Innovación al alcance de todos los gobiernos: pensada, digerida y explicada por grandes mentes globales, ¿qué esperas, México?

Prosperidad equivale a tecnología financiera

Por Javier López Casarín

Los principios del Instituto Milken están guiados por una simple fórmula que Michael Milken desarrolló a lo largo de su vida para darle continuidad a una labor que al día de hoy pudiera ser la base para el desarrollo y crecimiento económico global. La prosperidad en todos los sentidos equivale al resultado de la tecnología financiera dirigida a multiplicar el valor del capital humano, capital social y bienes reales.

Michael Milken escribió en su carta introductoria al Global Conference del instituto que en 1931, durante la Gran Depresión, James Truslow Adams, un historiador hijo de un inmigrante venezolano y ganador de un Pulitzer, publicó su libro más importante, The Epic of America. En éste, intenta capturar la historia de Estados Unidos y narra la experiencia única americana de la que tanto se ha hablado a lo largo de la historia. Al hacerlo, creó una frase muy significativa que explica el famosísimo sueño americano. “El sueño americano es aquel sueño de una nación en donde la vida tiene que ser mejor, más enriquecedora y plena para todos, con igualdad de oportunidades de acuerdo con tu habilidad y tus logros”.

Después de casi un siglo, el sueño americano permanece estático, no solo en Estados Unidos sino en el resto del mundo. Milken menciona en su carta que un estudio sugiere que la probabilidad de que un hombre de treinta años gane más que sus papás bajó de 70% en 1970 a 50% en el 2014. Para el Instituto Milken es de suma importancia mantener el espíritu del sueño al reforzar y empujar la prosperidad y el acceso a capital, la generación de empleo y mejoramiento en salubridad.

La conferencia global del instituto este año se basa en presentar soluciones más allá que recitales de retos, los temas son abordados por speakers, investigadores y líderes de opinión que basan sus teorías e ideas con datos que soportan la viabilidad de las mismas. La conferencia no es un foro de pláticas ensayadas sino un mercado de ideas que ayudan a los escuchas a reflejar realidades y obtener ideas objetivas de soluciones, tanto en la agenda pública, social, cívica, como en la agenda privada.

La diversidad de opinión, que en el fondo es lo que enriquece todo este tipo de pláticas proviene de la multiplicidad de pensamientos, experiencias, retos y áreas de expertise de las personas que aportan su opinión en las conferencias. Éstas pueden ir desde miembros de la alta cúpula gubernamental, CEO de grandes corporaciones globales, atletas de alto rendimiento y grandes filántropos de la más alta reputación a nivel global. Todo esto aporta una visión multidimensional de los problemas como de las soluciones expuestas. En lo particular, lo que más me enriquece de esta diversidad es la forma en la que los números, las estadísticas y las probabilidades se interpretan para sustentar soluciones viables.

El Milken Institute es una organización sin fines de lucro, apartidista y neutra que cree en el poder de los mercados de valor para resolver problemas y desafíos económicos y sociales. Explora las ramas y la intersección de los modelos financieros, la economía, los negocios, la filantropía y políticas públicas para determinar cómo la inversión pública y privada genera progreso.

Toda su investigación es rigurosa y proviene de datos comprobables. Su misión es incrementar la prosperidad global creando soluciones de colaboración que amplíen el acceso de capital, generen empleo y se enfoquen en temas de salud pública y servicios médicos. Cuenta con un equipo extenso de académicos e investigadores en diversas ramas que estudian los factores reales que generan crecimiento económico sostenible y la generación de empleo, así como el valor de capital humano y los problemas críticos en la economía del sector sanitario. Actualmente cuentan con ocho centros en el mundo que exploran la convergencia de todas las ramas mencionadas.

En términos simples, para ellos, el crecimiento económico estable ocurre solamente cuando todas las personas tienen acceso a educación y a seguridad social accesible, cuando participan libremente en procesos políticos y pueden aspirar a ser dueños de propiedad privada. La fórmula se encuentra en entender la relación entre las finanzas y una sociedad fuerte.

Tenemos que incentivar de manera directa este tipo de foros en nuestro país, que propongan soluciones viables para los problemas y desafíos sociales y políticos para así resolver la agenda pública y privada desde un ángulo más diverso y en algunos casos con mayor experiencia que la que percibimos en nuestro país.

El Economista


VOLVER