La lidereza afrocolombiana Francia Márquez pide a Duque garantías tras sufrir atentado

Tras sufrir atentado, Francia Márquez pide a Duque “garantías para vivir en paz”

En entrevista con Blu Radio, Francia Márquez, líder afrocolombiana y ganadora en 2018 del Premio Medioambiental Goldman, llamado el ‘Premio Nobel de Medioambiente’, no ocultó que tuvo miedo de perder la vida después de que hombres con armas de fuego y granadas atentaran en contra de suya y de al menos 20 personas el sábado en la tarde.

“Cuando escuchamos los disparos, nos tiramos al suelo. Luego sonó una granada. Fue un sonido muy fuerte. Sin duda, así como ocurrió era para matar a toda la gente que estábamos allí”, dijo.

Márquez señaló que no sabe quién está detrás de este ataque, pues aún es materia de investigación, pero puntualizó que horas antes del atentado había fijado dos trinos rechazando la construcción del Puerto Tribugá, en Chocó y la decisión del Gobierno Duque para validar el fracking, aun cuando se había comprometido en campaña a no hacerlo.

Aprovechó también para recordarle al Gobierno Nacional que debe garantizar la vida de los defensores de derechos humanos en el país. No obstante, reconoció lo que hizo el mandatario de los colombianos apenas se hizo público que sobrevivió al ataque armado.

“Celebro que el presidente Iván Duque se haya pronunciado y manifestara su solidaridad con quienes han sido víctimas de este atentado”, resaltó.

“La razón por la cual nosotros fuimos víctimas de ese atentado es por defender la vida, el territorio y el medio ambiente”, agregó Márquez.

A pesar del riesgo que afronta, señaló que no se irá del Cauca y seguirá defendiendo el territorio, así como exigiendo el derecho a vivir en paz.

Blu Radio


¿Quién es Francia Márquez Mina, líder social que fue víctima de atentado en el norte del Cauca?

Su lucha incansable por los derechos de las comunidades afro, de las mujeres y el respeto y cuidado por el medio ambiente la han llevado a ser reconocida internacionalmente.

Francia Márquez es oriunda del municipio de Suárez, en el norte del Cauca. Creció a orillas del río Ovejas y fue testigo de cómo su territorio fue cambiando con los años, debido a que el lugar se fue convirtiendo poco a poco en un atractivo para la explotación minera.

Fue precisamente esta situación la que despertó en Francia, las ganas por defender su territorio de la contaminación que generó la excavación de yacimientos mineros en los ríos.

Por esta razón, y luego de estudiar en el Sena, decidió aplicar para la carrera de derecho, siempre manteniendo el mismo objetivo, la lucha contra la minería ilegal.

En el 2009, cuando cursaba segundo semestre de derecho, instauró una acción de tutela con la que logró que la Corte Constitucional retirara los títulos de explotación minera a la empresa Anglo Gold Ashanti, y así evitó que fueran desalojados los miembros de su comunidad

En el 2014, tuvo que salir de la zona por las amenazas de grupos paramilitares.

Pero Francia no se detuvo, en ese mismo año encabezó una movilización de mujeres negras, en la Plaza de Bolívar, en Bogotá, donde denunció los daños que causaba la minería ilegal.

Uno de los reconocimientos más importantes a la batalla incansable de Francia, llegó en abril de 2018, cuando recibió el Premio Goldman, conocido universalmente como el Premio Nobel ambiental, que enaltece la labor de los defensores del territorio y su medio ambiente.

Francia, en diferentes entrevistas, afirma que cada persona tiene un propósito en el mundo. El de ella, asegura, es luchar por los derechos de las comunidades afros, por sus derechos como mujer afrodescendiente, por el territorio y por la vida.

Noticias Caracol


Gobierno ya había sido alertado por la Defensoría sobre amenazas en el Cauca

La Defensoría del Pueblo reveló un documento al que le adjunto cuatro informes con los que demuestra que el pasado 26 de abril había alertado al Gobierno sobre el incremento de las amenazas en el departamento del Cauca.

La información fue revelada luego del atentado en contra de la reconocida lideresa afrocolombiana, Francia Márquez, en el que dos escoltas resultaron heridos en Santander de Quilichao.

A través de un documento de seis páginas, la Defensoría alertó a Fabio Beltrán Parra, subdirector para la seguridad y la convivencia ciudadana, del Ministerio del Interior, del alto índice de amenazas que se venía presentando al interior de ese departamento.

