Uruguay: familiares de desaparecidos repudian que mantengan en su cargo a militares vinculados con la dictadura

“Me secuestran a plena luz del día mientras caminaba por la calle en el barrio Colón de Montevideo, el 5 de mayo de 1974. Estaba clandestino. Son de la Fuerza Aérea, me llevan al Grupo de Artillería Nº 1”, publicó el miércoles en Twitter la cuenta de Eduardo Pérez Silveira, una de las seis cuentas de detenidos desaparecidos que la organización Madres y Familiares de Detenidos Desaparecidos creó en los días previos para difundir la Marcha del Silencio, que se llevará a cabo, como cada año, el 20 de mayo a las 19.00, desde Rivera y Jackson.

Ayer, Elena Zaffaroni e Ignacio Errandonea, integrantes de Familiares, dieron una conferencia de prensa par convocar a la marcha, que este año tiene como consigna: “¡¡¡Que nos digan dónde están!!! Contra la impunidad de ayer y hoy”.

Errandonea aseguró que el fallo del Tribunal de Honor para José Nino Gavazzo, Luis Maurente y Jorge Silveira demostró que los integrantes de las Fuerzas Armadas (FFAA) “se sienten por encima de la democracia, reivindican la tortura, el asesinato y la desaparición forzada”, dijo, según publicó Radio Uruguay. Afirmó que fue una “burla” y un “insulto” para la ciudadanía que los comandantes en jefe que han asumido en los últimos tiempos hayan dicho que la búsqueda de desaparecidos es una preocupación. “No han buscado nada, y cuando tienen un Tribunal de Honor para juzgar a un desaparecedor, entienden que no afectó su moral. Estos hechos son una bofetada”, dijo.

Errandonea cuestionó también la actuación del Poder Ejecutivo porque tuvo “poca transparencia” en el pasaje a la Justicia de la confesión de Gavazzo. Además, dijo que fue “una vergüenza” la negativa de la Cámara de Senadores de aprobar las venias para el pase a retiro de los cuatro generales que integraron el Tribunal de Honor. “Se priorizó la búsqueda del voto y el cobrar cuentas, no se dimensionó lo que se estaba discutiendo. Mantener cuatro generales que reivindican la tortura es aberrante”, dijo.

En tanto, Zaffaroni leyó la convocatoria que decía que se trata de un día “marcado por los asesinatos de [Zelmar] Michelini, [Héctor] Gutiérrez Ruiz, [William] Whitelaw y [Rosario] Barredo y la desaparición de Manuel Liberoff”, y la marcha es “por sobre todas las cosas un abrazo a todos nuestros desaparecidos”.

Madres yFamiliares lamentó “hondamente tener que denunciar a los senadores que pusieron sus rencillas electorales por encima de lo que su investidura les reclama, que es la defensa de la institucionalidad democrática con acciones y expresiones que la fortalezcan y no con eufemismos que los conviertan en cómplices de un pasado doloroso”.

“Los generales que estos días expresaron su mentalidad golpista, que avalaron con sus fallos de los Tribunales de Honor los gravísimos delitos de Gavazzo, Silveira y Maurente, no deben bajo ningún concepto integrar ni, menos aun, conducir las Fuerzas Armadas. Pero nuevamente el Senado no estuvo a la altura de lo que la república exige. Tampoco compartimos y lo dijimos en su momento, la poca transparencia que tuvo este proceso por parte de todos los implicados, incluida Presidencia. Nunca avalaremos ni justificaremos los pactos silenciosos y la poca decisión política con que se han movido todos los partidos que se han sucedido en el gobierno. Pero esto no justifica proteger a los militares artífices de este veredicto”, aseguraron.

Consultado por la diaria, el senador del Frente Amplio Marcos Otheguy dijo que el reclamo de los familiares es de los más justos que hay en la sociedad. En la discusión parlamentaria “dije que hay una deuda con la verdad y la justicia, y todos los partidos políticos tenemos algún nivel de responsabilidad”, aunque “unos son más que otros”. Para Otheguy, tienen más responsabilidad “los que votaron la ley de impunidad y los que no hicieron absolutamente nada por vehiculizar las investigaciones”.

