MEC).

Após revisão orçamentária, tarefa obrigatória do governo a cada dois meses, o Executivo resolveu destinar R$ 1,587 bilhão para o MEC. Trata-se de uma redução de 27,1% no tamanho do corte anunciado em março para os recursos do MEC.

O Ministério do Meio Ambiente, por sua vez, receberá R$ 56 milhões de volta ao orçamento.

No total, a reserva orçamentária, que somava R$ 5,372 bilhões, ficou reduzida a R$ 2,166 bilhões.

Em março, o contingenciamento determinado pelo Executivo somava R$ 29,582 milhões, representando 23% das despesas não obrigatórias para o ano de 2019. Na área social, R$ 7,5 bilhões haviam sido cortados.

Segundo o jornal Folha de S. Paulo, a ideia de usar recursos de reserva para reduzir o tamanho dos cortes teria partido do ministro da Economia Paulo Guedes, após a série de protestos em defesa da educação, que levou mais de um milhão de pessoas às ruas de pelo menos 200 cidades do país.

Em breve, mais informações no Brasil de Fato.

Brasil de Fato


Treze capitais já anunciaram atos em defesa da educação no dia 30; confira lista

Após o sucesso do Dia Nacional Em Defesa da Educação, ocorrido em 15 de maio, estudantes e professores convocam os brasileiros para mais um dia de luta e reforço da defesa da educação pública, gratuita e de qualidade, e também contra os cortes de 30% da verba destinada às universidades federais anunciados pelo ministro da Educação, Abraham Weintraub. O Segundo Dia Nacional Em Defesa da Educação acontece no dia 30 de maio com atos em todas as regiões do país.

De acordo com a Confederação Nacional de Trabalhadores da Educação (CNTE), mais de um milhão de pessoas participaram das manifestações do dia 15 de maio em 200 municípios de todos os estados brasileiros. A mobilização do dia 30 promete ser ainda maior, segundo os organizadores. O novo ato também é um “esquenta” para a Greve Geral contra a reforma da Previdência que ocorre no dia 14 de junho.

Até o momento, treze capitais brasileiras divulgaram horário e local das mobilizações no dia 30. Confira:

São Paulo (SP)

Local: Largo da Batata

Horário: 16h

Rio de Janeiro (RJ)

Horário: 15h

Porto Alegre (RS)

Local: Esquina Democrática – Borges de Medeiros X Rua dos Andradas

Horário: 18h

Belo Horizonte (MG)

Local: Praça da Estação – Avenida dos Andradas

Horário: 09h

Brasília (DF)

Horário: 10h

Salvador (BA)

Local: Praça do Campo Grande

Horário: 10h

Curitiba (PR)

Local: Praça Santos Andrade

Horário: 18h

Fortaleza (CE)

Horário: 10h

Belém (PA)

Horário: 13h

Recife (PE)

Local: Rua da Aurora

Horário: 15h

Manaus (AM)

Local: Praça da Saudade

Horário: 15h

Natal (RN)

Horário: 10h

São Luis (MA)

Local: Praça Deodoro

Horário: 15h

Brasil de Fato


Las claves para comprender la crisis de la educación pública en Brasil

Decenas de miles de personas se manifestaron en todo Brasil para protestar contra la congelación del gasto en educación por parte del Gobierno del presidente Jair Bolsonaro, quien calificó a los manifestantes de «idiotas e imbéciles útiles«.

Multitudes en las calles, universidades públicas paralizadas, docentes con pancartas con duras críticas al Gobierno. La Unión Nacional de Estudiantes (UNE) de Brasil convocó protestas a nivel nacional después de que el Ministerio de Educación anunciara que congelaría casi una cuarta parte de los gastos no obligatorios debido a la precaria situación fiscal del Ejecutivo.

Antes de este anuncio, Bolsonaro comunicó que el nuevo ministro de Educación, Abraham Weintraub, estudiaba la posibilidad de suspender la inversión en las facultades de filosofía y sociología. «El objetivo es enfocarse en áreas que generen retorno inmediato al contribuyente como: veterinaria, ingeniería y medicina«, explicó el mandatario.

El presidente del Sindicato Nacional de Docentes de Instituciones de Enseñanza Superior (ANDES) el profesor Antônio Gonçalves, señaló en una entrevista para la agencia ‘Sputnik’, que actualmente las arcas públicas de los tres niveles de Gobierno (municipal, estatal y federal) se encuentran comprometidas, al punto de arrojar un panorama «aterrador».

«La enseñanza media es responsabilidad de los estados. Muchos estados están con problemas fiscales, porque en la década de 1990 tomaron préstamos del Gobierno federal, que trató esas deudas de modo inconstitucional, cobrando intereses sobre intereses. Muchos estados están insolventes desde el punto de vista económico», explicó el profesor.

«La Unión (federal), que financia la mayor parte de la enseñanza superior, está siendo gestionada por un gobierno de extrema derecha que –ignorando los sucesivos cortes en el presupuesto de la educación desde 2014 y que llegan ya al 40% del presupuesto– anunció nuevos cortes que llegan a 30% entonces eso puede inviabilizar el funcionamiento de muchas universidades e institutos federales«, agregó.

A esto le sigue, indicó Gonçalves, otra gran reforma que se plantea el Gobierno de Bolsonaro: la reforma del sistema previsional. Si esta saliese adelante, se prevé alzar la edad de jubilación y establecer un sistema de capitalización individual gestionado por privados (contrariamente al sistema de solidaridad intergeneracional que rige hoy).

