Cuba | Ampliación del bloqueo: presentan en EEUU primeras demandas tras activación de Ley Helms-Burton

8

El primer blanco de demandas tras la activación en Estados Unidos, este 2 de mayo, del Título III de la controvertida Ley Helms-Burton contra Cuba, es la compañía de cruceros Carnival Cruise Lines, reporta desde Washington la Agencia Prensa Latina.

En un tribunal federal de la ciudad de Miami, se interpusieron dos acciones legales contra la compañía con sede en el sureño estado norteamericano de la Florida.

Según indican los textos de las reclamaciones de esta jornada, uno de los demandantes es Javier García Bengochea, identificado en el documento como propietario del puerto de la oriental provincia de Santiago de Cuba.

La otra demanda está presentada a nombre de Havana Docks Corporation, una compañía que dice ser ‘propietaria legítima de ciertos bienes inmuebles comerciales’ en el Puerto de La Habana, la cual pertenece a Mickael Behn.

El abogado de ambos reclamantes, Bob Martínez, expresó a periodistas en la entrada del tribunal que esta mañana, por primera vez, el gobierno norteamericano le ha dado la oportunidad a esas personas de presentar una demanda en una corte de Estados Unidos.

Varios expertos legales sostienen que el alcance de la aplicación del Título III, el cual ha sido rechazado por numerosos sectores estadounidenses y por muchas naciones, dado su carácter extraterritorial, dependerá de la interpretación que hagan los tribunales del lenguaje de la normativa.

La activación del mencionado acápite de la Ley Helms-Burton forma parte de la agresiva política asumida por la administración Trump contra Cuba, y tiene como objetivo fundamental desestimular la inversión extranjera en la isla.

La Helms-Burton, aprobada por el Congreso estadounidense en 1996, codifica el bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Washington hace casi 60 años contra la nación caribeña.

Radio Habana Cuba


EE.UU. amplía bloqueo a Cuba con aplicación de ley Helms Burton

Este jueves 2 de mayo entran en vigencia los títulos III y IV de la Ley Helms Burton, cuya activación había quedado en suspenso desde 1996 y que amplían el bloqueo económico, comercial y financiero que Estados Unidos (EE.UU.) mantiene contra Cuba desde hace más de cuatro décadas.

¿Qué dice el Título III de la Helms Burton?

En 1996, el entonces presidente estadounidense Bill Clinton aprobó la Ley Helms Burton con la pretensión de que el bloqueo económico contra el Gobierno de Cuba tuviera un alcance extraterritorial.

Su Título III permite a los ciudadanos de EE.UU. (incluyendo a los cubanos que emigraron y adquirieron la nacionalidad) interponer demandas contra empresas extranjeras que se benefician de propiedades que fueron nacionalizadas tras el triunfo de la Revolución en 1959, para EE.UU. dichos bienes fueron confiscados por Cuba.

Todos los gobernantes estadounidenses desde Clinton mantuvieron desactivado el Título III. Sin embargo, la administración del presidente Donald Trump advirtió en marzo pasado que ese apartado estaría suspendido sólo hasta el primero de mayo.

¿En qué consiste el Título IV?

El Título IV de la Ley Helms Burton prohíbe la entrada a territorio estadounidense de las personas demandadas en virtud del Título III.

¿Quiénes son los perjudicados?

En la lista de empresas que podrían verse afectadas por las sanciones estadounidenses aparecen firmas españolas como Meliá e Iberostar, y compañías de otras naciones europeas, canadienses, japonesas, rusas y chinas que operan en terrenos que fueron nacionalizados durante los primeros años del gobierno que encabezó Fidel Castro.

De acuerdo con el Consejo Comercial y Económico EE.UU.-Cuba, el Gobierno de EE.UU. tiene un registro “certificado” de casi seis mil casos de ciudadanos estadounidenses que podrían acogerse al Título III por un total de mil 900 millones de dólares.

Efectos de la ley para los cubanos

Expertos aseguran que un probable efecto es el alejamiento de inversionistas extranjeros de Cuba, cuya economía requiere de alrededor de dos mil millones de dólares de inversión foránea.

Además, el gobierno de Trump ha arreciado las medidas coercitivas unilaterales luego que anunció en semanas pasadas la restricción de los viajes de ciudadanos estadounidenses a la isla caribeña y la limitación de las remesas de familiares a mil dólares por persona cada trimestre.

En este contexto, las autoridades cubanas llamaron a la población a “impulsar la economía en beneficio de toda la sociedad y fortalecer la capacidad defensiva de la nación”.

En un artículo publicado el martes pasado en el diario Granma, se pidió a los cubanos “priorizar el desarrollo de seis sectores (…):  el turismo, la industria biotecnológica y farmacéutica, el electroenergético relacionado con las fuentes renovables de energía, la producción de alimentos, la exportación de servicios profesionales y la construcción”.

TeleSUR

 

Más notas sobre el tema