Honduras: docentes y médicos se declaran en alerta permanente en defensa de la educación y la salud pública

Ante la negativa del Poder Ejecutivo de derogar los decretos que atentan contra la salud y la educación, los médicos y docentes se han declarado en alerta permanente para afinar una estrategia de lucha que aglutine a diferentes sectores sociales.

Como parte de la estrategia no descartan paros de labores y asambleas informativas. No obstante, señalaron que las acciones se adoptarán en consenso con las bases. La idea es empoderar en la lucha al pueblo hondureño, dijo la presidenta del Colegio Médico de Honduras (CMH), Suyapa Figueroa.

Los médicos y docentes habían dado un plazo de 48 horas los que vencieron el mediodía de este miércoles.

Ante la negativa del gobierno, los colegios magisteriales y el Colegio Médico de Honduras, acordaron que en las próximas horas estructurarán una coalición de lucha junto a varios sectores populares para evitar que el gobierno continúe con su propósito de privatizar la salud y la educación.

La presidenta del Colegio Médico de Honduras, Suyapa Figueroa, dijo que el gobierno quiere hacer ver que alrededor del tema hay un pleito político ideológico, cuando lo que realmente lo que existe es reclamo por la defensa de dos derechos humanos, como es el de la salud y la educación.

El lunes al dar el plazo de 48 horas, demandaron al Congreso una copia del acta de la Ley de Reestructuración y Transformación de la Secretaría de Salud y Educación y del acta número 6 punto 16, numeral 1 y 2 que contiene la Lay de Reestructuración y Transformación Presupuestaria de Salud y Educación. Este punto ya fue cumplido.

En tanto al Poder Ejecutivo demandaron la derogatoria de los decretos ejecutivos PCM 005-2019 y 008-2019, que dieron vida a la declaración de emergencia en salud y educación. Asimismo, los decretos ejecutivos PCM 016-2011 y PCM-040-2012; el primero declara estado de emergencia en el sistema educativo público a nivel nacional y el segundo prohíbe la tomas de las instalaciones educativas y criminaliza la protesta de los educadores.

Hasta el momento las demandas planteadas al Ejecutivo no han sido cumplidas y la respuesta proporcionada, tanto por las secretarías de Salud y Educación, al igual que el secretario de la Presidencia, Ebal Díaz, ha sido negativa.

Díaz ha dicho reiteradamente que el gobierno no derogará ningún decreto y que está dispuesto a dialogar pero sin condiciones.

Al respecto la presidenta del Colegio Médico dijo “nosotros estamos abiertos al diálogo, pero el diálogo es eso, un intercambio de opiniones, no un monólogo o una imposición de ideas”.

Figueroa apuntó que el Colegio Médico ha estado por más de año y medio dialogando con el gobierno, pero lamentablemente sus planteamientos no han sido escuchados.

La semana pasada los gremios médico y docente lograron, después de movilizarse masivamente en las calles, que el Congreso Nacional retirara la Ley de Reestructuración y Fortalecimiento de la Salud y la Educación, con la que suponían el despido masivo del personal de los dos sectores y la privatización de los sistemas de salud y educación.

Los maestros y médicos advirtieron desde un inicio que su lucha no se terminaría con la decisión del Congreso, sino que hasta lograr que el Poder Ejecutivo procediera a derogar varios decretos que atentan contra la educación y la salud

La presidenta del Colegio Médico, Suyapa Figueroa, no descartó que a las nuevas acciones de protesta, que se estarían convocando en los próximos días, se sumen los estudiantes como lo hicieron en días pasados, porque la lucha es conjunta por tratarse de un reclamo por dos derechos humanos.

Los médicos y docentes rechazan los decretos ejecutivos porque con su aplicación se han creado comisiones especiales para que administren y tutelen la salud y la educación, cuando la Constitución de la República delega esas funciones a las secretarías de Salud y Educación.

Criterio


VOLVER