Nicaragua: la Mesa de Negociación se traba por los cruces entre el gobierno y la oposición

Nota de prensa de la Delegación del Gobierno de Nicaragua ante la Mesa de Negociación

1. La Delegación del GRUN ante la Mesa de Negociación comunica a nuestro Pueblo y a la Comunidad Internacional, que el día de ayer asistimos de Buena Fé y con la Mejor Voluntad de continuar en absoluto cumplimiento de las demandas del Pueblo nicaragüense, avanzando en la Mesa de Negociación por Acuerdos de Justicia, Reparación, y Compromiso de No Repetición, como base ineludible e indispensable, para la Reconciliación y la Paz en Nicaragua.

2. Nuestra Delegación trabajó con Respeto a los Señores Testigos y Garantes que han preparado una Hoja de Ruta para agilizar las Negociaciones. Sabemos que el Pueblo nicaragüense exige un llamado conjunto a la suspensión y el cese de las Medidas Ilegítimas, Arbitrarias e Injustas, no contra personas particulares, sino contra el Pueblo nicaragüense y su Derecho al Desarrollo con Justicia Social.

Desafortunadamente volvimos a constatar hoy la dualidad, torpe, infantil y miserable de quienes en la Mesa hablan un lenguaje, y hacia afuera (desde la misma Mesa) continúan en la pretensión perversa de arrebatar los Derechos al Pueblo nicaragüense.

3. Hemos denunciado y seguimos denunciando la manifiesta dualidad e interesadas contradicciones de la Contraparte, a quienes el Pueblo identifica, inequívocamente, con el Golpismo, el Terrorismo, la Violencia, la Maldad, y el intento de someter a Nicaragua a los intereses de Familias particulares.

Esas Familias que no conocen ni quieren reconocer el hambre, la necesidad y las luchas cotidianas del Pueblo humilde, deberían ya tener ojos para ver que el Pueblo descartado, despreciado y excluido por ellos, sí ha sido protegido y amparado por las Políticas y Programas Cristianos y Solidarios del GRUN.

4. Denunciamos una vez más las prácticas malintencionadas y nada serias, nada responsables, de quienes juegan con el hambre y la necesidad del Pueblo desde su egoísmo y opulencia particular, negando el Derecho elemental a la Seguridad, el Trabajo, el Bienestar y la Paz, desde la Justicia que Reconoce, Repara y se compromete a No Repetir.

5. Poco podemos creer en ese Compromiso de No Repetición, cuando en la misma Mesa de Negociación hacen teatro, mienten, hacen trampas, ofenden e irrespetan a los Testigos y Garantes, y con ello ofenden también la Inteligencia del Pueblo Trabajador que espera consecuencia con esta Nicaragua Cristiana, en Clamor de Derechos, Trabajo, Seguridad y Paz.

6. És evidente que estos señores desconocen el Sentido Ético de la Vida. Mucho menos que conozcan la necesaria habilidad, capacidad, inteligencia o madurez requeridas para asumir Compromisos reales con el Derecho del Pueblo nicaragüense a Vivir Fraternalmente, con Seguridad y Oportunidades para [email protected]

7. La Delegación del GRUN ante la Mesa de Negociación reafirma al Pueblo nicaragüense y a la Comunidad Internacional, nuestra tantas veces probada seriedad de palabra y obra.

Exigimos a la Contraparte que deje de jugar con los sentimientos y las necesidades de los humildes. Nuestro Pueblo les exige responder por los daños causados en su egolatría e irracionalidad destructiva. Nuestro Pueblo les reclama construir con Nobleza y Sentido de Humanidad, este Nuevo Tiempo que, de la Mano de Dios, y muy a pesar de los ineptos tecnócratas de la Ruindad, estamos viviendo las Familias Buenas, Dedicadas, Laboriosas, Creyentes y fortalecidas en Fé y Esperanza, en toda nuestra Nicaragua.

8. Al denunciar las jugarretas caprichosas y amañadas de quienes sólo han mostrado disposición a la destrucción y el mal, seguimos pidiéndole a Dios, de todo Corazón, que guíe nuestros pasos para que sepamos ver, oír y entender al valeroso Pueblo nicaragüense que no cree en la soberbia de ridículos e incompetentes personajes de ficción, pero sí les exige restaurar heridas y daños, como condición ineludible para la Convivencia Fraternal y Fecunda que [email protected]

9. La Verdad, dice la Biblia, nos hace Libres. La Verdad sana. La Verdad és Hija de la Luz y proclama Vida. Sólo con la Verdad podemos trabajar por la Reconciliación, con Justicia y Paz.

