La Corte Suprema define al magistrado que decidirá competencia en caso Santrich

Corte ya definió qué magistrado decidirá competencia en caso Santrich

La competencia del nuevo caso en la justicia ordinaria por el que el exjefe guerrillero Jesús Santrich fue capturado, será definida por la Corte Suprema de Justicia.

El alto tribunal designó al magistrado Eugenio Fernández Carlier, de la sala de Casación Penal, para que defina si la competencia de ese proceso la tiene la juez 16 de control de garantías de Bogotá -que ya legalizó su captura y actualmente está a cargo de atender la imputación de la Fiscalía General en contra del exguerrillero por narcotráfico- o a si debería quedar en manos de los magistrados de la Corte Suprema.

El proceso de Santrich llegó a esa instancia luego de que la defensa del exguerrillero interpuso un recurso en el que alegaba que la juez no tiene competencia para llevar el caso pues, según argumentó el abogado Eduardo Matías, el exlíder de las Farc es un aforado constitucional, aunque nunca se posesionó como representante a la Cámara.

Matías argumentó que Santrich sigue teniendo su curul y por eso debería ser juzgado por la Corte Suprema de Justicia.

Aunque la juez 16 de Control de Garantías consideró que sí era competente para analizar el caso decidió enviar el expediente a la Corte Suprema para que definiera ese impedimento.

La juez 16 dijo que no es cierto que su despacho estuviera usurpando funciones de la Jurisdicción de Paz. “La JEP no pudo precisar la fecha en este asunto que resolvió y no está acreditado que se trate del mismo proceso”, afirmó.

El exguerrillero fue dejado en libertad y recapturado por la Fiscalía el pasado 17 de mayo en un nuevo proceso por concierto para delinquir con fines de narcotráfico -delitos cometidos después del acuerdo de paz-, caso que se sustentaría en los mismos hechos por los que Estados Unidos lo requiere.

Su defensa se ha basado en que los jueces no son competentes para llevar el caso y que Santrich solo puede ser juzgado por los magistrados de la Corte Suprema, en su supuesta condición de aforado, o por la JEP, como desmovilizado de la guerrilla.

El Tiempo


Farc rompe relaciones con Iván Márquez en medio de crisis por caso ‘Santrich’

En un comunicado de cuatro páginas el jefe del partido Farc, Rodrigo Londoño, lanzó duras críticas contra Iván Márquez, quien esta semana envió una carta desde el anonimato en el que aseguraba que “fue un grave error haber entregado las armas” para el cumplimiento de los acuerdos de paz.

Londoño asegura que la extinta guerrilla siempre dijo que “las más trascendentales decisiones en torno a nuestra línea estratégica debían tener un origen democrático. Si acertábamos o si errábamos, la decisión era de todos, y todos en conjunto debíamos asumirla”, por lo que no pueden “echar a perder lo ganado hasta hoy por compleja que pueda hacer la tarea que les resta”.

‘Timochenko’ insiste en que “es más importante conseguir el respaldo de los colombianos al acuerdo de paz que obtener el aplauso de un puñado de cabezas calientes”.

Así mismo, asegura que actitudes y comportamientos como los adoptados por Iván Márquez y quienes lo siguen apuntan a pisotear el fin del partido Farc, por eso, bajo esas condiciones, “con hondo pesar”, en el escrito reconoce “la necesidad de marcar distancias con ellos”, pues son un partido para la paz y nunca un partido para la guerra, afirma.

Finalmente, el líder del partido político aclaró que “en coyunturas históricas tan definitivas como las que vivimos, no podemos darnos el lujo de vacilar en cuanto a la corrección de nuestro rumbo. Caerán estigmas sobre nosotros, calumnias, toda clase de infamias de uno y otro lado, pero nada debe hacernos cambiar nuestra decisión porque nació tras una guerra de 53 años”.

http://owl.li/HjuF30oO2ik

Blu Radio


Fiscal no renunció por “Santrich”, sino por Odebrecht: Oposición le responde a Duque

El senador Gustavo Petro Urrego, de Colombia Humana, fue en encargado en la tarde de este miércoles de replicar las declaraciones que el presidente Iván Duque Márquez dio el pasado miércoles 15 de mayo, cuando se conoció la decisión de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) de conceder la garantía de no extradición para Seuxis Paucias Herández Solarte, conocido como “Jesús Santrich” y ordenó su liberación, luego de más de un año recluido en la cárcel La Picota, de Bogotá.

Petro señaló, en respuesta a Duque, que “no es cierto que las acciones del Fiscal General de la Nación fortalezcan el Estado Social de Derecho en Colombia”. “Una afirmación así, de boca del presidente de la República, se estrella contra la realidad. Generar impunidad, sólo genera corrupción y no fortalece el Estado de Derecho”, expresó uno de los líderes de la oposición en un video que se difundió por todos los canales de redes sociales de los congresistas de la oposición.

En ese mismo sentido, reiteró una de las tesis que la oposición ha expuesto durante toda la semana. “El señor Néstor Humberto Martínez no ha renunciado por ‘Santrich’, sino por Odebrecht. El exfiscal trató de encubrir las investigaciones penales contra sus anteriores y poderosos clientes de los que fue abogado. Esa actitud de encubrimiento, como bien lo investigó y denunció el senador Jorge Enrique Robledo, es uno de los actos más corruptos de la reciente historia de Colombia”, dijo Petro.

Según Petro, los sobornos que la multinacional Odebrecht entregó en Colombia fueron a parar a las arcas de las principales fuerzas políticas “que han soportado los últimos cuatro gobiernos”. “Sobornó todo el sector Transporte del gobierno de Uribe y el de Hacienda y Planeación del gobierno de Santos; sobornó todas las campañas presidenciales de los movimientos uribistas en los últimos 9 años”, añadió.

Además, acusó a Martínez de encubrir esta situación y de propiciar la impunidad en el caso Odebrecht, hecho que consideró dolosos y por los que “se suicidaron personas, murieron sus familiares, se exiliaron denunciantes”. En esa misma línea, dijo que un presidente de la República no podía “respaldar este accionar corrupto”.

Petro calificó como una amenaza al Estado Social de Derecho la sola opción en la mesa de convocar a una conmoción interior o el irrespeto a los jueces. “Nosotros somos defensores a ultranza de la Constitución de 1991. Hicimos con muchas otras fuerzas de Colombia, la Constitución del ’91. Creemos que las reformas fundamentales hacia la justicia social, la democracia y la paz que necesita Colombia, se pueden hacer dentro de la Constitución del 91: por fuera de la Constitución del 91, nada”, anotó el senador de Colombia Humana.

Seguidamente, precedió a defender a la JEP, aduciendo que los ataques a esta son también un ataque a la institucionalidad de país y que la única razón para que estos sucedan son el miedo a la verdad. “La verdad que acusaría a poderosos empresarios y dirigentes políticos por haber financiado o ayudado al genocidio desatado en Colombia; a la barbarie que se considera como crimen contra la humanidad”, dijo el senador en la réplica.

La intervención finalizó con un llamado a Duque a la “reconciliación y a luchar por la paz, no a sabotear las decisiones de los jueces o intentar acabar con una institución constitucional colombiana como la Justicia Especial para la Paz (…) Todo intento de prorrogar la guerra no lleva sino a prorrogar la barbarie. Póngase al lado de la paz, presidente Duque. Nosotros aquí, desde la lucha por la paz, lo acompañaremos en ese paso”.

El Espectador