Embajador colombiano ante la OEA dijo que Maduro usa la migración para “expandir el socialismo”

494

Ordóñez dijo ante la OEA que Maduro usa migración para “expandir el socialismo”

El embajador de Colombia ante la OEA, Alejandro Ordóñez, descalificó la migración venezolana al indicar que se trataba de una “estrategia” para “irradiar” el socialismo. Su declaración fue ampliamente rechazada por autoridades internacionales. ¿Qué dice el gobierno?

A pesar de que el gobierno colombiano ha promovido una postura amigable con la llegada de venezolanos y ha promovido políticas para su recepción, el embajador de Colombia ante la Organización de Estados Americanos, Alejandro Ordoñez, demostró no estar en la misma línea este jueves durante su intervención en una reunión de urgencia del organismo tras los eventos de Venezuela del pasado 30 de abril. El funcionario descalificó la migración venezolana al asegurar que “la dictadura de Nicolás Maduro hace parte de una agenda global para irradiar en la región el socialismo del siglo XXI. Para ello la migración, y las alianzas transcontinentales son parte de la estrategia para concretar ese propósito”, dijo.

“Es una estrategia fríamente calculada para irradiar en la región el socialismo”, declaró Alejandro Ordoñez sobre la migración venezolana.

La polémica declaración despertó la indignación de autoridades internacionales. Uno de los primeros en reaccionar fue el director de Human Rights Watch, José Miguel Vivanco, quien no podía creer la afirmación del diplomático colombiano que llega el mismo día en el que Migración Colombia informó que hay más de 1’.260.000 venezolanos en el país. Sin embargo, no existe prueba de la hipótesis de Ordoñez, ni evidencia de que los venezolanos migren de su país para propagar el socialismo.

Pronunciamiento de Cancillería

Aunque no se refirió puntualmente a la declaración de Ordoñez, el canciller colombiano, Carlos Holmes Trujillo, se pronunció poco después de la polémica que surgió tras la infortunada intervención y recalcó que la política del presidente Iván Duque se basa en recibir con “solidaridad, sentimiento humanitario y gratitud histórica a los venezolanos que huyen de la crisis del vecino país”. Holmes Trujillo puntualizó además que el gobierno colombiano continuará “trabajando mediante medios políticos y diplomáticos, para crear condiciones que permitan que Venezuela vuelva a vivir en democracia y libertad.

No es la primera vez que un funcionario del gobierno colombiano del cuerpo diplomático genera polémica con sus declaraciones poco moderadas. En septiembre de 2018, el embajador de Colombia en Estados Unidos, Francisco Santos, causó revuelo al decir que para ponerle fin a la crisis de Venezuela se debían considerar todas las opciones, incluso las “operaciones militares”.

El Espectador


Descalificación de Ordóñez a migrantes venezolanos indigna a HRW

“La dictadura de Nicolás Maduro hace parte de una agenda global para irradiar en la región el socialismo del siglo XXI. Para ello la migración, y las alianzas transcontinentales son parte de la estrategia para concretar este propósito”, dijo el embajador de Colombia en la OEA, Alejandro Ordóñez.

El director de Human Rights Watch, Jose Miguel Vivanco, calificó como de “no creer”, la afirmación del diplomático colombiano.

La dictadura de Nicolás Maduro ha sacado de su país a más de cuatro millones de venezolanos, según cifras de organismos internacionales.

Solo en Colombia podría haber cerca de 1 millón 200 mil nacionales que huyen de la crisis social desatada por el régimen de Nicolás Maduro. Sin embargo, no hay muchas evidencias que los migrantes que han salido en busca de mejor vida estén impartiendo el socialismo del siglo XXI, como lo dijo Ordóñez.

El embajador colombiano es conocido por sus posturas controversiales desde cuando estaba en Colombia como Procurador General.

El debate se abrió en redes sociales donde Vivanco adjuntó un video de la intervención del exprocurador ante el Consejo Permanente, donde aseguró que la “migración” venezolana, es parte de una estrategia “fríamente calculada” para “irradiar en la región el socialismo del siglo XXI” y lo calificó como “el más grave riesgo para la seguridad hemisférica”.

Así mismo, Vivanco señaló que es “sencillamente delirante que Ordóñez, dejándose llevar por sus prejuicios ideológicos decimonónicos, trate a estos migrantes y refugiados, que son víctimas de la dictadura bolivariana, como si fueran agentes extranjeros”.

Y agregó que este “discurso aviva la xenofobia y la estigmatización, lo cual es incompatible con los enormes esfuerzos que ha hecho el propio gobierno colombiano para recibir y apoyar a los inmigrantes venezolanos en su país”.

Por último, el director de HRW le solicitó al presidente Iván Duque que “rechace tajantemente estas afiebradas afirmaciones del embajador colombiano ante la OEA”.

Después de que se conocieran las declaraciones del embajador Ordóñez, el canciller colombiano, Carlos Holmes Trujillo, señaló que el flujo migratorio en Venezuela se debe a “a la tiranía de Maduro, a la dictadura de Maduro, al deterioro de las condiciones económicas, políticas y sociales en Venezuela”.

Y agregó que la política del presidente Iván Duque es recibir con “solidaridad, con sentimiento humanitario y con sentimiento de gratitud histórica” a los venezolanos que huyen de la crisis del vecino país.

Por último, Holmes indicó que el gobierno de Duque seguirá “trabajando, mediante medios políticos y diplomáticos, para crear condiciones que permitan que Venezuela vuelva a vivir en democracia y libertad”.

El Tiempo


VOLVER
Más notas sobre el tema