Colombia: la Corte Constitucional deberá decidir sobre las objeciones de Duque a los acuerdos de paz

Corte Constitucional tendrá la última palabra sobre objeciones a la JEP

El eterno debate de las objeciones a la JEP en el Senado tuvo su punto final. Este jueves estaba todo previsto para adelantar la segunda votación del informe minoritario que pedía rechazar las objeciones pero un acuerdo político de Cambio Radical, La U, el conservatismo y el liberalismo cambió todo el panorama político.

Ante la posibilidad de que no se lograran las mayorías para tomar alguna decisión y la incertidumbre jurídica sobre el número mágico para aprobar o improbar, estas bancadas decidieron retirarse del recinto para que por trámite legislativo no hubiera decisión alguna.

El presidente del Congreso Ernesto Macías puso en consideración el informe minoritario y quedó 30 votos por el Sí y 1 por el no. Después de esto se sometió a votación el informe mayoritario y el resultado fue de 29 por el Sí y 1 voto por el No.

“En virtud de lo anterior no hubo decisión de esta corporación y por eso la presidencia enviará el proyecto de ley y el informe de las objeciones a la Corte Constitucional”, dijo Ernesto Macías presidente del Senado.

Así las cosas aunque hay varias interpretaciones sobre que con la votación del martes ya las objeciones fueron rechazadas, la Corte Constitucional tendrá la última palabra sobre este tema. Entre tanto el senador Roy Barreras contó que este acuerdo político era necesario para seguir adelante con otras iniciativas.

“Los cuatro partidos más grande hemos tomado la decisión de sacar de este pantano legislativo al país y tomar la decisión de que se vaya el expediente a la Corte Constitucional porque ya la decisión se tomó y se votó el martes con unas mayorías”, dijo Barreras.

El liberal Lidio García indicó que las bancadas del acuerdo además hacen un llamado para superar el debate de los del Sí y los del No porque esa polarización tiene cansados a los colombianos. “Tenemos que centrarnos en los debates sociales, en lo que le importa a la gente y solucionar los problemas del país para mejorar la calidad de vida”.

A su turno el senador Richard Aguilar indicó que as posturas de los partidos se mantienen de acuerdo a la votación que hubo el pasado martes pero este acuerdo es viable porque de lo contrario seguiría la eterna discusión. Es un acuerdo entre partidos donde solamente tenemos en el Senado 58 senadores que son la mayoría de centro y estamos preocupados por ese callejón sin salida, es un acuerdo para retomar la agenda legislativa que está paralizada. La Corte tendrá la última palabra”, dijo Aguilar.

El conservador Efraín Cepeda indicó que para esta colectividad las objeciones no se rechazaron ya que no tuvieron las mayorías y que por eso el acuerdo indica que las partes reconocen que no tuvieron los votos quienes estaban en contra o a favor de las objeciones.

“Lo que se logró fue un acuerdo sobre lo fundamental porque llevábamos cinco semanas en eternas discusiones que tenían fastidiados a los colombianos y a los senadores, esto solamente generó polarizaciones y la agenda social estaba represada y el Plan Nacional de Desarrollo estuvo en peligro”.

Así las cosas el expediente regresó a la Corte Constitucional y allí se conocerá la postura y decisión final sobre las objeciones a la JEP.

Caracol


Por qué las objeciones a la JEP terminan en manos de la Corte

Ante las dificultades que se registran al mediodía de este jueves para lograr un acuerdo en el Senado que permita destrabar la votación alrededor de las objeciones a la ley estatutaria de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), se decidió que el asunto sea dilucidado por la Corte Constitucional.

En la votación del pasado martes, los que se oponen a las seis objeciones que presentó el presidente Iván Duque al proyecto lograron 47 votos, mientras que quienes las respaldan consiguieron 34.

El punto es que en opinión de directivas del Senado, la mayoría serían realmente 48 votos, por lo que consideran que al no lograrla, debería darse una nueva votación para ver si consiguen el voto que les hace falta.

