Colombia: Jesús Santrich recuperó la libertad y afirmó que seguirá en la lucha

70

“Jesús Santrich” recuperó su libertad nuevamente

El exjefe guerrillero Seuxis Hernández Solarte, mejor conocido como Jesús Santrich, quedó en libertad. Este jueves, acompañado de sus abogados, Santrich salió del búnker de la Fiscalía por mandato de la Corte Suprema de Justicia. Los primeros pasos de hombre libre los dio luego de que se cumplieran una serie de trámites necesarios para ello, como la verificación de antecedentes y la realización de un examen médico. Se trata de la culminación de un periplo que afrontó el exjefe guerrillero desde que la Jurisdicción Especial para la Paz le concedió la garantía de no extradición y ordenó su liberación el pasado 15 de mayo. Dos días después, apenas cruzó la puerta de La Picota, fue recapturado por la Fiscalía.

“Con el corazón lleno de felicidad y los brazos abiertos recibimos en libertad a nuestro compañero Jesús Santrich. Su dignidad nos acompaña siempre en esta lucha y este sueño de construcción de la paz en Colombia. #SantrichLibre”, tuiteó la congresista Victoria Sandino, divulgando de paso la primera imagen de Santrich en libertad, tras un año y un mes y medio detenido.

El exjefe guerrillero fue detenido el 9 de abril del año pasado, con base en una solicitud de extradición de los Estados Unidos. La justicia de ese país, con base en el trabajo de agentes infiltrados de la DEA, señaló a Santrich de haber coordinado un envío de cocaína a su territorio. Supuestamente, Santrich, junto con Marlon Marín, Fabio Younes y Armando Gómez, eran los negociadores de ese cargamento. Todos, excepto Marín, han negado los cargos. Pocos días después de su detención, Marín se fue a Estados Unidos, donde se convirtió en testigo protegido del gobierno estadounidense.

De hecho, una declaración reciente de Marín -quien es sobrino de Iván Márquez- sería una de las evidencias claves con base en las cuales la Fiscalía ordenó la recaptura de Santrich el pasado 17 de mayo, justo en el momento en que salía de la Picota por orden de la JEP. La declaración habría tenido lugar el pasado 16 de mayo, es decir, un día después de conocerse la determinación de la Sección de Revisión de la JEP. La jurisdicción especial aplicó la garantía de no extradición para Santrich por, indicó, falta de pruebas para comprobar que los hechos en investigación se cometieron después de la firma del Acuerdo de Paz (1° de diciembre de 2016). Y, además, ordenó su libertad inmediata, la cual le duró a Santrich apenas unos segundos.

Este miércoles 29 de mayo, la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia determinó que la Fiscalía no tenía competencia para ello porque Santrich aún conserva su fuero de congresista, pues fue electo por el partido que surgió tras la desmovilización de las Farc. Por eso, el alto tribunal ordenó su libertad y dispuso que el caso en su contra sea tramitado por su Sala de Instrucción. Después de un día de expectativa, se cumplió el procedimiento.

a noche anterior, los senadores Victoria Sandino y Pablo Catatumbo, de la FARC, e Iván Cepeda, del Polo Democrático, se reunieron con el fiscal general encargado, Fabio Espitia, quien les dio un parte de tranquilidad: “Nos ha dicho que va a respetar la decisión de la Corte, que lo que se esperan son trámites que él cree que mañana en la mañana terminarán de surtirse para que se pueda dar la libertad de Santrich”, aseguró Cepeda. Por su parte, Pablo Catatumbo dijo que se sentían tranquilos después de la charla que tuvieron con Espitia, pues “el fiscal (e) nos ha dado garantías de que respeta el fallo de la Corte”. Además, reveló que, previo a su encuentro con Espitia, lograron visitar a Santrich a quien, dijo, encontraron “en un estado de salud normal”.

Los seis magistrados que actualmente componen la Sala Penal tomaron la decisión de forma unánime, al estudiar el conflicto de competencias que presentaron los abogados de Santrich, en el que argumentaban que el exjefe guerrillero no podía ser procesado por la Fiscalía ya que Hernández fue elegido congresista por la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC). En la decisión, la Corte dejó en claro que “el acto solemne de la posesión no es un requisito indispensable para que Hernández Solarte tenga el fuero constitucional como congresista. Tan solo basta que ostente la investidura como tal, que es lo que sucede en este caso”.

A través de un comunicado, el alto tribunal informó: “A partir de la sentencia del Consejo de Estado de ratificarle la investidura de congresista, la Corte Suprema de Justicia ordenó la libertad de Seuxis Paucias Hernández Solarte, conocido como Jesús Santrich, porque con esa condición es aforado constitucional y lo debe procesar penalmente esta corporación”. Justo el martes pasado, la Sala Plena del Consejo de Estado confirmó la decisión de no aplicar la pérdida de investidura a Seuxis Paucias Hernández Solarte.

Según el comunicado de la Corte Suprema, la reciente decisión del Consejo de Estado, “decide además las consecuencias del reconocimiento de la investidura como congresista, por lo cual (la Sala Penal) resolvió el restablecimiento de la libertad de Hernández Solarte frente a decisiones de funcionarios que no tenían competencia para su aprehensión y legalización”. Es decir, que la Fiscalía no tiene comptenecia para mantener al exjefe guerrillero privado de su libertad.

