Tensión en Perú: Martín Vizcarra acusa al Congreso de frenar la reforma política

Así fue el nuevo roce entre Martín Vizcarra y el Congreso por la inmunidad parlamentaria

El presidente Martín Vizcarra lanzó este martes un duro e inesperado desafío al Congreso. El tema al centro de la polémica fue la reforma política que impulsa su Gobierno y que, entre otros temas, pretende modificar la inmunidad parlamentaria de los legisladores. El presidente llegó a la sede del Congreso, sin avisar y sin ser invitado, acompañado por el presidente del Consejo de Ministros, Salvador del Solar, y el ministro de Justicia, Vicente Zeballos, quienes habían sido citados por la Comisión de Constitución.

Allí presentó una carta en la que señalaban su negativa a participar en ese encuentro porque no existen “las condiciones para debatir”, lo que abre la puerta a un recrudecimiento de los enfrentamientos entre ambos poderes del Estado. El mandatario tomó esta medida en respuesta a la decisión de esa comisión de archivar un proyecto de ley del Gobierno para modificar la inmunidad parlamentaria y permitir que la Corte Suprema pueda desaforar a los legisladores, una de las medidas lanzadas como parte de la reforma política contra la corrupción.

En una breve intervención ante la prensa en el Congreso, Martín Vizcarra denunció ese archivo del proyecto -que implica suprimir ese tema de cualquier debate- como una “actitud que indica que no hay voluntad de cambio” por parte de los legisladores. Además, resaltó su indignación al señalar que apenas 24 horas antes del archivo de esa medida, él personalmente había mantenido reuniones con todas las bancadas parlamentarias y que todas le habían expresado su voluntad de impulsar la reforma. “Este es uno de los proyectos emblemáticos del Ejecutivo, debatir los cambios sobre la inmunidad para que no sea impunidad”, dijo.

Reacciones

Ante la visita inesperada de Vizcarra, el presidente del Congreso, Daniel Salaverry, criticó el comportamiento del gobernante y señaló que “si el presidente está preparando el terreno para un posible cierre del Congreso, que sea sincero y que lo diga”. “No tenemos miedo, no le tenemos miedo”, apuntó. Agregó que “el presidente no puede pretender que cada uno de sus proyectos tenga que aprobarse sí o sí”. “No estaríamos en una democracia. ¿Para qué tenemos Congreso entonces? Dejemos que él gobierne el país mediante decretos legislativos y que cierre el Congreso”.

Al mismo tiempo, la congresista fujimorista Alejandra Aramayo presentó un proyecto de ley para reformar la Constitución e impedir que Vizcarra pueda aspirar a una reelección inmediata en los próximos comicios de 2021, a pesar de que el gobernante ha reiterado que no tiene intención alguna de revalidar el cargo.

La expresidenta del Congreso, la fujimorista Luz Salgado, afirmó que “no entiende lo que pretende” el Gobierno con esta medida y afirmó que están rompiendo la posibilidad del diálogo. “El Congreso no puede quitarse la inmunidad, no podríamos denunciar. Me parecía que (el Gobierno) había entendido este tema. Lástima que pretendan presionar a un órgano del Estado y eliminar la oportunidad de dialogar”, afirmó.

Otros, como el izquierdista Humberto Morales, cuyo bloque no se opone a la eliminación de la impunidad, calificó las acciones del presidente como un “show mediático” y apuntó que el Ejecutivo debió acudir al debate. “No creo que hayan pateado el tablero, pero lo que hay que hacer es debatir el tema, y esto debería dar una solución. Le puede incomodar, pero esto es un Estado de Derecho. Hay que debatir directamente”, añadió.

¿Cambios en la inmunidad parlamentaria?

La inmunidad parlamentaria protege en Perú a los congresistas de arresto o de ser procesados por delitos comunes, salvo delito flagrante, sin que previamente lo autorice el Congreso. Todo este conflicto se produce ante sonados casos de abuso de la inmunidad, como el del general retirado del Ejército Edwin Donayre (Alianza Para el Progreso), condenado a cinco años de prisión por robar gasolina de las Fuerzas Armadas pero a quien el Congreso se negó a levantar la inmunidad hasta agotar el último recurso contra el fallo, lo que le dio tiempo para pasar a la clandestinidad.

Al menos otros tres congresistas han sido condenados por la Justicia peruana, pero no han ingresado en prisión, mientras que otros muchos son investigados por la Fiscalía, casi todos por actos de corrupción. Moisés Mamani, fujimorista acusado de tocamientos indebidos a una azafata, fue despojado de su inmunidad tras meses de presión en una votación que se realizó en vísperas de la celebración del Día de la Mujer.