En campaña, Bolsonaro se manifestó crítico con el sistema de cuotas raciales, ya que según él atenta contra la igualdad, aún cuando los indicadores oficiales arrojan niveles de pobreza, exclusión y violencia que escalan de manera preocupante entre los afrobrasileños.

Por otra parte, otras de las propuestas más controvertidas de Bolsonaro en la educación fue su apoyo durante la campaña al movimiento ‘Escuela sin partido’. Según sus partidarios, la finalidad es quitar el sesgo ideológico de izquierdas que supuestamente los docentes dan en sus aulas.

Por su parte, sus detractores consideran que es una herramienta de persecución y criminalización de las posturas críticas. Esta iniciativa casi se transforma en ley en 2018, pero finalmente fue archivada.

«Es una política instrumental, de aprender a leer y escribir, pero que no alimente el pensamiento crítico. Porque para que el proyecto del Gobierno se pueda sobreponer, cuenta con la alienación de la clase trabajadora. La alienación de la clase trabajadora pasa por el trabajo y también por la restricción a contenidos de historia, filosofía o sociología, que despiertan la crítica», opinó el sindicalista.

Del mismo modo, hay científicos y profesores que están tomando la decisión de emigrar de Brasil, pues no consiguen financiación para sus trabajos. «No vamos a conseguir mejorar la calidad de vida del pueblo sin una educación pública gratuita, de calidad, laica y socialmente referenciada. Es fundamental que haya financiación«, concluyó Gonçalves.

Iberoeconomía


La Unión de Universidades de América Latina y el Caribe hace eco de las preocupaciones sobre la educación superior en Brasil

El rector Rui Oppermann, de la Universidad Federal de Río Grande del Sur, Brasil, se refirió a la crítica relación que prevalece entre las universidades federales y el Gobierno del presidente Jair Bolsonaro. El escenario es bastante crítico y, por ello, la Unión de Universidades de América Latina y el Caribe (UDUAL) señala que el Gobierno ejerce acciones agresivas con una censura que aún no es pública.

Además, Oppermann denuncia que respecto a la elección de los rectores, contrario a lo que ha sucedido desde hace más de 15 años, en los cuales el Gobierno ha respetado la lista de nombres propuesta por la comunidad universitaria, el Gobierno actual aseguró que el orden de la lista no será respetado, pues el presidente Bolsonaro expresó no sentirse con la obligación de hacerlo.

Para la elección de los rectores, el presidente Bolsonaro optó por procesos cerrados y no por procesos democráticos, vinculados con la elección de la triada, hecha por una consulta a la comunidad universitaria. Actualmente, hay seis universidades en las que no se ha nombrado rector y se ha decidido el nombramiento, de parte del Gobierno, de rectores pro tempore, sin intervención directa de las propias universidades.

En la actualidad, bajo un decreto de Bolsonaro, hay más de 10 000 cargos extinguidos, sin una repercusión financiera apreciable. Con esa medida, la administración en las universidades se contrae. Esto, para el rector Oppermann, se trata de una intervención política e ideológica que tiene como meta mostrar que las universidades públicas son un caos y, así, imposibilitar que su administración marche.

El presupuesto está bloqueado. Si se considera que los costos inflacionarios son crecientes, a partir del próximo septiembre (2019) ya no se contaría con los recursos suficientes para administrar las universidades.

Esto nunca antes había pasado en la historia de las universidades de Brasil, que están dentro de las mejores de América Latina.

El Gobierno redujo el número de becas, así disminuirá el número de estudiantes. Se supone que en el futuro, aproximadamente en 3 años, habrá una reducción del 50 % de estudiantes, pese al enorme desarrollo de los posgrados de las universidades. Asimismo, decretó determinar que los nombramientos de rectores, prorrectores y directores en las universidades serán realizados por la Casa Civil de la Presidencia de la República.

Las universidades brasileñas ya no tienen autonomía patrimonial ni autonomía administrativa y la autonomía académica está siendo fuertemente atacada por políticas para restringir la reposición de docentes y no docentes, así como por la iniciativa de la Escuela sin Partido que quiere atribuirle supuestas prácticas de «manipulación ideológica» a las instituciones.

Críticas a las universidades públicas

El Gobierno reclama que las universidades no captan recursos privados, sin embargo, cuando ocurre, los recursos son secuestrados para el pago de otros gastos federales.

Bolsonaro ha indicado que las universidades federales son más caras que las privadas y que no se deberían destinar recursos públicos para la enseñanza de la filosofía y la sociología, pues, según él, no contribuyen al progreso material tangible de la sociedad.

El Gobierno de Brasil acusa a los miembros de las universidades públicas de «alborotadores», «drogados», «pelados» y «sin tierra». Según su punto de vista, las universidades tendrían que dedicarse solo a las áreas que producen resultados rentables para la sociedad. Igualmente, se reitera el deseo de cobrar mensualidades en las universidades públicas.

El ataque a las universidades se realiza por medio de inteligencia virtual que usa robots para diseminar noticias falsas, videos que no son de las universidades federales y declaraciones irreales. El objetivo es poner a la opinión pública en contra de estas instituciones.

El pasado miércoles 15 de mayo, hubo una respuesta: más de 1 500 000 personas salió a las calles de las diferentes capitales del país con demostraciones pacíficas en defensa de las universidades federales. El presidente Bolsonaro llamó a los participantes «idiotas», «útiles al servicio de personas de mala índole» como, por ejemplo, los rectores.

Documento: La Unión de Universidades de América Latina y el Caribe hace eco de las preocupaciones de la educación superior en Brasil

El País


VOLVER