Aseguró que los senadores de la oposición no tienen “honestidad intelectual” y opinó que lo que primó fue “cobrarles una deuda al presidente [Tabaré Vázuquez] y al gobierno”. “No hubo argumentos sólidos para no votar; el argumento a favor era muy contundente, hubo una impronta electoral en el debate. No estábamos discutiendo si el presidente o el secretario de Presidencia [Miguel Ángel Toma] hicieron bien o mal; eso se va a dilucidar en la Justicia. Lo que se discutía era la violación de una norma por parte de los generales, y eso era transparente”. Afirmó que lo que debían resolver era si los militares violaron el artículo 77 del reglamento de los Tribunales de Honor militares. Este artículo dice: “Cuando el Tribunal de Honor intervenga en cualquier asunto en el que exista la presunción de un delito, común o militar, su presidente comunicará de inmediato al superior que corresponda, suspendiendo las actuaciones del tribunal hasta tanto el superior se pronuncie”.

Por otra parte, el precandidato del Partido Nacional Luis Lacalle Pou defendió la decisión de los senadores de su partido. En diálogo con Telemundo dijo que la responsabilidad la tiene el presidente, porque incluso el ex ministro de Defensa Nacional Jorge Menéndez había dicho que avisó a Presidencia sobre el contenido del fallo.

La Diaria


Oposición rechazó el pase a retiro de militares que juzgaron a Gavazzo

El pedido de venia del Poder Ejecutivo para el retiro de los generales Claudio Romano, Carlos Sequeira, Alejandro Salaberry y Gustavo Fajardo, se basó en que al tomar conocimiento de las declaraciones de Gavazzo omitieron cumplir con el artículo 77 del reglamento de los Tribunales de Honor, que ordena informar a sus superiores.

El presidente Tabaré Vázquez envió el pedido el día que destituyó al comandante en jefe del Ejército José González, al ministro de Defensa Jorge Menéndez y el subsecretario Daniel Montiel.

La decisión de Vázquez se dio luego de conocerse en una nota del periodista Leonardo Haberkorn, publicada por El Observador, que José Gavazzo había confesado crímenes de lesa humanidad en su declaración ante el tribunal de honor militar y que estas confesiones no habían sido enviadas a la Justicia.

El pedido necesitaba tres quintos del total de votos de la cámara y solo tuvo los votos de los senadores del Frente Amplio.

El senador blanco Javier García dijo que lo está en juego es la actuación de la Presidencia de la República.

“Nadie en el Uruguay, salvo que le falte el respeto al presidente de la República y considere que es un irresponsable, puede llegar a sostener con un mínimo de raciocinio que el presidente de la República no leyó las actas. Las leyó pero no le importó. Lo que le importaba era las últimas ocho páginas. Todo el resto lo firmó, lo hizo suyo”, señaló.

Rafael Michelini, del Frente Amplio, le contestó que no sabía qué prueba tenía García de lo que estaba diciendo. “Sí firmó los fallos del Tribunal de Honor y cuando toma conciencia de las actas actúa a favor de luchar contra la impunidad”, dijo.

Para Michelini no importa para el caso de la destitución si Vázquez se equivocó. “¿Nosotros como senadores podemos dejar que sigan vistiendo el uniforme militar aquellos que no pusieron en el informe y en el fallo del tribunal de honor crímenes aberrantes? Se los pregunto porque no se trata de Vázquez, no se trata del presidente, no se trata de una persona maravillosa como fue Menéndez. Se trata de lo que hacemos nosotros en la historia. ¿Ese es el Ejército que queremos? ¿Ese es el uniforme que van a vestir?”, preguntó.

Para el senador del Partido Independiente, Pablo Mieres, sí se trata del presidente porque envió al Parlamento un pedido de venia por otro motivo.

“¿Qué hacemos con el presidente que en vez de mandar un pedido de venia por el fundamento real que es el fallo, le busca una maniobra reglamentaria falsa porque no puede sostener? Si lo fundamra realmente en lo que debe fundarlo yo lo votaría con las dos manos. Pero claro, no lo hace. El presidente firmó, avaló esa barbaria”, dijo Mieres.