Pero quienes están en contra de los objeciones consideran que realmente lo requerido es una mayoría simple, por lo que argumentan que no debe haber una segunda votación pues ya hubo una mayoría y, por ende, el siguiente paso es que el presidente Duque sancione la ley.

Con este argumento, el senador Roy Barreras presentó una apelación para que la Mesa Directiva considerara que ya las objeciones, con la votación lograda, habían sido negadas.

“Hacemos un llamado para superar el ayer entre el sí y el no. Debemos trabajar por una agenda social que ayude a resolver los problemas de los ciudadanos (…). Lo que pedimos es que sea la Corte Constitucional la que tome la decisión sobre si se cumplió con la mayoría absoluta o no”, dijeron los voceros de los partidos Conservador, Liberal, ‘la U’ y Cambio Radical.

Como los que apoyan el proceso de paz no iban a participar en una segunda votación, pues para ellos eso significaría aceptar que los 47 votos no eran mayoría, y debido a que el presidente del Senado, Ernesto Macías, consideraba que la petición de Barreras era extemporánea, se planteó que el asunto fuera dilucidado por la Corte Constitucional, que es la encargada de revisar todas las modificaciones en este tipo de leyes.

Otro factor que, en buena medida, llevó a esta salida fue que un grueso número de senadores estaba interesado en dar trámite al Plan Nacional de Desarrollo y mientras no se resolviera lo de la JEP, no podían dedicarse a este proyecto también urgente.

El Tiempo


“Ninguna de las objeciones a la JEP afecta estructuralmente la paz”: Duque

Minutos antes de que comenzara la sesión plenaria en el Senado, que se prepara para definir el futuro de la ley estatutaria de la Jurisdicción Especial de Paz (JEP), el presidente Iván Duque se refirió a las objeciones que él mismo presentó a la norma e hizo un llamado al Congreso para que las resuelva favorablemente pues, dijo, no afectan el normal desarrollo del sistema de justicia transicional.

“Ninguna de esas objeciones afecta estructuralmente que se construya una paz con legalidad. Por el contrario, lo reafirma. Espero que hoy, cuando se termine ese debate, podamos los colombianos, por encima de cualquier criterio partidista o ideológico, ser capaces de construir una justicia transicional que garantice verdadera verdad, verdadera justicia, verdadera reparación y verdaderas garantías de no repetición. Ese es el único sentido detrás de las objeciones”, dijo el primer mandatario.

Además, dijo Duque, su único fin alrededor de las objeciones ha sido el de promover una discusión “constructiva” en el interior del Legislativo por lo que, afirmó, es necesario que se supere la polarización surgida con los diálogos de La Habana y se supere la división entre “amigos” y “enemigos” de la paz. “Las objeciones representan el sentir de una gran mayoría del pueblo colombiano”, dijo Duque, e hizo una invitación a la unidad de país.

El jefe de Estado, al insistir en los argumentos que lo llevaron a rechazar seis de los 159 artículos de la JEP, resaltó particularmente el referido a la extradición. Asunto que, para quienes piden que se hundan los reparos a la norma, ha quedado absolutamente claro con los pronunciamientos que ha hecho la Corte Constitucional al advertir que dicho proceso de cooperación judicial internacional no quedará en riesgo con el nuevo sistema transicional.

Sin embargo, más allá de las razones presentadas por el primer mandatario y defendidas por su bancada en el Congreso, el Centro Democrático, lo cierto es que el ánimo con el que llegan los legisladores a la sesión de este jueves dista mucho del mensaje de unidad que quiere lograr el presidente. Se espera, en todo caso, que la plenaria resuelva primero el recurso de apelación presentado por el senador de la U, Roy Barreras, en el que argumenta que las objeciones quedaron hundidas en la votación del martes.

El Espectador


VOLVER