“Dios nos bendiga y nos guarde
Jehová haga resplandecer Su Rostro
sobre [email protected]
y tenga Misericordia
y ponga en [email protected], Muchedumbre de Paz”

Managua, Jueves 9 de Mayo del 2019
Delegación del Gobierno de Reconciliación
y Unidad Nacional
ante la Mesa de Negociación

Canal 6


Dictadura mantiene trabas en el diálogo y exige a la Alianza Cívica gestione para que levanten sanciones

El régimen de Daniel Ortega continuó trabando las negociaciones este miércoles que buscan una salida cívica, pacífica y constitucional a la crisis que afecta al país, producto de la represión estatal, que ha dejado centenares de muertos, miles de heridos, desaparecidos, centenares de presos políticos y miles de nicaragüenses en un exilio forzado.

Sin embargo, el canciller orteguista y jefe de la delegación gubernamental en la mesa de negociaciones, Denis Moncada, a la salida del Incae la tarde de este miércoles, quiso dar la imagen que todo está normal en las conversaciones, donde la opositora Alianza Cívica (AC), demanda el cumplimiento de dos acuerdos suscritos entre las partes en marzo pasado y que tienen que ver con la libertad de los presos políticos y la restitución de los derechos y garantías ciudadanas que la administración Ortega y su policía mantienen conculcadas a los nicaragüenses.

“Las dos delegaciones con la presencia de los testigos y acompañantes hemos estado analizando y reconociendo los puntos de agenda que tenemos pendiente para continuar con esta dinámica de conversación, de diálogo y negociación. Hemos tenido la presencia de los dos testigos, quienes siempre nos han estado acompañando. Mañana (hoy) continuaremos las negociaciones y nos estarán acompañando”, aseguró el funcionario, evadiendo las preguntas de la prensa independiente.

Pallais: No hubo avances

Por su parte, el jurista José Pallais Arana, miembro de la AC en la mesa de conversaciones, explicó que igual a los anteriores días, la delegación del régimen continúa trancando las negociaciones.

“No hubo avances. El gobierno sigue en su posición de no cumplir con los acuerdos. No se avanzó absolutamente nada, no hay nada que informar. Nuestra demanda será que se cumpla con los acuerdos a través de su implementación”, expresó Pallais.

La administración Ortega-Murillo, mantiene bloqueada los avances de las conversaciones, demandando que la AC pida a la comunidad internacional se suspendan las sanciones que se han aplicado contra funcionarios orteguistas, acusados de corrupción, violación a los derechos humanos y violaciones a la ley electoral.

En los acuerdos suscritos por las partes en marzo, se contempló que una vez que el régimen cumpliera los acuerdos suscritos, la oposición gestionaría la suspensión de las sanciones al régimen.

LA PRENSA conoció extraoficialmente que los testigos y garantes de las negociaciones, el nuncio apostólico, Waldemar Sommertang y el representante de la Secretaría General de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Angel Rosadilla, presentaron este martes una segunda contrapropuesta al régimen que cumpliera con los acuerdos acordados en un término de siete días, sin embargo, la delegación orteguista continúo rechazando las propuestas.

Pallais expresó que pese al rechazo gubernamental a cumplir con los acuerdos, la AC no se va a retirar de la mesa de negociaciones.

“No podemos retirarnos hasta encontrar la libertad de los presos políticos y una solución a la crisis de Nicaragua”, aclaró Pallais.

Insiste con sanciones

Mientras el régimen orteguista sigue incumpliendo el pacto, ahora lo condiciona a que la Alianza Cívica firme un comunicado conjunto llamando a la comunidad internacional, especialmente a Estados Unidos, a suspender las sanciones impuestas a familiares y funcionarios del círculo de poder de Ortega.

Hasta ahora el gobierno de Estados Unidos ha sancionado con la Ley Global Magnitsky a seis funcionarios del régimen orteguista que incluye a la cogobernante Rosario Murillo, el jefe de facto de la Policía, Francisco Díaz; el exmagistrado electoral Roberto Rivas, el tesorero del FSLN y vicepresidente de Albanisa, Francisco López, y el secretario general de la Alcaldía de Managua, Fidel Moreno.

La Prensa


Delegación del Gobierno demanda responsabilidad a la contraparte en la mesa de negociación

La delegación del Gobierno presente en la mesa de negociación demandó una actitud coherente, seria y responsable, a la contraparte que participa en el diálogo.

Exigimos un comportamiento responsable y serio a la delegación de la contraparte, que cumpla realmente con lo que se está acordando, y no emitiendo declaraciones sobre lo que todavía no se ha acordado porque eso obstruye el proceso de diálogo, subrayó el canciller nicaragüense Denis Moncada.