El recrudecimiento del conflicto también se produce tras meses de bajada continua de la aprobación presidencial en las encuestas de opinión.

RPP


Ejecutivo no descarta plantear cuestión de confianza por proyectos de reforma política

Vicente Zeballos, ministro de Justicia, no descarta que el Gobierno de Martín Vizcarra plantee una cuestión de confianza por los proyectos de ley de la reforma política que presentó el Ejecutivo al Parlamento.

No obstante el titular de Justicia sostiene que el recurso mencionado no será utilizado “como un arma para romper el equilibrio de poderes”.

“La cuestión de confianza es una potestad que puede utilizarla el Poder Ejecutivo en su momento, de acuerdo al escenario político. Yo no descarto esa posibilidad desde la perspectiva constitucional, pero, que esta sea utilizada como un arma para romper el equilibrio de poderes, de ninguna manera”, dijo Zeballos a RPP.

Asimismo, indicó que la visita de Martín Vizcarra al Congreso de la República no tuvo otra intención más allá de la de motivar que la Comisión de Constitución reconsidere el proyecto sobre la inmunidad parlamentaria, el mismo que establece que la Corte Suprema se haga cargo de dicha prerrogativa.

“No entendemos la razón de exacerbar los ánimos como si hubiera detrás de esto una acción autoritaria de emprender contra el Congreso. En absoluto, simplemente se ha hecho uso de un mecanismo propio de una democracia de asentar una posición en defensa de iniciativa que nos parecen fundamentales para reforzar el régimen democrático”, señaló.

Diario Correo


Vizcarra: “Se debe corregir inmunidad que se ha vuelto impunidad”

Ayer debían asistir a la Comisión de Constitución para exponer los once proyectos pendientes el premier Salvador el Solar y el ministro de Justicia, Vicente Zeballos.

Sin embargo, no lo hicieron “como expresión de protesta” por la decisión de dicho grupo de trabajo –que conduce Rosa Bartra, de Fuerza Popular– de archivar el proyecto para que la inmunidad parlamentaria sea levantada por la Corte Suprema.

Ambos, del Solar y Zeballos, se acercaron al Congreso temprano en la mañana acompañados por el jefe del Estado, Martín Vizcarra.

“No están dadas las condiciones para tratar este importante tema, como es la reforma política”, declaró el presidente a los medios de prensa.

La decisión de que tanto del Solar como Zeballos no participen del debate en Constitución fue tomada ayer mismo, temprano, en la mañana. El premier firmó una carta dirigida a Bartra en la que exponía sus motivos. Fue ingresada a mesa de partes a las 9:25 a.m. Antes, Vizcarra llamó al titular del Parlamento, Daniel Salaverry, para explicarle la situación. Este se encontraba de viaje en Trujillo.

Lo que el Ejecutivo busca es que el Congreso reaccione.

En Palacio se considera que en el Legislativo están amarrando el tema. El propio Vizcarra señaló que, en más de un mes, “no se ha avanzado prácticamente nada”.

El 10 de abril, el Ejecutivo entregó para su debate doce proyectos de ley, producto del trabajo de la comisión de reforma que condujo el politólogo y docente universitario Fernando Tuesta Soldevilla. Uno de ellos, aquel que proponía que la inmunidad parlamentaria deje de ser decidida en el fuero legislativo y sea vista en la Corte Suprema, fue mandado al archivo sin una alternativa.

Así, quedan once proyectos en carrera.

Aunque el ministro de Justicia, Vicente Zeballos, anunció ayer que el Gobierno impulsará nuevamente una iniciativa respecto de la inmunidad parlamentaria que tenga las mismas características a la que fue archivada por la Comisión de Constitución del Congreso, queda por definir si lo hace antes de julio o a partir de agosto, cuando arranque la nueva legislatura. Eso se conocerá en los días siguientes.

Rechazo

“El Gobierno ha promovido el diálogo con las diferentes bancadas, buscando generar consensos. Prueba de ello fue la reunión convocada con los voceros de los diez grupos parlamentarios del Congreso, sin embargo, pese al ánimo dialogante mostrado por el Poder Ejecutivo y teniendo aún pendiente nuestra presentación ante la Comisión de Constitución y Reglamento, la propia comisión decidió, al día siguiente, archivar el proyecto de reforma constitucional referido a la inmunidad parlamentaria”, dice la carta firmada por Salvador del Solar.

El jefe del gabinete se refiere a la cita de la semana pasada en la que Vizcarra, Del Solar y Zeballos conversaron con los representantes de los grupos parlamentarios para llegar a acuerdos sobre la reforma.