El colorado Pedro Bordaberry dijo que el presidente decidió sancionar a los más bajos en el escalafón e ignoró los errores del secretario de presidencia Miguel Ángel Toma.

Producción: José Benítez.

180


Comunicado Madres y Familiares de Uruguayos Detenidos – Desaparecidos

CONVOCATORIA 24A. MARCHA DEL SILENCIO

Este próximo lunes 20 de mayo, realizaremos, como todos los años la Marcha del Silencio.

Ese día, marcado por los asesinatos de Michelini, Gutiérrez Ruiz, Whitelow y Barredo y por la desaparición de Manuel Liberoff, es por sobre todas las cosas un abrazo a todos nuestros desaparecidos.

Es una cálida demostración de solidaridad con quienes sufrieron y aún sufren las consecuencias de la barbarie del Terrorismo de Estado; y particularmente con la lucha de las madres que buscaron a sus hijos y los siguen buscando.

Expresa el repudio más enérgico a las atrocidades cometidas, tristemente reivindicadas no sólo por sus ejecutores sino también por los Generales y la Oficialidad actual, que no temen por su honor cobijando en sus filas tales elementos.

Constituye un no rotundo a las políticas de olvido. Nos recuerda que el crimen de la desaparición se sigue cometiendo hoy y representa una amenaza permanente para las nuevas generaciones que deben vivir libres y luchar por sus sueños sin esa carga. Por eso estas marchas son también un abrazo protector para nuestros jóvenes.

Ellos deben reflexionar sobre los horrores vividos, porque para decidir qué país quieren, qué deben rechazar o exigir, deben conocer la verdad y tener las garantías para poder expresarse.

Las Marchas del Silencio expresan la voluntad de miles de ciudadanos a lo largo y ancho de nuestro país, que no quieren que esta historia se repita. ¡Nunca más dictadura ni Terrorismo de Estado!

Por eso lamentamos hondamente tener que denunciar a los senadores que pusieron sus rencillas electorales por encima de lo que su investidura les reclama, que es la defensa de la institucionalidad democrática con acciones y expresiones que la fortalezcan y no con eufemismos que los conviertan en cómplices de un pasado doloroso.

Los generales que estos días expresaron su mentalidad golpista, que avalaron con sus fallos de los Tribunales de Honor, los gravísimos delitos de Gavazzo, Silveira y Maurente, no deben bajo ningún concepto integrar y menos aún conducir las Fuerzas Armadas. Pero, nuevamente el Senado no estuvo a la altura de lo que la República exige.

Tampoco compartimos y lo dijimos en su momento, la poca transparencia que tuvo este proceso por parte de todos los implicados, incluida la Presidencia. Nunca avalaremos ni justificaremos los pactos silenciosos y la poca decisión política con que se han movido todos los partidos que se han sucedido en el gobierno. Pero esto no justifica proteger a los militares artífices de este veredicto.

Es muy grave el mensaje dado por el Senado.

Esos mismos senadores que se llenan la boca diciendo que quieren terminar con los delitos, ¿qué nos ofrecen con esta votación? Humillación, vergüenza y más impunidad.

Queremos un Estado que genere garantías y no amenazas.

Un gobierno que las materialice con Verdad y Justicia.

Con investigación y esclarecimiento de los delitos del Estado, como la base sólida en la que se asiente la democracia.

A los 3 partidos que se alternaron desde el 85 a la fecha les cabe la responsabilidad de mantener intocada la formación de las Fuerzas Armadas, en una doctrina golpista y una soberbia mesiánica, colocándose además como una institución por encima y por fuera de nuestro orden democrático. Sin sentirse obligados a subordinación alguna a los Poderes del Estado.

Como dijimos el 1 de mayo: No queremos éstas Fuerzas Armadas, ni la impunidad de sus crímenes. Queremos garantías para una democracia plena.

LOS INVITAMOS A EXIGIRLAS JUNTOS ESTE 20 DE MAYO a las 19 hs., Rivera y Jackson.

24 Marcha del Silencio

¡¡¡Que nos digan dónde están!!!!

Contra la impunidad de ayer y hoy

Madres y Familiares de Uruguayos Detenidos Desaparecidos

Desaparecidos


VOLVER