“Informo a través del presente oficio, la grave situación de riesgo de violaciones a los derechos humanos e infracciones al derecho internacional humanitario en contra de los miembros de organizaciones sociales, mesas de participación de víctimas, líderes, lideresas, defensores, y defensoras de los derechos humanos en el departamento del Cauca que vienen siendo amenazados por la circulación de panfletos…, dice parte del documento que tiene un subtítulo resaltado de urgente.

Con el oficio la Defensoría también advirtió que el “riesgo ha sido advertido mediante múltiples alertas” y menciona los cuatro documentos con los que había lanzado la alerta.

Uno de los informes sellado con fecha del 28 de agosto del 2018, muestra, por ejemplo que, en Corinto más de 19 mil personas permanecían con algún tipo de riesgo y en Caloto y varios de sus corregimientos había alerta por más de 18 mil habitantes de la región.

La recomposición de dominios armados en territorios que durante décadas estuvieron bajo el dominios de las Farc, la persistencia de otros armados ilegales, los avances en la implementación del acuerdo final para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera, fueron los aspectos identificados por la Defensoría dentro de la alerta temprana.

En cuanto al Cauca en general, la oficina del Defensor Carlos Negret, aseguró que “1) Persiste la disputa territorial por diversos grupos armados al margen de la ley, dividiéndose el territorio, instalando fronteras invisibles… 2) Economías ilegales como el narcotráfico y la minería ilegal que permanecen y son fortalecidas por nuevos actores, 3) El lento avance de la implementación de a los acuerdos de paz entre el Gobierno Nacional y las Farc… 4) la persistencia de las condiciones de vulnerabilidad que profundizan las condiciones estructurales…”.

La entidad también reveló que durante el 2019 se han identificado 12 panfletos amenazantes que se suman a los 55 que circularon el año anterior.

El contenido de los panfletos refleja la intención de generar terror y acallar las exigencias colectivas que representan los actores mencionados.

Las cifras sobre amenazas

En un posterior comunicado, la propia Defensoría del Pueblo, reveló las cifras de los líderes amenazados en el país desde marzo del 2018 hasta el mismo mes del 2019 que estuvieron marcadas por un incremento preocupante del 47%.

Además, hay un alto incremento significativo de las amenazas del 47%, es decir, 982 amenazas registradas entre marzo de 2018 y febrero de 2019.

La Defensoría del Pueblo verificó que 209 líderes comunales han sido sujetos de conductas vulneratorias como amenazas, homicidios, atentados o desaparición.

“Líderes y lideresas comunales: esta es su Mesa por la Vida. Acá estamos las instituciones y el Estado en pleno que no dudará en adoptar todas las medidas que correspondan para que ustedes puedan desarrollar sus labores en entornos protectores, con garantías para la defensa de los derechos humanos, para seguir en la ardua labor que tienen en la promoción de la democracia y la paz, que al final son la meta que todos y todas perseguimos”, dijo el Defensor del Pueblo, Carlos Alfonso Negret Mosquera.

La población mayormente afectada son líderes y defensores de derechos humanos vinculados a los procesos de base territorial, como dignatarios de las juntas de acción comunal, campesinos o étnicos.

RCN Radio


En Cauca se realizó un consejo de seguridad tras ataque a líderes sociales

En el consejo de seguridad participaron la Policía, Ejército, Gobernación del Cauca, la Alcaldía de Santander de Quilichao y la Defensoría del Pueblo.

El secretario de Gobierno del Cauca, Ricardo Cifuentes, manifestó que hay pistas claras que conducirían a las autoridades a dar con los responsables del ataque a los líderes sociales.

Las autoridades pidieron a los líderes sociales de la región gestionar mayor presencia de las autoridades para garantizar la seguridad durante las reuniones.

“Si hubiéramos tenido la información sobre la reunión de los líderes sociales muy seguramente la fuerza pública y dada la presencia y la importancia de quienes ahí se encontraban reunidos”, aseguró Cifuentes.

Entre las medidas para esta semana, en la que se tiene prevista la reunión con delegados del Gobierno Nacional, la fuerza pública reforzará los esquemas de seguridad de los líderes afrodescendientes y aumentará la presencia de la Policía y Ejército.

El sábado en la tarde los defensores de derechos humanos de la Asociación de Consejos Comunitarios del Norte de Cauca (ACONC) preparaban una reunión cuando fueron atacados por hombres armados.

La líder social Francia Márquez, ganadora en 2018 del Premio Medioambiental Goldman y del Premio Nacional a la Defensa de los Derechos Humanos en 2015, afirmó en su cuenta de Twitter que “estábamos preparando una reunión para los diálogos con el Gobierno en el marco de los acuerdos con la minga y fuimos atacados con armas y granadas”.