“Sería entonces contrario a los derechos fundamentales del aforado constitucional mantenerlo privado de la libertad, cuando aquellos se han desconocido. Por eso, se impone otorgarle la libertad”, señaló la Corte Suprema. Además, el alto tribunal informó que ya emitió la boleta de libertad del exjefe guerrillero. Esta mañana, los abogados de Santrich hicieron presencia en el búnker de la Fiscalía, donde se encontraba recluido el exjefe guerrillero. Y hace unos minutos, la Fiscalía confirmó que Santrich abandonó la sede principal de este organismo, en el occidente de Bogotá, con un esquema de seguridad.

La Corte Suprema precisó que la curul de Santrich la tiene actualmente Benedicto González, pero porque así lo dispuso el Tribunal Administrativo de Cundinamarca, como medida temporal, hasta que se resolviera en el Consejo de Estado las demandas de pérdida de investidura que cursaban en su contra. Ese fallo pretendió proteger los derechos políticos del partido de las Farc, pero en ninguna circunstancia le quitó su rol de congresista a Santrich.

“No es lógico argüir que el capturado perdió la investidura de manera temporal y la podrá recuperar una vez superada la privación de la libertad que ha suscitado la fuerza mayor no atribuible en su contra. Si él todavía puede posesionarse en el caso de superar la situación (como así lo reconoció el Consejo de Estado), y si la medida adoptada en tutela es provisional, todo esto significa que aún conserva la calidad de congresista”, dijo la Corte. Otro elemento clave de la decisión que tomó la Corte Suprema es que este caso en contra de Santrich no es de competencia de la Jurisdicción Especial para la Paz, porque los hechos habrían ocurrido después de la firma del Acuerdo de Paz.

El Espectador


Santrich dice que Iván Márquez y El Paisa ‘no están desaparecidos’

Este miércoles, la Corte Suprema de Justicia ordenó la libertad del exjefe de las Farc Jesús Santrich, quien fue recapturado el pasado 17 de mayo por delitos de narcotráfico supuestamente cometidos después del acuerdo de paz.

El exjefe de las Farc salió al mediodía de este jueves del Búnker de la Fiscalía y en este momento se dirige a la sede del partido Farc.

El alto tribunal tomó esta decisión al considerar que el fallo del Consejo de Estado que mantuvo la investidura como congresista de Santrich, implica que es un aforado constitucional, por lo que “en esta condición debe ser procesado penalmente por esta corporación”, es decir, por la Corte Suprema de Justicia.

El Tiempo


EE.UU. ve “lamentable” liberación de “Santrich” por el Supremo de Colombia

El Departamento de Estado de EE.UU. consideró “lamentable” la liberación por orden de la Corte Suprema de Justicia de Colombia de Seuxis Paucias Hernández, conocido en su época de líder de las FARC como “Jesús Santrich” y al que Washington quiere juzgar por narcotráfico.

“Consideramos que esa decisión es lamentable y que un recurso es esencial y urgente””, dijo en una rueda de prensa la portavoz del Departamento de Estado, Morgan Ortagus.

“Tenemos una relación muy profunda con Colombia y, como ocurre con cada democracia próspera, respetaremos esa decisión de la corte”, aseveró Ortagus, quien destacó la alianza entre Washington y Bogotá para intentar introducir ayuda humanitaria a Venezuela y hacer frente al presidente venezolano, Nicolás Maduro.

La portavoz explicó que “EE.UU. ha cumplido con los requisitos para la extradición como establece Colombia” y ha especificado que “los delitos de los que se le acusa ocurrieron después del 1 de diciembre de 2016 y los cargos contra él son muy severos, incluyendo el intento de traficar con 10.000 kilos de cocaína”.

Santrich ha sido acusado en la corte del distrito sur de Nueva York de varios delitos, incluido conspirar para transportar 10.000 kilogramos de cocaína desde Colombia a EE.UU. entre el 17 de junio de 2017 y abril de 2018.

Si efectivamente los delitos que se le imputan ocurrieron después de la firma de los acuerdos de paz, suscritos el 24 de noviembre de 2016, entonces Santrich perdería los beneficios de la justicia transicional y su caso pasaría a la justicia ordinaria.

A pesar de ello, el pasado 15 de mayo la Justicia Especial para la Paz (JEP) le concedió la garantía de no extradición y ordenó a la Fiscalía su “libertad inmediata”.

Ya entonces la embajada de EE.UU. en Colombia lamentó en un comunicado la decisión de JEP.

Dos días después de la decisión de la JEP, Santrich salió de la cárcel bogotana de La Picota en una silla de ruedas pero enseguida agentes del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) de la Fiscalía le leyeron una nueva orden de detención y lo arrestaron aduciendo que contaban con nuevas pruebas en su contra.

Este jueves, en acatamiento con la orden de la Corte Suprema de Justicia, la Fiscalía colombiana dejó en libertad al exguerrillero.

Según la FARC, es probable que Santrich se traslade al capitolio para asumir su escaño como miembro de la Cámara de Representantes, una de las cinco que le fueron adjudicadas a la antigua guerrilla en la Cámara Baja por un periodo de ocho años en virtud del acuerdo de paz.

EE.UU. sigue considerando las FARC como una organización terrorista, una designación que implica sanciones para sus líderes.

Caracol


VOLVER

 

Más notas sobre el tema