Valoró como negativos las acciones y tuits emitidos que contradicen la buena fe y el buen espíritu de las conversaciones.

El canciller Moncada manifestó que es elemental que los participantes en las conversaciones respeten las reglas acordadas para facilitar los procesos de diálogo.

Ratificó la voluntad del Gobierno de continuar trabajando en la ruta del diálogo el tiempo que sea necesario.

Esa es la ruta de la paz, de la estabilidad, es la ruta de la tranquilidad de nuestro pueblo, el pueblo soberano que decide, que es la soberanía popular y que dice que hay que continuar el proceso de paz, de tranquilidad, de trabajo, de progreso; para vivir como hemos vivido en los últimos tiempos, con paz, tranquilidad y estabilidad, para que todo nuestro pueblo viva como se merece, como tiene derecho, enfatizó.

Destacó los avances de la mesa de negociación y la participación de los testigos que han jugado un papel importante.

El canciller Denis Moncada aseguró que el diálogo continúa a pesar de las diferencias, para lograr superar las contradicciones de forma pacífica y progresiva.

Aunque existen diferencias eso no quiere decir que no se avance. Las diferencias y las contradicciones son parte de todo diálogo, pero se van superando. Continuamos caminando, puntualizó.

La Voz del Sandinismo


Marco Rubio: Gobierno de Nicaragua negocia para ganar tiempo y debilitar a la oposición

El senador republicano de Estados Unidos, Marco Rubio, acusó al gobierno de Nicaragua de negociar durante la crisis para “ganar tiempo” y “debilitar a la oposición”.

Rubio se refirió al tema al exponer la situación que se vive en América Latina, que ha generado la atención de la prensa mundial.

“En Nicaragua, donde hemos visto un desafío directo contra quienes no están de acuerdo con el partido gobernante, utilizan una de las formas que los totalitarios de todo el mundo han perfeccionado, es el uso de negociaciones para ganar tiempo y agotar a la oposición. Pero, obviamente, los titulares hablan de la catástrofe, para no usar otro término, de lo que ahora vemos en Venezuela”, dijo Rubio.

Este senador republicano ha sido uno de los más activos en Estados Unidos durante las crisis en Nicaragua y Venezuela, criticando a los gobiernos, demandando democracia e impulsando leyes que sancionen a funcionarios.

Rubio se refirió a lo que sucede en América Latina, en especial en Venezuela, Cuba y Nicaragua, al recibir el pasado 7 de mayo el Premio del Presidente del Consejo de las Américas por su liderazgo en el Hemisferio Occidental, durante la 49ª Conferencia de Washington sobre las Américas, en el Departamento de Estado de los Estados Unidos.

Caso Nicaragua

En los últimos meses, Rubio también ha comentado sobre la crisis en Nicaragua y ha dicho que sigue de cerca el diálogo.

“Estoy al tanto de las negociaciones entre la Alianza Cívica y el régimen de (Daniel) Ortega y (Rosario) Murillo en Nicaragua. La comunidad internacional debe exigir que se cumplan las siguientes condiciones para un diálogo sensato y productivo”, indicó Rubio el pasado 28 de marzo.

Para Rubio, la comunidad internacional debe exigir al gobierno de Nicaragua cinco condiciones para garantizar el éxito en el diálogo.

Esas condiciones planteadas por Rubio son libertad incondicional e inmediata de todos los manifestantes presos; la libertad de expresión y movilización; garantías de seguridad para el retorno de exiliados; el desarme de grupos paramilitares y la garantía de elecciones adelantadas que sean libres e incluyentes.

Caso Venezuela

Al analizar la situación de la crisis venezolana, Rubio sostuvo que “hay un par de personas, incluido (Nicolás) Maduro” que les gustaría ver a Venezuela transitando hacia el sistema de vida cubano.

Para Rubio, en Venezuela la administración de Maduro sigue unida por dos motivos: el deseo de los funcionarios de seguir en el poder, para así usarlo en la protección de sus familias, garantizar su seguridad y mantener “los millones de dólares que se han robado”.

A continuación, Rubio expresó que, en todo caso, “la mayoría de personas” no quiere el comunismo.

Por otro lado, Rubio se declaró a favor de la “desobediencia civil”, de la cual dijo que “pierde todas las batallas, excepto la última” y remarcó diciendo que en esta ocasión, en América Latina “no será diferente”.

“Esto se trata de una transición a la democracia”, sostuvo Rubio, quien abordó lo que sucede en América Latina, aunque centró su discurso en la situación de Venezuela.

El Nuevo Diario


VOLVER