La impresión que se tuvo al concluir es que, finalmente, se había alcanzado un acuerdo para impulsarla. Sin embargo, como ya resulta obvio a estas alturas, no ha sido así.

“Dicho archivamiento (del proyecto sobre inmunidad parlamentaria), sin permitir debate en el Pleno, revela la falta de voluntad de la comisión para discutir a fondo los grandes cambios que la ciudadanía reclama. Esta no es una reforma contra el Poder Legislativo”, se explica.

Añade el oficio de Del Solar que “por lo tanto, rechazamos enfáticamente esta decisión, que ignora abiertamente el clamor ciudadano por una representación parlamentaria proba y sin privilegios injustificados”.

Y termina así: “Por los motivos expuestos y como expresión de protesta, desde el Poder Ejecutivo hemos decidido no presentarnos el día de hoy ante la comisión”.

Vizcarra, acompañado de Del Solar y Zeballos, también se pronunció en un sentido parecido. Indicó que, si el objetivo es “llegar al bicentenario con una democracia fortalecida, con instituciones que tengan más confianza de la población”, se necesita “actuar”.

Sin avances

“El 10 de abril presentamos doce proyectos que incluyen un tratamiento integral de la reforma política. Para eso llegamos al Congreso y entregamos los proyectos. Ha pasado más de un mes y no se ha avanzado prácticamente nada”, dijo.

Vizcarra lamentó que después de la reunión en Palacio con los voceros “no pasaron ni 24 horas y al día siguiente, la comisión de Constitución se reúne, revisa el primer proyecto y lo manda al archivo. Y ese proyecto es de suma importancia pues tiene que corregir la inmunidad parlamentaria, que se ha vuelto en impunidad parlamentaria, algo que ni las autoridades, ni la población están de acuerdo”, manifestó.

“Ese tipo de actitud indica que no hay la voluntad de cambio que requiere el Perú para llegar al bicentenario. A eso venimos aquí, en respaldo a la política de gobierno establecida para el fortalecimiento de la democracia, de las instituciones, que se dan a través de este tipo de reformas”, añadió Vizcarra.

El presidente ratificó que el Ejecutivo hace el esfuerzo por “lograr mejoras fundamentales en bien de las instituciones”, por lo que pidió al Parlamento trabajar en ese mismo objetivo.

“Exhortamos a los miembros de la Comisión de Constitución, y al Congreso en su conjunto, para que podamos tratar con responsabilidad, sin trampas, sin cambiar, como ya ha ocurrido con algunos proyectos, pensando en lo que es mejor para el Perú”, comentó.

Oficio enviado por premier Salvador del Solar a titular de Comisión de Constitución, informando los motivos por los que no asistiría a ese grupo de trabajo.

La República


Verónika Mendoza: reforma es oportunidad histórica para acabar con la corrupción

La lideresa de Nuevo Perú, Verónika Mendoza, afirmó que la reforma política es una batalla que deben emprender todos los peruanos y peruanas, así como una oportunidad histórica de cerrar el ciclo de corrupción que robó recursos al Estado y oportunidades a la población.

A través de su cuenta oficial de Twitter, la excandidata presidencial manifestó que esta pelea “no es entre el Gobierno y el Congreso”, sino de todo el país.

“Es una batalla de todos los peruanos y peruanas contra la política lobista y mafiosa, (y es) la oportunidad histórica de cerrar el ciclo de corrupción que le ha robado tantos recursos y oportunidades a la gente”, señaló.

Mendoza aseguró que si no se efectúan “cambios de fondo” en el sistema político, volverán a repetirse “los vergonzosos episodios de coimas, blindajes y corruptos fugados, de presupuestos, obras y leyes a medida de los que ponen el billete en las campañas y no de lo que necesita la gente”.

“Es hora de que el pueblo peruano tome la palabra”, escribió.

El 12 de diciembre del año pasado, el presidente Martín Vizcarra anunció la creación de una Comisión de Alto Nivel de Reforma Política que abordará asuntos como la inmunidad parlamentaria y el voto preferencial, ello tras el desarrollo de referéndum en todo el país.

Dicho grupo de trabajo, liderado por Fernando Tuesta Soldevilla, presentó una propuesta integral para una reforma política, con recomendaciones y medidas contenidas en proyectos de ley que buscan el fortalecimiento del sistema político en el país.

Estas iniciativas, cuatro de ellas de reforma constitucional, fueron presentadas ante el Congreso el pasado 10 de abril. Hasta el momento, de todo ese grupo de leyes, el referido al levantamiento de inmunidad parlamentario ya fue archivado.

Andina


VOLVER