Muere el quinto menor guatemalteco en custodia de patrulla fronteriza de EEUU

Un adolescente de 16 años murió este lunes en custodia de patrulla fronteriza de Estados Unidos, el quinto menor guatemalteco que fallece en circunstancias similares desde diciembre pasado.

El joven, cuya identidad fue reservada, “fue hallado inconsciente en un chequeo en la mañana” en la estación fronteriza de Weslaco, en Texas, indicó un comunicado de la autoridad migratoria.

El organismo añadió que la causa de muerte aún se desconoce y que “se ha abierto una investigación”.

Las autoridades estadounidenses indicaron que el menor fue detenido el 13 de mayo cerca de Hidalgo, Texas. El domingo había sido transferido a Weslaco.

La cancillería guatemalteca informó por su parte que el joven era originario del departamento norteño de Baja Verapaz y que había ingresado a Estados Unidos “buscando reunificación familiar”.

“El gobierno de Guatemala lamenta el fallecimiento de este niño guatemalteco, presenta sus condolencias a la familia y solicita que de manera urgente las autoridades estadounidenses se pronuncien sobre la causa de muerte y se deduzcan las responsabilidades que amerite el caso”, señaló el texto.

Desde diciembre pasado, cinco menores guatemaltecos han fallecido tras ser detenidos y puestos en custodia por la patrulla fronteriza de Estados Unidos.

El primer caso ocurrió el 8 de diciembre con la muerte de Jakelin Caal, de siete años, del municipio indígena de Raxruhá, quien falleció en un hospital de Estados Unidos bajo protección federal tras cruzar la frontera de forma ilegal con su padre.

Miles de guatemaltecos y centroamericanos emprenden cada año el arriesgado viaje a Estados Unidos en busca del “sueño americano”, huyendo principalmente de la pobreza y la violencia en sus países.

Muchos migrantes viajan con sus hijos menores, algunos esperando que sean una garantía para recibir asilo y para poder establecerse en Estados Unidos.

Estrategia y Negocios


Comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores de Guatemala

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Guatemala por medio de su Red Consular atiende un nuevo caso donde lamentablemente se reporta el fallecimiento de un guatemalteco.

El caso corresponde a un joven de 16 años, proveniente de Baja Verapaz, quien ingresó el 13 de mayo buscando reunificación con familiares en los Estados Unidos, el Consulado en McAllen Texas le brindó atención consular y se le facilitó la comunicación vía telefónica con su familia en Estados Unidos.

El día 19 de mayo se informó por parte de la Patrulla Fronteriza del traslado del niño de CPC a la estación de Weslaco, Texas, donde lamentablemente el 20 de mayo a las 9:00 notificaron al Consulado que falleció por causas que aún están en investigación, de acuerdo a información preliminar de la Patrulla Fronteriza, el Consulado ya se comunicó con los familiares para informarles de lo acontecido. La Canciller de Guatemala, Embajadora Sandra Jovel ha instruido al consulado encargado a proporcionar todo el apoyo concerniente para la repatriación, al mismo tiempo ha instruido solicitar una investigación para que este hecho sea esclarecido lo más pronto posible.

El Gobierno de Guatemala lamenta el fallecimiento de este niño guatemalteco, presenta sus condolencias a la familia y solicita que de manera urgente las autoridades estadounidenses se pronuncien sobre la causa de muerte y se deduzcan las responsabilidades que amerite el caso.

El Ministerio de Relaciones Exteriores nuevamente hace un llamado a los padres de familia a no exponer la vida de sus hijos al enviarlos a un viaje de manera irregular hacia los Estados Unidos, el cual es muy peligroso y en algunos casos utilizando traficantes de personas, lo cual constituye un grave riesgo para los niños y adolescentes. Intentar entrar en compañía de niños o adolescentes no es ninguna garantía para que sea permitido por parte de las autoridades migratorias el ingreso al territorio estadounidense.

Ministerio de Relaciones Exteriores de Guatemala