En el hecho dos escoltas de la Unidad Nacional de Protección (UNP) resultaron heridos. Márquez aseguró que la situación pudo ser peor.

La zona rural de Santander de Quilichao ha sido objeto de constantes incursiones armadas de las disidencias de las Farc, sin embargo, las autoridades no hallan un posible vínculo de esa fracción ilegal con el atentado del sábado a los líderes sociales.

“Este es un sector donde opera criminalmente la Gaor Jaime Martínez comandada por alias Majin Boo, pero no hay una prueba que conecte a este grupo con el atentado del día de ayer sábado” señaló Óscar Campo, gobernador del Cauca.

Con el apoyo de organismos de inteligencia, los comandantes de la fuerza pública en Cauca volcaron esfuerzos para tratar de establecer la identidad de los atacantes.

El presidente Iván Duque a través de Twitter condenó los hechos y aseguró que “Todo el peso de la justicia caerá sobre autores”.

También el gabinete ministerial, la Procuraduría, Naciones Unidas, la Defensoría del Pueblo y otras entidades rechazaron el hecho.

Noticias RCN


Amenazas a líderes sociales aumentaron un 47 % el último año

El atentado contra Francia Márquez evidenció que la situación de los líderes sociales sigue siendo crítica en el país. Si bien esta reconocida defensora del territorio de las comunidades afros del norte del Cauca, premiada internacionalmente por esa labor, salió ilesa, lo cierto es que el grado de amenaza que enfrentan voces como la de ella en distintas zonas del país no deja de ser alto y, por el contrario, va en aumento.

El sábado en la tarde, en la vereda Lomitas, zona rural del municipio de Santander de Quilichao (Cauca), hombres armados les dispararon a ella y a un grupo de líderes sociales de la zona y les lanzaron granadas. En el hecho, escoltas de la Unidad Nacional de Protección, que custodiaban a la líder, quedaron heridos.

De acuerdo con la Defensoría del Pueblo, las amenaza contra los líderes sociales aumentaron en el último año en casi un 50 por ciento. En los registros de la entidad, desde marzo de 2018 hasta febrero de este año, aparecen 982 denuncias de amenazas, mientras en el mismo periodo del 2017 a 2018, se denunciaron 669.

Es decir, el aumento de las amenazas, en lo que va corrido de este año, es de un 47 por ciento. Lo preocupante es que, de acuerdo con el organismo del Ministerio Público que tiene delegados en distintas regiones, tras esas amenazas se produjo, en el 2019, el asesinato de 25 líderes sociales. En sus registros, desde el primero de enero de 2016 hasta el 28 de febrero, cuentan 462 homicidios de líderes.

Por su lado, la Oficina de Derechos Humanos de la ONU en Colombia señala que este año, hasta marzo, 29 líderes sociales han sido asesinados.

La cifra es grave si se compara con el número de casos registrados por ese organismo internacional el año pasado, que fue de 113 homicidios contra esta población que lidera procesos claves para los territorios más apartados del país.

Desde marzo del 2017, la Defensoría del Pueblo había lanzado al menos tres alertas tempranas a las autoridades nacionales, departamentales y locales que advertían el riesgo de que sucedieran hechos como el atentado que sufrió el grupo de líderes en el que estaba Francia Márquez.

Pero hace apenas menos de dos semanas, el 26 de abril, había enviado una carta al Ministerio del Interior en la que enfatizaba el riesgo latente que viven, entre otras, las comunidades afros en el Cauca.

Lo que decía la alerta

Fernando Gaitán Peña, el delegado de la Defensoría para la prevención de violaciones de derechos humanos y director de las alertas tempranas, señaló en esa carta a Fabio Parra, subdirector para la seguridad y convivencia ciudadana del Ministerio del Interior, su preocupación por la amenaza contra estos líderes “por parte de actores armados, a raíz de los procesos de defensa y exigibilidad de los derechos humanos individuales y colectivos y las movilizaciones en diversos espacios de protesta social legítima”.

La carta no solo habla de circulación de panfletos, llamadas, mensajes de texto y correos electrónicos intimidantes, recepción de coronas fúnebres y obituarios, sino también de amenazas a través de “homicidios ejemplarizantes”. Solo en esa región del Cauca, este año han circulado 12 panfletos –de las Águilas Negras, las disidencias de las Farc y del Epl– frente a 55 que circularon en el 2018.

La Defensoría del Pueblo pide adoptar “medidas efectivas para superar la situación de amenaza y vulnerabilidad que vayan más allá de los esquemas de protección que en ocasiones no son efectivos para las particularidades del territorio”.

El Tiempo


VOLVER